Picazo meco y corriente

Picazo
Basilio Picazo Pérez FOTO: LOS EDITORES
- en Opinión

Antonio Trujillo y Perdomo / Pero qué asquerosa actitud del pelón diputadete local sedicente panista El Picañas, también conocido en los drenajes de la política como Basilio Picazo Pérez, chale con el ruco además de mamucas, ogt; hay pelones que tienen madre pero este ni tuvo tubo…no me odien, es que “hablo fuerte” como Pancho Pantera.

Como si tuviera un I.Q arriba de 150, como si de verdad fuera un representante popular, como si el puestecillo vergonzante de diputado le diera potestad sobre los demás humanos, el tipejo no es más que otra de las piltrafas legislativas estilo del recalcitrante  fideduartismo encaramadas en la soberbia, en la estulticia y en el pocamadrismo de caciquillos mañosos, no me espanta su lenguaje, me encabrona su actitud estúpida y su chipo pútrido contra trabajadores de medios de información mujeres y varones.

La simple ofensa a una mujer es suficiente para que al tipo se le revuelque en una zahúrda, y la grosería prodigada a una periodista es para que le rompan lo que le queda de progenitora, neta que al bato la merece con abundancia.

La obligación del reportero es preguntar y la del servidor público responder, son empleados mantenidos con el dinero del pueblo, de los impuestos y además en el caso del Picañas  pelón, es un “representante popular” de una comunidad, de un distrito, se supone es la voz entre el gobierno y los gobernados, el intercesor para lograr mejor distribución de beneficios, pero resultó que ese más que Basilio es vacilada convertida al panismo, pa´pinchis vergüenzas de los azulejos. ¿Cuándo lo expulsan? ¿Es de los que buscarán votos para Chiquiyunes y el Pollo Anaya en Veracruz? ja ja ja.

El interés público por conocer su versión acerca del comportamiento de su sobrino quien es presidente municipal de Coyutla, Jesús Antonio Picazo, hace totalmente válida la pregunta que le hizo la reportera –entre otros periodistas- Rosalinda Morales, el tema es la queja de la regidora de ese municipio Johana Leticia Álvarez Jiménez en el sentido de que es acosada para que firme las actas de Cabildo según la conveniencia  del sobrino del Basilio y en contra de los intereses del pueblo y que él como diputado del  VI Distrito podría tener una opinión en cualquier sentido.

Con la pregunta se hizo el ofendido este levantadedo tránsfuga del priismo  corrupto que lo encumbró, aún con los negros antecedentes que arrastra quien ahora se jacta de ser panista, paaa la maaaaaareeeeee con este prángana valeviagra, se vistió de honestidad republicana.

Muy machito se comportó en el recinto legislativo y llega a tal su nivel de soberbia y petulancia que ni siquiera es capaz de externar una disculpa en el “comunicado” que le redactaron sus corifeos para tratar de bajarle espuma al chocolate, sino que dice “verbalizó” inadecuadamente.

La mujer, madre, periodista y diputada panista, en ese orden, Marijose Gamboa sí midió el alcance de las palabrotas del cacique bueno para maldita la cosa, ji ji ji y en frase coloquial dijo, “ni para pedir disculpas” al calificar la gravedad de las palabras de un diputadete hacia una periodista.

Sí, Basilio es diputado por tres años, y después toda lo que le reste de miserable vida a él y su parentela será de vergüenza, si es que la conociera.

Ya desde hace tiempo la Ferral, profesional de la comunicación en la zona Papantla había padecido el repugnante trato del pelón Picazo, además de otros trabajadores de medios que por necesidad tuvieron que soportarlo. Neta que El Picañas es un peligro para Veracruz, de los que votan muchas estupideces.

Su nuevo partido, o sea el PAN de Pepe Mancha, ¿emitirá una disculpa a los periodistas ofendidos por el bajuno comportamiento de su miembro activo?   Lo dudo, pero habrá que ver, dijo un ciego.

Lo que no deja de ser cierto es que la Regidora, Johana Leticia al sentirse acosada por un componente de la familia del cacique que se sienten propietarios de la región del Totonacapan no dudó en quejarse y por ello al saberse los enjuagues en los que pretende meterla el sobrino del meco diputadete pos lo dio a conocer a los cuatro vientos.

Los Picazo se sienten paridos por Coatlicue, ¡aguas con esos batos! y el señor autoridá debe proteger con tocho morocho a la regidora –y a los periodistas también- porque esa banda ex priista es mala, muy mala manito. Neta.

GUIJARRO: En el Reclusorio Norte, con los “hornazos” de mota que inundan los pasillos del corredor de celdas de malandros, hornazos que se pega sin querer queriendo el presidiario Javis “N”, es lógico que diga y redacte tantas mafufadas, y ya encontró quién lo ha de consolar, es su nuevo amigo también preso, un chino cochino de wasap, Xueliang Huang.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.