En el PRI, simulación; en el PAN súper dedazo

PAN
PRI y PAN FOTO: WEB
- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / Quién sabe que es peor, si la simulación del PRI, práctica de alguna forma ya naturalizada en el sistema político mexicano, o el resuelto priismo en el que ha caído el PAN.

En el partido tricolor simulan, por ejemplo, que eligen a sus candidatos, el más significativo el presidencial, cuando para nadie es un secreto que quien lo designa en forma directa y fulminante es el presidente de la república en turno.

Ahora mismo se da por hecho que Enrique Peña Nieto decidió ya que el candidato del PRI, sin ser militante priista, será el todavía Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, y que tiene definido ya quien será su abanderado a la gubernatura de Veracruz.

En su Consejo Político del viernes pasado, el PRI despejó el último obstáculo para allanar la postulación de Meade: suprimió en la redacción del artículo 90 de su Reglamento la obligación a simpatizantes que aspiren a ser candidatos de convertirse en militantes partidistas. Con ello el titular de Hacienda ya no tiene ningún impedimento para abanderar al tricolor.

Antes había modificado ya el artículo 89 del Reglamento para la Elección de Dirigentes y Postulación de Candidaturas para permitir que los externos o simpatizantes también pudieran aspirar a la candidatura a la Presidencia de la República, lo que hasta entonces sólo se permitía para legisladores, Gobernadores y Jefe de Gobierno.

De los cuatro precandidatos a la Presidencia de la República que hay oficialmente en el PRI (los otros tres son Miguel Ángel Osorio Chong, José Narro Robles y Aurelio Nuño Mayer), sólo José Antonio Meade es “simpatizante”.

Con la quita de candados, pues, la dedicatoria ha sido muy evidente.

Panistas adoptan método priista

Los panistas en el Estado fueron una verdadera opción democrática hasta antes de estar “secuestrada” la dirigencia estatal, como afirman los de cepa, los de verdadera sangre azul, que está.

El viernes pasado también, la Comisión Permanente Estatal optó por hacer a un lado la elección de candidatos a través del voto de sus consejeros, o sea, mediante elección interna, al aprobar el método del dedazo, como en el PRI.

Ahora resulta que están peor que los tricolores, porque al menos estos maquillan su dedazo con su “convención de delegados”, en la que militantes afines a las cúpulas “eligen” en “votación económica” (alzando todos los brazos y manos sin que nadie cuente y enseguida el del micrófono proclamando: ¡aprobado!) a sus abanderados.

El viernes, decía, la Comisión Permanente Estatal panista autorizó solicitar a la Comisión Permanente Nacional que apruebe el método de “designación” (súper dedazo y además fulminante) para seleccionar a sus candidatos a senadores así como a diputados locales y federales. En realidad sólo fue para cubrir las formas porque ese día la Comisión Permanente Nacional ya tenía decidido hacerlo así.

Lo curioso es que para nada aludieron al proceso para elegir candidato a gobernador, acaso porque ellos sirven sólo de comparsa pues desde que ganó la gubernatura Miguel Ángel Yunes Linares tenía decidido ya que el próximo candidato sería su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, quien desde hace ya varias semanas anda en plena campaña por todo el Estado.

Tratando de justificar lo injustificable

El dirigente estatal panista, José de Jesús “Pepe” Mancha Alarcón, trató de justificar la adopción del método priista. Dijo, por ejemplo, que el método “no es arbitrario” “sino que está basado, fundado en encuestas que se van a realizar en cada uno de los distritos, en el caso de los diputados locales y federales”.

Agregó que: “Por cuanto al Senado, la encuesta se aplicará en todo el estado y se consultará a los ciudadanos quién es el candidato que garantiza mayor competitividad para ir a la contienda”. Debió haber sido más cuidadoso con lo que dijo porque él mejor que nadie sabe que desde hace varios meses el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares decidió que el candidato sea Julen Rementería del Puerto. Pero, según el tuxpeño, la selección de candidatos aún no comienza pues el proceso se realizará el próximo año.

