Y la tierra se volvió a humedecer

Humedecer
La tierra se volvió a humedecer FOTO: WEB
- en Opinión

Édgar Landa Hernández / Lunes por la mañana y la lluvia de forma elocuente cubrió parte del asfalto.

Tiempo propicio para deleitarse de la bebida odorífica que entibia el ser.

Y llegan los recuerdos, imágenes que se pasean instantáneamente en la mente como un film cinematográfico, personajes que han prevalecido a lo largo del tiempo y otros más, que únicamente pasaron como sombra y desparecieron de la misma forma.

Y Mientras tanto observo a través de la ventana, casi cubierta por los rastros de gotas que salpicaron con su rudeza el cristal, quedando inertes y deslizándose hasta perderse en las comisuras de las paredes.

Sintonizo una estación de radio, y vuelvo a escuchar aquella melodía que en mis tiempos de adolescencia era parte del acervo musical de mis días, de mis sueños.

El intérprete, el cantautor argentino  llamado “Piero”

Y tarareo la canción al compás de la música que sirve de marco en esta fría pero agradable mañana.

“No te vayas por favor
Tengo tanto que contarte
Me fui creciendo en la luna
En el zaguán de mi calle

Cuando respiro el otoño
Y tengo a abril en la piel
Guardo los años, y extraño
Te extraño, te extraño”

Para un servidor, la lluvia ha sido un factor determinante para sacar a relucir la sensibilidad, es a través de los cambios climatológicos, los cuales me sirven de cierta forma de alivio para poder expulsar de mi ser lo que me aqueja, lo que me hace contrapeso en mi vida, y así lo tomo; como un mero intermedio para después volver a resurgir cada vez más fuerte.

La lluvia es un estímulo que dispersa la diversidad de sentires que revolotean en un corazón que ama vivir. Llego a conocer la soledad de una manera tal, como una simple invitada,  para posteriormente darle las gracias y decirle adiós.

La inesperada lluvia se desvanece entre amarillentos rayos de sol haciéndola olvidar todo, ¡hasta mis desventuras! para continuar en la ruta de llegar a la última curvatura del arcoíris de mi existir.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.