Del imbécil Fox, al cínico Fox; confiesa que apoyó a Peña Nieto

Fox
Vicente Fox Quesada FOTO: SOPITAS

En serio que Vicente Fox no tiene madre. Miren que salir a decir, con el cinismo que lo caracteriza, que en la pasada elección presidencial él brindó su apoyo al entonces candidato Enrique Peña Nieto y no a la candidata de su partido, Josefina Vázquez Mota. Fox se justifica al decir que Peña le prometió sacar adelante tres reformas, la educativa, fiscal y energética, reformas por cierto que no lograron levantar al país.

Vicente Fox, quien fue llevado a Los Pinos por los panistas, traicionó a su partido, y ahora viene muy orondo a decirlo. Y de paso, como ya se le hizo costumbre y obsesión, a irse con todo en contra de Andrés Manuel López Obrador, quien no puede ser presidente, a decir de Fox, porque es un líder mesiánico.

¿Y qué es Fox? Un imbécil que gobernó seis años, que nos engañó con un cambio que nunca llegó; un retrasado mental que tenía que tomar Prozac para poder mantenerse sobrio; un descastado que se dejó manipular por su mujer, una insulsa primera dama que entregó la presidencia a sus vástagos y a sus amigos; para terminar, Fox fue el que en su inutilidad, permitió la llegada de Felipe Calderón.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.