El “castigo” a Duarte

Duarte
Javier Duarte de Ochoa a su llegada al hangar del Ejército guatemalteco de La Aurora para ser extraditado a México FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

A la Universidad Veracruzana le urge una sacudida, necesita una mano firme que la conduzca hacia nuevos y mejores derroteros. *** La doctora Rocío Ojeda Callado es una de las aspirantes a la Rectoría de la UV y plantea eliminar la reelección de dicho cargo. Hasta hoy se permite que un rector cubra su ciclo de 4 años y pueda continuar por otros 4 años, si se impone en el proceso interno, que es lo que pretende Sara Ladrón de Guevara. *** Rocío Ojeda también plantea generar recursos para la universidad a través de la asesoría y vinculación con el sector empresarial; propone eliminar los tiempos muertos del MEIF (Modelo Educativo Integral y Flexible) a través de acuerdos con sindicatos y maestros para que modifiquen sus horarios en beneficio de los estudiantes. *** Sugiere descentralizar los procesos, pues actualmente las vicerrectorías son sólo oficinas administrativas y hay que dotarlas de mayores facultades. *** Considera urgente modernizar y adaptar los planes de estudio de varias licenciaturas para que sean acordes al campo laboral, dar seguimiento a los egresados, y diseñar estrategias que promuevan la educación continua y virtual. *** Explica que muchos académicos de la UV se niegan a jubilarse, pues en automático perderían los beneficios del servicio médico que ofrece la institución a los docentes en activo, por lo que plantea extender ese servicio a los jubilados. *** Dice que es necesario mejorar la infraestructura de los campus y plantea impulsar los logros de la Universidad y el talento de la comunidad. *** Son temas puntuales, que hablan de la necesidad de que la UV transite hacia los nuevos tiempos y responda a las actuales circunstancias de su entorno.

* * *

– ¡Hey! ¿Por qué no me invitan a la fiesta, si yo fui el de la idea?

Ese parece ser el reclamo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares al percatarse de que en el circo montado para transmitir la llegada de Javier Duarte, todos los reflectores están apuntando al indicado, pero también a la PGR, esto es, al gobierno federal.

Después de huir de la justicia durante muchos meses, hoy fue traído a México Javier Duarte. Hoy mismo, renovamos nuestra exigencia de que se haga justicia; le pedimos a la Procuraduría General de la República que actúe con toda severidad, que se le aplique una pena privativa de libertad de muchos años, que se mantenga en prisión. Pero también, que devuelva los miles de millones de pesos que se robaron él y su banda, y que mantienen hoy a Veracruz en la situación financiera más crítica de su historia”, expresó el gobernador Yunes Linares a través de un video.

La sed de venganza permanece intacta. Miguel Ángel Yunes Linares no sólo plantea que Javier Duarte dure mucho tiempo en prisión y que devuelva lo robado. En el encabezado del comunicado hecho circular la tarde del lunes, se puede leer: “El Gobernador Yunes exigió —en nombre de los veracruzanos— que Duarte sea castigado en prisión, y que él y su banda devuelvan los miles de millones de pesos que robaron”.

¿Qué “sea castigado en prisión”?

¿Esto sugiere que el deseo de Miguel Ángel Yunes Linares es que, una vez en la cárcel, Javier Duarte reciba un castigo adicional?

¿Está planteando un ataque a la integridad física del detenido?

No. Lo más probable es que el encargado de hacer ese brevísimo comunicado (el 90% corresponde a la transcripción de las palabras del gobernador) haya querido decir que Yunes Linares pide que “sea castigado CON prisión”. Es el problema de pedirle redactar un boletín a alguien que sólo aprendió a escribir 140 caracteres.

Javier Duarte llegó a México y se enfrenta ya a la Fiscalía de Veracruz y a la PGR a través de un reconocido despacho de abogados, Del Toro Carazo y Asociados.

Apenas en febrero del presente año la revista “Líderes” publicó una amplia entrevista del titular de este despacho, el abogado penalista Marco del Toro Carazo, del que presume: Nunca ha perdido una defensa.

El día que pierda una defensa penal no sé qué me va a pasar, voy a acabar con un psiquiatra o psicólogo. Cuando se analizan de fondo los asuntos y se tiene convicción, los resultados deben ser positivos. Yo confío en el sistema de la justicia de México y a la fecha ha funcionado, con grandes dificultades a veces, porque hay asuntos que tienen mayor grado de dificultad o connotaciones políticas, porque juegan factores distintos a los exclusivamente jurídicos”, explicó el abogado.

Marco del Toro es el mismo jurista que asumió la defensa de Elba Esther Gordillo, proceso en el que ha logrado demostrar la inocencia de su clienta en dos de los tres procesos que le inició la PGR.

La que fuera dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, fue detenida el 27 de febrero del 2013 en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Toluca. Marco Antonio del Toro dio a conocer que consiguió ya dos resoluciones de inocencia de las tres imputaciones por las que fue detenida. Las dos tenían que ver con señalamientos de evasión fiscal. Sigue la batalla legal por la tercera consignación, que la señala por lavado de dinero y delincuencia organizada, casualmente, los mismos cargos que le imputa la PGR a Duarte.

Aunque han pasado más de cuatro años desde su captura, especialistas en la materia sugieren que el juicio contra Javier Duarte será más breve, pues es una de las bondades del Nuevo Sistema Penal.

En opinión de Marco Antonio del Toro, las acusaciones en contra de Javier Duarte presentan “flaquezas impresionantes, desde un punto de vista jurídico”.

El abogado defensor argumenta que “no se acredita -ni acaso se intenta probar-, la existencia de una organización supuestamente delincuencial. Mucho menos que ésta actúe de manera permanente o reiterada, requisito sine qua non del delito ilegalmente atribuido al ex Gobernador Duarte de Ochoa”.

Todas las referencias de la defensa de Javier Duarte son respecto a las denuncias que presentó la PGR. Las del fuero común, como el propio inculpado lo dijo en Guatemala, son aún más endebles.

Quienes esperaban que, una vez en México, Javier Duarte se pusiera a hablar alegremente de los delitos que se le imputan y de sus supuestos acuerdos con los principales círculos políticos del país, se quedarán esperando. Él ya se declaró inocente y se mantendrá en esa línea, hasta que sus abogados lo pongan en libertad.

* * *

Epílogo.

Muy al estilo de su nuevo enemigo, Andrés Manuel López Obrador, con seguridad el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares habrá de desdeñar la denuncia que presentó en su contra el empresario y exregidor del PRI en Veracruz, Alfonso del Rayo, en la Fiscalía del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en el Distrito Oeste, de Austin, Texas. Alfonso del Rayo acusa a Yunes Linares de corrupción y abuso de autoridad. Para dar a conocer su denuncia, empleó recursos tecnológicos similares a los que suele utilizar Yunes Linares. Subió un par de videos en vivo, desde Periscope, en los que se le ve llegando a las oficinas donde presentó las querellas. ¿Cazador cazado? *** Mientras tanto, por acá, en territorio veracruzano, se sigue alimentando la “errónea percepción” de inseguridad y violencia. En Coatzacoalcos, la madrugada de este lunes fue hallado un cuerpo mutilado, a unas cuadras de la base del Mando Único policiaco. El cuerpo fragmentado fue tirado sobre la avenida Constitución, esquina con Pino Suárez de la colonia Benito Juárez. Hace apenas tres días se anunció en aquella ciudad el arranque del operativo “Cero Tolerancia”, que incluía el reforzamiento de los cuatro retenes instalados en las entradas y salidas del puerto. ¿Para qué sirve, entonces, ese operativo?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.