Beltrones y los Pepes

Ajuste
Manlio Fabio Beltrones
- en Opinión

Salvador Muñoz / A casi veinte días de que se dé la Asamblea Nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones le pone sabor al caldo y anticipa su participación para buscar la candidatura a la presidencia, dependiendo de los resultados que arroje el cónclave tricolor.

Manlio Fabio, en entrevista para Reforma, utiliza la metáfora del Taxi para el pasado inmediato y a la vez, cuidando de no repetir los errores que hubo con personas que no cumplieron con sus actos ni con el partido ni con la sociedad. Es decir, agarran al PRI como Taxi para trasladarse, “si se traslada a un delincuente, buscan al taxista y al taxi, no al delincuente”.

Aunque realmente lo interesante de la entrevista, es que para muchos, Manlio Fabio Beltrones veta a los Pepes. ¿Pepes? Sí, en plural.

II

Bueno, realmente el supuesto veto lo enfocaron para un Pepe: José Antonio Meade Kuribreña bajo estos enunciados de Beltrones cuando apuesta a dos puntos que deben tomarse en cuenta en la Asamblea del PRI, más allá de reglas o candados:

1.- Para qué queremos seguir gobernando: Se tiene que pensar en un proyecto a futuro para presentar no sólo a la militancia, sino a los mexicanos así como pensar que, en caso de triunfar, el  próximo gobierno mantenga lo correcto, conservarlo y lo malo, desecharlo… palabras más, palabras menos.

2 Con quién queremos seguir gobernando: Para Manlio, este punto es esencial con el respeto a las reglas del partido y no hacer con la Asamblea, trajes a la medida. Apuesta a que el candidato debe tener identidad partidaria, no con alguien que carezca de convicción partidaria o que ni siquiera la exprese. Asegura que el PRi tiene quiénes para sacar a un candidato, digámoslo así, 100 por ciento priísta y que conste, dice que no es autorretrato de Manlio.

III

Bueno… y si con estas palabras muchos suponen que veta a Pepe Toño, ¿cómo entonces veta a otros Pepes?

Pues basándonos en un mero “supositorio”, hagamos de cuenta que Manlio Fabio Beltrones se sale con la suya, apostando a la identidad y militancia priista, y deja fuera de la jugada a Pepe Toño Meade para la carrera del 2018… ¡ah! pues con esa acción, igual pone “out” a otro Pepe, José Ramón Narro Robles, a quienes algunos priístas no ven con malos ojos pero al igual que su tocayo, no tiene militancia tricolor. Y ya de refilón, no yendo Pepe Toño, y siempre basándonos en un “supositorio”, si el candidato a Los Pinos fuera el mismo Manlio Fabio, queda de manifiesto entonces quién no iría como candidato a la Gubernatura de Veracruz: Pepe Pancho Yunes Zorrilla.

IV

Una noticia buena para los pepistas… cuentan desde el Altiplano que José Antonio Meade no tarda en dejar la secretaría de Hacienda y en su lugar llegaría ¡otro Pepe! José Antonio González Anaya, actual titular de Pemex. ¿En dónde radica lo bueno de la noticia? Ah, pues para los agoreros de la política, esto pudiera significar varias cosas:

1.- El PRI estaría definiendo su candidato aun en contra de lo que diga Manlio Fabio Beltrones.

2.- El PRI estaría apostando por una figura ciudadana… aunque medio azulada.

3.- O de plano, sería una forma de ir tentándole el agua a los camotes para ver qué tanto puede causar empatía, ya no en la militancia, sino en el potencial elector la figura de Pepe Toño.

La otra posible causal de “buena nueva” pudiera ser que si Meade acaso fuera el candidato del PRI a la presidencia de la República, tendría voz y voto para elegir candidatos a la gubernatura ¿y entonces se imagina quién podría ser en Veracruz el ungido?

¡Claro! La otra noticia buena es que si así se dan las cosas, un veracruzano llegaría a cerrar el sexenio de Enrique Peña Nieto en materia de Hacienda.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.