Buscados y atrapados

Atrapados
10 detenidos en un operativo de la Policía Federal en Puebla, que se supone se encuentra los cuatro homicidas del comisario de la PF, Camilo Castagné FOTO: WEB
- en Opinión

Antonio Trujillo y Perdomo / Dijeron muchos y al por mayor que la onda esa de ofrecer recompensa de un millón de baro por cada uno  de los malandros que le dieron piso a los elementos de la Policía Federal en la coctelería La Bamba de Cardel, que era onda chafa, que parecía cartel del oeste gabacho o de película de Yon Güeyn, pero aiga sido como aiga sido los batos ya cayeron cuando taban tragando camote en Puebla.

Clarines que ya estaban bañaditos y hasta se quitaron la barba, andaban  cotorreando con otros miembros de su banda y chance celebrando que les dieron pa´bajo a los compas federales, quienes por cierto extrañamente se confiaron demasiado en una zona caliente como lo es Cardel, muy raro.

Un melón de baro es un melón, quizá ese fue el incentivo para alguien o algunos que andan arrancados y hayan decidido dar pitazo para que los apañaran de volada, es obvio que si así hubiera sucedido la autoridá no lo dirá para que los bandoleros que tovía andan libres y pegándole al peligro con total impunidad se vayan a pasar de lanzas y quieran desquitarse cobardemente como acostumbran las bestias.

Los primeros chismes nos dicen que de la sarta de malvivientes apañados se identifica a los cuatro que se miran en la película del circuito cerrado de La Bamba,  dizque uno fue policarpo del Ipax en la zona de la matanza y es carnal de otro bato que anda en las mismas en Veracruz puerto; que el cascorvo panza lombricienta de playera verde era taxista también de la zona; que otro de playera negra es hijo de un hombre chambiador del Ingenio El Modelo; y un pelochas es un malandro de la colonia Vicente López; otro el de playera amarilla que la hace de halcón. Aunque chance es puro chisme, yo no digo que sea cierto pero tampoco lo contrario y como digo una cosa digo otra je je je.

De los nombres  de los que cayeron en el atarrayazo y que se presumen inocentes hasta que se les demuestre lo contrario están Pepe Corro, el Cachetes; Chucho Marín, El Tomate; Pablín Cardeña, El Picachu; Miky Hernández, El Frijol; Maury Figueroa, El Mikey; Leonardo López, El Leo; Vítor P Serena, La Flaca; Beto Romero, El Chicles (ex poli); Chayro Domínguez, Niño Gerber; tochos..¡finísimas personas los ogts! La raza pide a gritos que las autoridades les dejen caer la tatuana pero a lo meco, y que luego los corruptos jueces –no tochos, pero sí muchos- los dejen libres por una lana o por miedo cuando los amenazan.

Yo digo que para que NO se les vayan a escapar al Winklyr Wonder o a la PGR, habrían de pedirle al Tomy Mundo Arriasa que les haga el paro y les eche la manopla para preparar chido el enchiqueramiento de los malandros matapolis, Mundo está especializado en eso de la oralidad, pero no en lo oral  estilo Lenguisky.

Si el ofrecimiento de la recompensa para atrapar a los orangutanes originalmente fue criticada,  menospreciada y hasta motivo de burla por los eternos contreras al Miyuli y su estilo de gobernar, serían necios en negar que sí pudo haber influido para lograr que cayeran.

Pero como los contras son contras nomás por contrariar, pues que siga la yunta andando.

Lo que no deja de ser cierto es que los mañosos asentados en Veracruz desde hace tres sexenios y que han actuado impunemente tolerados y en sociedad con la autoridad estatal al ya no encontrar aliados en el gobierno panperredista atacan cobardemente por tochos laredos, pero ya no más.

Faltan muchos, muchísimos más hampones por caer, pero por algunos lacras hay que empezar y se debe valorar lo que se logró en esta ocasión. Quien fuere, la policía federal, estatal, fuerzas armadas, polis estatales o auxiliares, o denuncia ciudadana hay que celebrar la captura de esos malparidos antisociales.

Al menos eso esperamos muchos, muchos veracruzanos bien nacidos.

GUIJARRO: Si la Pepilla Origel conociera a algunas barbies priistas, pensaría y diría lo mismo que dijo de Flor Rubio, quien lo desmintió. La diferencia es que aquí en Veracruz muchos auténticos priistas  avalarían el dicho sobre las barbies.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.