El AB.Z hotelero

Pinches
El exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER
- en Opinión

Antonio Trujillo y Perdomo / Pa´su recontramecha, neta que es un auténtico nopal nacional el sir Bermúdez “N”, cada mes le encuentran más propiedades al bato, está re´podrido en lana presuntamente robada a  8 millones de veracruzanos, y el cinicón todavía anda diciendo que tocho ha sido producto de sus chambitas como cargamaletas del  Sergei Maya Alemán, de güarro de  don Nauyaco de las patitas descalzas y de soplanucas y machacapiña del presidiario Javis “N”. Neta que el tipo no tuvo llenadera, pero qué re´bueno que se le indigestó y sigue vomitando, leeero leeero.

Su carnal Miguel Ángel Bermúdez junto con su prestanombres y tapadera favorito – su socio en 17 empresas fantasmagóricas- el tal Roberto Esquivel estarían súper metidos en el negocio de la hotelería de alto pedorraje, obviamente ambos dos solo serían cancerberos cuidando el negocio que se le atragantó al sir Bermúdez “N” porque tiene que estar encerrado calentando cemento en Pacho Viejo, y pareciera tardará en salir.

En toda una megachambototota reporteril de Eje Central, con el crédito pal Yair Ávalos, “Cómplices de Duarte: corrupción de 5 estrellas” se encuera al que hace 15 años fuera un burócrata payasón y cremoso, experto agarramajes, quesque motociclista, tirador –de balas-, piloto, militar, contador, licenciado ji ji ji, mandadero, chichifo y encerador de carros, ahh y soldado-policía universal, el tal sir Bermúdez “N”, lo muestran como un habilón marca Acme, por cierto quien lo trajo a Veracruz fue Alex Montano   en el sexenio de Miguelito Alemán. Al pasar unos añejos y con el poder sin límite que le confirió el entonces priista gobernador, el  señor Tochino “N” en su sexenio depredador, pos el bato llenó cajas y cajas de güevo con fajos y pacas de billuyos de a quiniela al grado de formar una empresa constructora y administradora de hoteles de 5 estrellas y gran turismo, aahhhh bruuuutoooooo.

¿De dónde sacaría tanta lana el preso que, cuentan algunos custodios de pachoca, gimotea y chilla por los rincones de su celda? Chambiando honestamente, ¡ni madres! posiblemente la fortuna  es producto de haberle pegado al peligro durante dos sexenios, neta. Y/o haberse asociado con la maña para servir de lavadero, protector, transportador, escoltador y otras cosillas por el estilo, se le da al bato.

En la chamba periodística del Yair, se menciona que los hoteles The Artisan como propietarios de origen son su carnal Miguel y su socio Roberto, quienes podrían estar vinculados con un grupo de la maña  del estado de Jalisco, uy uy uy, y pos de mientras ya tenían jalando los hotelucos de Chachalacas, en Veracruz y uno de Playa del Carmen Q.R, (aunque ya le resultó otro en Playa) donde alquilan los cuartos en uno 7 mil 500 baritos por noche, lo que gana un poli de SSP al mes, nooooo si les digo.

Pero no son hotelillos de media hora y rompe y rasga sino de regular pa´rriba, y son los demás que funcionan en el país de esa misma empresa, asociada con otra de nombre Berck quienes a su vez cedieron derechos a Operadora de Servicios Turísticos GCM onde manejan los concectos, performan y temáticas:  Senses, Jádu, (¿Javier Duarte?) Heritage y Elements; pa´su renta, pa´que vayan y cuenten. ¡Qué sofisticado salió el naquichilango!

A unos meses de que al panchudo AB.Z “N”lo obligaran a renunciar desde Los Pinos a la SSP, en Mayo de 2016, The Artisan anunció la inversión de 20 millones de dólares más para expandir el negocio y abrir otras 6 cuarterías de pipa, guante y esmokin. Dos Jádu: uno en Ensenada, Baja California y otro en San Miguel Allende Guanajuato; un Senses: en Los Cabos, Baja California; y tres Elements: uno en Naolinco, Veracruz, otro en Tulum Q.R. y un tercero en Xpu Ha, Q.R. de que había lana, había pa´aventar pa´rriba.

A la empresa hotelera The Artisan  (Art. ¿Arturo?) hay pistas que la vinculan de volada con la maña, esa empresa la habrían iniciado a nombre de Nora Adriana Sotelo García del grupo Berck (Ber.¿Bermúdez?) poniendo como propietarios a su brody Miguel y a su socio Roberto. Este tal Roberto es el proveedor en el gobierno de JDO que pretendía cobrar en el bienio de Miyuli facturas por 71 millones, 747 mil, 852 pesos con 20 centavos, no es choro toluqueño, es neto el dato.

Y faltaría –digo yo- también por saberse algodón de azúcar sobre la investigación si aparecerán los nombres: Gerardo Bermúdez González, sobrino incómodo del Art, regenteador de Transportes Berzua (Ber –múdez-, zu –rita-, a-arturo-) porque se antoja que  hay mucho de chocolate y caliente en ese rubro, sin olvidar  tampoco, ¡coño por favor!, a un tal Chuchín Murillo Rodri. O quizá aparezcan los de Chofi Lisbeth a quien la Federación le negó amparo; o quizá al mentecato Pin Pon, alias el Alan Romahan Mendoza, máaaaaaas embarrados los batos que un pintor de brocha gorda. Pufffffff.

Lo que no deja de ser cierto es que la asociación de las empresas constituidas por el Bermu “N” probablemente estarían bien ligadas con grupos organizados de mala maña y que sin embargo se sabe los negocios siguen operando sin bronca alguna, vayaaaa vayaaaaa  pinpón, no obstante estar el tipo sujeto a juicio por enriquecimiento ilícito y otras cosillas. ¡Qué pedal!, o ¿saco mi bicicleta?

GUIJARRO: Ya no hay respeto, mientras el Fiscal vigilaba por el Mercado de Pescadería, a unas cuadras en Lafragua frente al AU, se daba un levantón. Ya no hay respeto.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.