Fisculín, el amparado

Fisculín
Luis Ángel Bravo Contreras (Fisculín) / Foto: Proceso

Ha escuchado usted el refrán «el miedo no anda en burro», bueno pues, éste significa que el miedo es más rápido y por eso no andará en burro que es lento; las personas miedosas siempre reaccionan muy rápido, salen huyendo a la primera. Ese es el caso del exfiscal Luis Bravo Contreras, mejor conocido como el Fisculín.

Resulta que el exfiscal de Veracruz en el gobierno de Javier Duarte, promovió una demanda de amparo con la que busca anular la orden de aprehensión y la ficha roja de localización de Interpol girada en su contra por su presunta responsabilidad en el delito de desaparición forzada.

Se tiene conocimiento que la demanda fue promovida desde la semana pasada en el Juzgado Quinto de Distrito en Materia de Amparo Penal con sede en Ciudad de México, y es en contra de la orden de aprehensión que obtuvo la Fiscalía General del Estado de Veracruz, así como de la ficha roja y la alerta migratoria que pesa sobre Bravo.

Por el momento, el odiado funcionario puede darse un respiro, ya que un juez le concedió un amparo provisional. Ya se verá en qué termina este proceso. Lo cierto es que pesan serias acusaciones contra un hombre que sabe mucho sobre las desapariciones forzosas de muchos veracruzanos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.