La ira

ira
Protesta Social FOTO: WEB
- en Opinión

Virginia Durán Campollo / Si la ven como una oportunidad, los políticos asimilarán el mensaje de la nación. La ira que mueve a los mexicanos, es más grande que cualquier promesa de campaña. Llegado al límite del hartazgo, la población se divide en dos vertientes: infringir un castigo o dar una oportunidad. La primera impera. Cansados de mentiras, inoperancia, corrupción, impunidad e inseguridad, principalmente, el dedo apuntará a un destino incierto. El movimiento se avizora telúrico y extremadamente caro, peligroso. Algunos lo ven claramente, otros continúan en su cerrazón. Si llega el aprendizaje, se economizará mucho;  habrá un  clima favorable; se respetará el voto y los mexicanos podrán respirar con un poco más de tranquilidad. Si vuelve la razón, mesura, comprensión, humildad de una mermada clase política nacional, visualizaremos otras condiciones. Lo contrario, será lo contrario. Un infierno de todos tan temido. Más sangre, sudor y lágrimas al extremo. Un pueblo tan explotado al grado de la miseria, no puede ser tratado así: de forma despiadada.

*** El registro puntual de las agresiones, ya es historia. Ahora vamos por la verdadera transformación. En este punto es vital, la participación ciudadana vigilante y coadyuvando con gobiernos responsables. Exigiendo y presionando con la ley en la mano, el cumplimiento de los deberes comprometidos. No se puede hablar de un México a la vanguardia, cuando sus funcionarios públicos son rémoras de una clase corrupta e insensible. No solo preocupa   la política, está la educación, la salud, el medio ambiente, los derechos humanos, la cultura, la contaminación y demás.  Suficientes  años de nulo aprendizaje, que tanto ha dañado en todos sentidos. No puede el erario con la inmensa carga de la burocracia, los sindicatos, diputados, senadores, magistrados convertidos en verdugos. Cobijados por los gobiernos en complicidad, han sido los carniceros.

*** “El colapso del estado mexicano es evidente en múltiples ámbitos, pues es incapaz de proporcionar seguridad pública, de invertir suficiente en infraestructura urbana e interurbana, de proveer servicios de salud a toda la población, mucho menos de calidad, es incapaz de proporcionar educación de calidad a todos quienes tienen derecho a ésta , e incapaz de procurar justicia para todos. Es pertinente comenzar preguntándole a los candidatos cuál es su visión del Estado mexicano para los próximos años: Estado proveedor o Estado garante, y en caso de que fuese el segundo, cómo sería la transición de la situación actual a esa nueva modalidad” en la reflexión de Jesús Reyes Heroles Hijo.

*** No se entiende por qué el gobierno federal priista, continua subiendo los precios a   servicios y productos  básicos. Es una inconciencia terrible, por  el gran desempleo y los salarios miserables- los más bajos del mundo- que rigen.

*** Por este medio, agradezco profundamente al Director General de Radio Televisión de Veracruz (TVMAS) Raúl Martínez Chávez, la entrevista que amablemente me realizó sobre mi trayectoria periodística y el libro “Retrato Hablado”.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá que tomar. Hasta la próxima.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.