Forjando el pensamiento

Pensamiento
Forjando el pensamiento FOTO: WEB
- en Opinión

Édgar Landa Hernández / Entre tumultos de pensamientos prosigo en medio de trifulcas y atolondrados menesteres en torno a mis letras. Me detengo en instantes y apenas me quedo quieto, escuchando breve el resuello de mi caja torácica.

Siempre me asalta la vacilación y me aqueja la incertidumbre, ¿Por qué entre más se tiene se olvida nuestro origen, de lo que no se tiene y hace falta? Y no me refiero a lo material sino a lo que en verdad se siente, a lo frágil, pero que se convierte en lo más rígido, más duro diría yo de una forma generosa.

El ser espiritual se ha convertido en tan solo una utopía, atrapados en un mundo globalizado apenas somos lo que tenemos, cuánto tienes, cuánto vales. Y si se pudiera detener el tiempo y echar un breve vistazo alrededor entenderíamos que todos somos una enredadera que hacemos posible este bello mundo que poco a poco fenece a causa del egoísmo y la discrepancia de pensamientos.

Se venera al fuerte y se desprecia al manso, al que no tiene ni siquiera para dar las gracias, el que se ha quedado mudo por ser del montón, de los que apestan y solo son el bulto para un conteo reverencial. Si tan solo nos viéramos de igual manera, jugar de una manera en la que todos ganáramos sería otra cosa.

Y mientras tanto, alterno en el universo de signos y puntos que nutren gran parte de mi ser, ¡apenas despeinando mis desvelos y desvistiendo los anhelos que conmigo llegan!.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.