Iván y sus sueños guajiros

Juzgados
Iván López Fernández
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

La consigna fue muy clara: Flavino Ríos no puede irse limpio. Si la denuncia por ayudar a la fuga de Javier Duarte no funcionó, entonces habrá que escarbar en los recursos que manejó, tanto en la SEV como en la Secretaría de Gobierno. *** Este miércoles, el nuevo verdugo de Miguel Ángel Yunes Linares, el titular del Orfis, Lorenzo Antonio Portilla, dio a conocer que presentó una nueva denuncia penal como consecuencia de las inconsistencias detectadas en la revisión de la Cuenta Pública 2016, en esta ocasión en contra de quienes resulten responsables en la Secretaría de Gobierno. *** El Orfis determinó la existencia de un presunto daño patrimonial en esa dependencia, que alcanzaría más de 237 millones de pesos. *** La denuncia fue presentada ante la Fiscalía General del Estado. Una buena parte del 2016 estuvo al frente de esa dependencia Flavino Ríos Alvarado, quien tras rendir protesta como gobernador interino fue relevado por Genaro Mejía de la Merced en el mes de octubre. *** Según la observación número FP-015/2016/004, menciona que se hicieron retiros de la cuenta bancaria número 0256806348, a nombre de la Secretaría de Gobierno en Banorte, pero nunca se presentó la comprobación correspondiente a su ejercicio y aplicación. *** “Se detectó que la citada cuenta bancaria no se encontraba registrada contablemente en la información financiera generada por la Secretaría de Gobierno al cierre del ejercicio 2016, reflejando movimientos de depósitos y retiros por el citado monto, que carecen del soporte documental que compruebe y justifique los ingresos obtenidos y las erogaciones efectuadas en esa cuenta”, explicó el Orfis.

* * *

Le apodaban “El Burro” y se hizo de cierto nombre a partir su designación como Contralor General del Estado, al inicio de la administración de Javier Duarte.

A partir de su “renuncia” al cargo, el 13 de octubre de 2013, Iván López Fernández se ha candidateado para todos los cargos públicos posibles, y ninguno ha conseguido.

En la segunda mitad del 2012 se daba como “segura” su llegada al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), sin embargo, en el mes de septiembre se dio la primera sorpresa: Fue seleccionado para ese cargo uno de sus subalternos, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, quien había ocupado las direcciones de Administración y Finanzas, y de Control y Evaluación en la Contraloría estatal.

Es una posición de Iván”, dijeron muchos. “Desde la Contraloría controlará ambos organismos”, aseguraban.

No sólo no fue así, sino que un año después “El Burro” tuvo que dejar su cargo.

Muchas son las leyendas que se han difundido sobre las razones de su salida. Se ha hablado de sus múltiples y lucrativos negocios al amparo de la Contraloría, de sus diferencias con colaboradores muy cercanos a Javier Duarte, y de su extraordinaria afición al alcohol.

Al final un poco de todo eso, y más, provocó que se fuera a la banca.

En 2015 intentó ser candidato a la diputación federal y no lo consiguió; al año siguiente buscó la curul local, y tampoco se la dieron. Este año pretendió ser alcalde de Emiliano Zapata y tras el rechazo de los partidos políticos, la buscó por la vía independiente, pero quedó lejos, muy lejos de los verdaderos contendientes, los candidatos de Morena, de la alianza PAN-PRD y de la alianza PRI-PVEM.

Apenas se dio a conocer que la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló la elección en ese municipio, de inmediato Iván López reunió a su equipo y les avisó que se le abría “una nueva oportunidad”.

Todo parece indicar que ya no volverá a intentar la conquista de la alcaldía de Emiliano Zapata, pues este miércoles se dio a conocer que fue el cuarto aspirante en registrarse para ocupar el cargo de titular de la Auditoría Superior de la Federación. Antes que él lo habían hecho Raúl Sánchez Kobashi, Alberto González Hernández y Roberto Mazón Salgado.

En la ciudad de México de inmediato repararon en su curriculum y en que estuvo al frente de la Contraloría de Veracruz la primera mitad de la administración de Javier Duarte.

Ningún aspirante con el perfil de López Fernández tendría autoridad moral para dirigir la Auditoría”, expresó la diputada Claudia Corichi, secretaria de la Comisión de Vigilancia.

Iván López Fernández tiene aún asuntos por aclarar con la Fiscalía de Veracruz y con la PGR. Es muy probable que logre solventarlas y que conserve su libertad, pero su plumaje no es de esos que pasan el pantano y no se manchan. El estigma del duartismo lo seguirá toda su vida.

No debe preocuparle mucho, pues dicen los que de esto saben, que fue muy ahorrador en su paso por la función pública y de hambre no se muere. Los cargos que está buscando, son más bien para alimentar su ego.

* * *

Epílogo.

Dos instrucciones para la Secretaría de Salud, de parte del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) La dependencia estatal deberá informar si existe información sobre contratos, convenios, licitaciones, compras y/o adjudicaciones que haya otorgado entre 2011 y el 24 de julio de 2017 a la empresa Droguería y Farmacias El Globo, y a Farmacias Genéricas o Farmacia de Genéricos. La Secretaría de Salud pretendió evadir su responsabilidad y no realizó una búsqueda exhaustiva de la información solicitada. Además, a la misma dependencia se le ordenó proporcionar los contratos por los que se adquirieron diversos insumos médicos en 2015, señalando la fuente exacta, el lugar y la forma en que se pueden consultar, reproducir u obtener. El IVAI le recriminó a la Secretaría de Salud que como respuesta al solicitante lo haya remitido al portal de transparencia. “No se puede dar por satisfecha la petición cuando el sujeto obligado remite a su portal de transparencia o la totalidad de la información con la que cuenta, mucho menos cuando no se tenga un buscador temático que facilite su búsqueda, tal y como lo dispone la ley de la materia”, explicó el IVAI. *** Para el discurso optimista del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esta semana sus colaboradores habrán conseguido “reducir en forma considerable” la incidencia delictiva. ¡Claro! Sería terrible que se mantuvieran las cifras de ejecuciones del mal llamado “Buen Fin”. *** Por lo pronto, ahí está el caso del cuerpo sin vida de un hombre encontrado en el kilómetro 12 de la carretera federal Córdoba-Veracruz, a la altura del libramiento a Yanga. El cadáver había sido desmembrado y distribuido en varias bolsas negras; la cabeza quedó expuesta, junto con una cartulina que contenía un mensaje. *** Y en Misantla, la mañana del miércoles fue encontrado un cadáver, en la comunidad Paso Blanco. Junto al cuerpo fueron encontrados varios casquillos de bala y el cadáver mostraba huelas de heridas causadas con un machete. *** En Mata Tenatito, municipio de Omealca, se reportó una balacera cerca del mediodía del miércoles. Se reporta que fue baleada la fachada de la casa de Abel Blanco, sobrino del dirigente de la Unión de Cañeros CNC del ingenio La Providencia, Adán Blanco Villagómez. Los ocupantes de la vivienda repelieron el ataque, y los agresores se dieron a la fuga. No se reportan heridos, pero se provocó pánico en toda la población. *** La buena noticia nos la dio el propio Miguel Ángel Yunes Linares, pues asegura que como ya vivimos en “otro Veracruz”, a partir del próximo año llegarán “inversionistas de alto rango” a gastar sus centavos en esta bella y pacífica entidad. *** ¿Cómo ven?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.