Tiene un pinchi corazón

Franklin
El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares FOTO: YOUTUBE
- en Opinión

Antonio Trujillo y Perdomo / Con la expresión viva de la palabra recia,  de la utilizada  en el  diálogo coloquial y cotidiano del pueblo, el choleño don Miyuli escuchó quejas al por mayor durante la gira que realizó por la zona Soledad de Doblado; Cardel, La Antigua;  Puente Nacional. Sin espantarse del lenguaje del pueblo veracruzano escuchó las cuitas y desvaríos de quienes tienen necesidad de utilizar el servicio del Seguro Popular, que está pa´llorar dicen algunos.

-¡No mames!, ¿para que  atiendas  a mi hijo quieres que lo muerda una víbora? No mames. Fue la frase que utilizó una mujer cardelense  al referirse al trato que recibió de parte del personal de una clínica para atención a derechohabientes del Seguro Popular que, precisamente no quiso atender un ataque de asma del hijo de la mujer, pues según el personal médico su caso no era de urgencia.

La indignación es comprensible pues aún que el servicio no es gratuito muchas veces los pacientes  tienen una atención deficiente y grosera,  es un problema auténtico  que la autoridad de salud debe atender, pero en serio,  ver cuánto es la calidad y calidez que se ofrece a la derechohabiencia, ponerse a trabajar, pues.

Ambulancias hechizas de una camioneta de batea con un camper, que se convierten en horno al calor de la región son el transporte para enfermos con necesidades de atención especializadas en Xalapa o Veracruz, y todo porque los dos gobiernos estatales anteriores no tuvieron madre para robarse los presupuestos, esa es otra de las realidades que enfrenta el gobierno estatal panperredista; tratar de remediar los males con los recursos que estén a su alcance, inclusive hasta con dádivas.

Y no es retórica, es la neta del planeta. Por ejemplo en el pueblo donde le enterraron el ombligo, o sea, en la cabecera municipal  Soledad de Doblado, prácticamente cinchó al alcalde de Boca del Rio, a Migue el Chikiyunes –quien le acompañó a la tierra de sus abuelos- lo cinchó pa´que  le entrara con una lana de su compensación mensual como preciso boqueño y al morro no le quedó otra más que pasar a formarse con 100 mil baros para la compra de una ambulancia equipada que cuesta 800 mil pesotes, con clima, café, chescos y servicio de güaifai.

Pero también tuvieron que entrarle de su cartera privada con 25 mil rublos  la diputada Vera Chavyaska, y otros, hasta el mismísimo ojiverde goberneytor le entró a Belem cantando con 100 mil morlacos de su bono de puntualidad y ayuda para despensa que le da mensualmente  el Manolo Muñoz en Palacio de Gobierno.

De coperacha se compra equipo médico ya que el cajón de monedas de Chazarillas el de Sefiplan no tiene lo suficiente para resarcir el huecote que dejó el ratatiú del Javis “N” líder de una banda de ladrones a los que defiende con cartitas desde el bote, donde está enchiquerado, Dios quiera por varios cientos de años.

Ante la impotencia, el dolor y las lágrimas  de un usuario del servicio médico a quien le niegan servicio por carecer de camas, medicamento y personal, ya que el presupuesto se lo robaron los entonces gobernadores  y sus gabinetes descaradamente priistas,  este es el panorama cierto en todo el estado de Veracruz donde se perjudicó a varias generaciones, a la raza solo le queda externar a manera de catarsis la palabra viva con coraje, impotencia y rencor la auténtica verba brava del pueblo. ¡Que no mamen!  Aunque la neta es que ya nos la dejaron Irineo los gobernadores priistas, ya nos saquearon los ogts. Ya no hay que volver a permitirlo.

¡Tiene usted un pinchi corazón así de grande! Le espetó la doña al Miyuli, el sentimiento hecho palabra le brotó espontáneo a la mujer vejada en alguna ocasión en su servicio médico, esa fue su forma de comunicar su agradecimiento por los beneficios que traerá a la región el hospital remozado. ¡Puro corazón! de melón melón melón, corazón

Lo que no deja de ser cierto es que ante las placeadas y baños de pueblo que se anda dando el junior de El Estero, fuera de su jurisdicción política administrativa que es Boca del Rio pos quien sabe cómo le vaya con sus ahorros; primero le tuvo que entrar con coche nuevo de paquete en el aniversario de la Acela, la dueña  del sindicato Setse,  y ora con otra lanota para la compra de una ambulancia para el pueblo de sus abuelos. Y todavía le faltan 211 municipios por recorrer, ¡coño¡ ya no van a dejar nada pa´la rosca de Reyes, no hay que ser pa´que no nos digan.

En la polaca y en el amor todo se vale, y si la aspiración legítima de Chikiyunes es lograr la candidatura  gubernamental panperredista pues entons, que siga regalando cosas útiles a la raza como la ambulancia o un carro para un mairo, esa es lana mejor aplicada y gastada  en lugar de convenios miones con empresarios de la información y comunicación que andan que revientan porque piden pan y no les dan, ni les dan un güeso para que se les atore en el pescuezo. Ni les darán, dijo Monchito.

GUIJARRO: Ramonpo está aplicando la misma asquerosa fórmula del Javis “N” al terminar su gestión de gobierno, comprometer el presupuesto próximo con aumentos al personal  a diestra y siniestra, eso es irresponsabilidad depredadora. ¿Quién le aconseja?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.