El dedazo saldrá del Palacio de Gobierno o de Boca del Río

El PAN, pues, están legitimando el dedazo al peor estilo del PRI. El dedazo del Palacio de Gobierno o el de Boca del Río, porque cuando es necesario, a los dirigentes estatales sólo los llaman para darle a conocer las listas de candidatos que ya decidieron el papá o el hijo (como en la elección pasada) y en respuesta sólo se limitan a decir “sí señor, sí señor”. Esa es ahora la democracia del PAN.

Recuerdo que la militancia blanquiazul se peleaba porque los eligieran consejeros, municipales, distritales o estatales, en forma ejemplarmente democrática; lo consideraban un privilegio y una distinción ya que, a su vez, esos consejeros eran quienes elegían a sus candidatos.

Ésa, que era una verdadera opción para los ciudadanos, en Veracruz se acabó. Será, qué duda cabe, el gobernador, como jefe político de todo el panismo, el que decida quiénes serán los candidatos, sin darle cuentas a nadie, al mejor estilo priista (no se olvide que nació como político y se formó en el priismo y que fue presidente del Comité Directivo Estatal tricolor).

En las redes sociales, tan pronto se supo la noticia del método panista, les llovieron las críticas. Por su parte, los panistas panistas, que creen tener méritos, saben ahora muy bien que si no están en el ánimo del gobernador o de su hijo han quedado ya eliminados en su aspiración a una candidatura.

Según mi punto de vista, esta decisión hará que muchos blanquiazules inconformes trabajen ahora con más empeño, bajo el agua, como lo están haciendo, por la candidatura independiente de Margarita Zavala y se abstengan de votar por sus compañeros de partido o de plano sufraguen por candidatos de otros partidos. No se descarte, para nada.

Se inconforman panistas; piden consulta a la base

La primera reacción pública de inconformidad surgió ya en Orizaba, que es junto con Córdoba una de las más importantes plazas panistas.

En una conferencia de prensa, los panistas Marco Antonio Nicolás Lara, Alejandro Vargas, Cristóbal Longinos, Carlos Mena, Emilio Cruz y Corro Rabasa y Rafael González  demandaron al dirigente estatal que se aplique la consulta a la base para elegir a sus candidatos.

Dijeron que en procesos pasados, la imposición de candidatos e ignorar a la militancia ha traído como consecuencia la falta de resultados en las filas de su partido, la desbandada y la omisión a la hora de votar. Dijeron que ese es el sentir de los miembros activos, los militantes y los simpatizantes en la región de Orizaba.

En el PRI desde siempre la imposición cobró naturalidad, pero en el PAN, acostumbrados a elegir en votación de consejeros a sus candidatos, el dedazo les puede traer malas consecuencias. Como seguramente no habrá marcha atrás, Margarita, el PRI y Morena deben estar más que felices.

Primeras mediciones: el PRI estaría repuntando

Hace seis meses Consulta Mitofsky viene realizando una encuesta en línea (Paneline) Rumbo al 2018 sobre los posibles candidatos presidenciales. En su momento me invitaron a ser panelista, por lo que mensualmente me encuestan y mensualmente me envían los resultados, que nos aclaran muy bien que esto último es un documento exclusivo para panelistas porque nos los remiten como adelanto antes de que la empresa los de a conocer en las redes sociales.

Por eso mismo, para no violar ninguna política de Mitofsky no puedo dar detalles antes de que los difunda la empresa. Lo único que diré es que el martes pasado nos dieron a conocer los resultados de septiembre donde midieron la aceptación del Presidente y la intención de voto por partidos y advierto que la posible alianza PRI-PVEM casi empató ya a Morena-PT, mientras que para esa fecha estaba a corta distancia del PAN-PRD-MC, prácticamente en el rango de un empate técnico.

Digo que posible porque hasta que no se hagan oficiales las alianzas no se pueden considerar definitivas, con el añadido, además, de que para esa fecha todavía no renunciaba Margarita Zavala al PAN, por lo que habrá que esperar la medición de octubre. Me llama la atención que luego de que en la pasada elección el PRI casi se hundió, se ha recuperado y repunta. Esperemos a que Mitofsky haga públicos los resultados para saber los detalles.

A nueve meses de las elecciones muchas cosas van a pasar, por lo que cualquier resultado debe tomarse como una medición temporal, que de todos modos es ya un indicativo de cómo empieza a pintar el panorama.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.