SNTE, STFRM, STPRM, ¿se podrán democratizar?

Juan Díaz de la Torre, líder del SNTE; Víctor Flores Morales, líder del STFRM; Carlos Romero Deschamps, líder del STPRM FOTO: ESPECIAL

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador sabe muy bien que debe cumplir su palabra al señalar que será muy respetuoso de la autonomía sindical. Sin embargo, en estos momentos es el hombre más informado de la nación azteca y conoce muy bien cómo se las gastan los líderes sindicales, conoce muy bien el pútrido olor de la corrupción que llevan por donde se paren los representantes de miles de obreros, ferrocarrileros, maestros y petroleros. Sin añadir otros que también comienzan a levantar sus voces.

La ola democrática que trajo su arrollador triunfo ha contagiado a las bases sindicales, que en estos momentos están exigiendo una verdadera democratización de los sindicatos más grandes del país. Los petroleros quieren la cabeza de Romero Deschamps, los ferrocarrileros ya no toleran a Víctor Flores Morales y los maestros no baja de traidor a Juan Díaz de la Torre. Y es que estos monolíticos y sempiternos líderes tienen sus propias tretas para seguir en el poder, un poder que los ha enriquecido a costillas de los trabajadores.

Por ejemplo, en el SNTE cada vez que se renueva el Comité Ejecutivo Nacional, o se elige a un nuevo secretario seccional, sabe que sus estatutos están hechos a su modo. La clave es contar con delegados empinados y afines. Estos son seleccionados de los diversos centros de trabajo, que se identifican con la cúpula del poder sentista.

Por eso ganan, porque ya están maiceados y adoctrinados con promesas falsas. Lo cierto es que las bases ya están pidiendo que el voto sea universal y que todos los maestros puedan elegir a su propio secretario seccional. Ya se verá más adelante cuál es el destino que les depara a estas instituciones sindicales, que durante años han sido apéndices del poder en turno.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.