Tremendo palo

Comunicación
La Suprema Corte de Justicia de la Nación quien resolvió que los Gobiernos no pueden clasificar como reservada la información sobre su gasto de comunicación social, reclamo que fue reclamado en su momento por el ahora gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares FOTO: SCJN
- en Opinión

Antonio Trujillo y Perdomo / Nada hay algo oculto que no aiga de descubrirse, más o menos por ái va la cuestión de las cosas y caminos de la vida, y la vida institucional de Veracruz no debía ser la excepción.

Si por capricho, estrategia, maña o porque se le hincharon los tompiates el Javis “N” ordenó durante su gobierno que se guardaran bajo siete llaves información privilegiada  de gastos, bisnes, igualas  y pagos efectuados por Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado, de los que se efectuaron durante su sexenio, de los que 8 millones de veracruzanos no quería nos enteráramos de pa ónde diablos se fue tanta lana,  pos resulta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le sambutió tremendo palo, neta, dijo que nel, que nanay, que no tiene por qué estar escondida esa información ya que “..atenta gravemente el Derecho Constitucional  de acceso a la información pública..”

¡Mécox!, con esta resolución hasta la nuca le tronó en el bote al preso mejor alimentado del Reclusorio Norte, al rubicundo mister Tochino que se muerde un güevo y no se alcanza el otro, el bato  que disque se había puesto en huelga de frutsis, tortas y gansitos ( de los de golosina) pero dado que por no deglutir comida  le empezaron  a pegar las menospausias, climatarios y vágidos pos le tuvo que entrar de nuevo a la guajalotas de bolillo con tamal por prescripción médica, ¡y vaya que le han hecho provechito! como se le observa en la foto que le mandó con dedicatoria a su jefe de prensa el tal cirogomezleyva.com.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que ningún Estado de la República de México, que quede claro, n i n g u n o se puede reservar, ni guardar, ni esconder en cajas de güevo, ni bajo el colchón de plumas de ganso (de los que vuelan), la información sobre los gastos que hacen los gobiernos para dar a conocer, difundir y propangadizar las actividades de gobierno en medios de información, tanto como los programas de gobierno y actividades en general de la vida institucional de los gobiernos. Nada de guardar y esconder nada.

Y nada menos que el Miyuli, el choleño de los labios sensuales fue quien le había solicitado a la SCJN que le concediera un amparo para que la disposición del sexenio priista pasado se echara pa´l caño, y así fue.

Así que ya se empezarán a conocer de los gastos que se hicieron en los años 2010 al 2013 y a quién se pagaron los bonches de billetes del erario público que el Javis “N” no quería se supieran y pos yo creo que parte de ellos son los que dio a conocer el sultán de tenis la comunicación social en su compadrecencia ante la Comisión que encabeza el bato del sombrerón que no se lo quita ni pa´dormir.

El Ministro, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena estableció que no se vale guardar los datos …de manera generalizada e indiscriminada de ningún tipo de información gubernamental…¡no cocol! palote pal Javis.

Palo, palo, palo, palobonito, paloeee, eh eh eh…bien cinchado el pancetas con su disposición de guardar los rastros de los megabisnes en la CGCS cuando despacharon con la cuchara grande ahí la madama Gina  y el pavo Silva, ¡van pa´trancas!

Por lo pronto y bajita la manopla el comunicador de los tenis azules soltó que durante el reinado sexenal del gordo y la flaca soltaron unos 13 mil 9 millones, 166 mil baros; creo que hasta redondearon con 43 centavos, en publicidad oficial, o presuntamente fue para ello, ya que morbosamente algunos compas de la flota piensan que algo fue pal sagrado chayotexcle mensual pa´que algunos criticones le bajaran espuma al chocolate y no criticaran lo que era obvio, un mal gobierno y pésima conducción del destino de las finanzas de Veracruz. Que buena parte de esta lanota se fue pa´los cuadernos de doble ralla y para editores de micha y micha, de los cultivadores de la milpa; mil pa´llá, mil pa´cá…..

Entre los comunicadores-empresarios  valedores de la Yina, el Pavo, el Octibio y la Chesty, se presupone y presumiblemente hubo buena repartición de los panes y los pescados del erario público, y esa es precisamente la información que no quería el gordo que se diera conocer al menos durante 83 años , je je je, pero ya se cayó el arbolito, onde dormía el pavorreal.

Lo que no deja de ser cierto es que el Glothón Gonzalitos se fue cabezón con unos 210 millones de baro, los Sánchez martinenses con 209 milloncejos de tlacos; la Telerisa nomás alcanzó 580 millones de bilimbiques y la Telazteca mil 231 millones de panchólares, ¡coño joder! y uno como pueda, con razón el Federico Buenrostro ponía sus mantas a cada rato reclamando lo suyo.

Pero pos el sultán  barbanegra de los tenis azules dice que por mientras en este bienio no hay bronca con los pedodiaristas que surten mameyazos un día sí y el otro también, que la libertad de expresión es la divisa del gobierno, que se está practicando un nuevo modelo de comunicación gubernamental con base en el respeto a la libertad de expresión y pos que se rompió el molde que utilizaban gobiernos anteriores al del Miyuli, onde desde Palacio de Gobierno pedían a empresarios de la comunicación  les dieran flit a comunicadores  incómodos o demasiado inquietos por saber y publicar verdades.

Lo que no deja de ser cierto es que si los periodistas publican verdades, se recuperará la credibilidad en ellos. Punto y hasta la vista beibis…

GUIJARRO:  ¿Quién programa música y canciones en Radio Más? Revoltijo infame. No es selección inteligente. ¿Qué criterio aplican? Si es que lo tienen.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.