Los efectos del Triángulo Rojo

Triángulo
Enfrentamiento en el Triángulo Rojo FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

Renato Alarcón se muestra optimista. Sabe que la tarea que le tocó realizar en el PRI (tarea que él buscó, nadie se la impuso, cabe aclarar) ha sido la más complicada de su carrera política. *** “Me tocó construir, de la nada, una mesa política. Por supuesto, he tenido que comenzar por las patas. Hoy puedo presumir que será una mesa con patas muy sólidas, que habrán de sostener al PRI de Veracruz para futuros retos”, explica. *** Dice que cada una de las planillas fue confeccionada mediante rigurosos análisis de costos y beneficios. Admite que la aplicación de los nuevos lineamientos de género por bloques, le generaron conflictos a su partido, porque las convocatorias no están elaboradas para atender esos requisitos. *** “En la próxima Asamblea nacional del PRI llevaré una propuesta para que adaptemos nuestros procesos internos a las nuevas reglas impuestas por el órgano electoral”, dijo. *** Renato Alarcón está convencido de que habrá de sorprender a muchos que han dado proyecciones francamente pesimistas para el PRI en las elecciones municipales. Sabe que el escenario es complicado, pero está convencido de que ha participado en la elaboración de planillas muy competitivas y será a partir del convencimiento de los candidatos y de su trabajo intenso durante este mes, que habrán de lograr cifras positivas a partir de un panorama desolador como el que se encontró al llegar a la dirigencia estatal del PRI. *** Mucho se le puede criticar a Renato Alarcón, menos que no trabaje, o que se rinda ante la adversidad.

* * *

Para ninguna autoridad es un secreto (lo saben las fuerzas federales, los gobiernos de Veracruz, Oaxaca y Puebla, mucho más las autoridades municipales) que en la zona conocida como “Triángulo Rojo”, especialmente en los municipios poblanos de Tepeaca, Quecholac, Acatzingo, Palmar de Bravo y Acajete es donde opera la más poderosa banda de “chupaductos” o “huachicoleros”, esto es, bandas dedicadas al robo de combustible que circula por ductos de Pemex.

A través de esos municipios pasa el poliducto Minatitlán-México, quizá el que más tomas clandestinas registra.

En 2015, el municipio de Tepeaca ocupaba el primer lugar por el número de “ordeñas” que fueron localizadas. Pasó de 48 tomas clandestinas, en 2014, a 155 durante el 2015. Mientras tanto, en Palmar de Bravo, el robo se cuadruplicó al pasar de 21 tomas en 2014 a 82 al año siguiente.

Las autoridades del estado de Puebla han señalado al cártel de Los Zetas como el principal operador de esta actividad delictiva, y apenas en el mes de abril fue capturado por fuerzas federales uno de sus líderes en la zona, Roberto de los Santos de Jesús, alias “el Buchanan’s”, lo que no alteró la operación de los ladrones de combustible.

La noche del miércoles, 4 elementos de infantería del Ejército Mexicano perdieron la vida tras dos ataques de huachicoleros con armas de grueso calibre en las inmediaciones del poblado Palmarito en el estado de Puebla.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que a las 20:15 horas del miércoles, personal militar que realizaba reconocimientos terrestres recibió un llamado de alerta sobre una toma clandestina de combustible.

Al llegar al sitio fueron agredidos por varios sujetos que se ocultaban tras de un grupo de mujeres y niños.

Los militares reportaron el ataque y fueron reforzados, por lo que se dio un segundo enfrentamiento, cerca de las 10 de la noche, cuando se toparon con un grupo de individuos que se trasladaban a bordo de cinco camionetas, tres de estas blindadas.

En esta ocasión, en virtud de que los atacantes ya no se escudaban tras mujeres y niños, los militares pudieron hacerles frente. El saldo final fue de 4 militares fallecidos y nueve heridos por armas de fuego, así como tres de los agresores muertos, uno herido y 12 detenidos, entre ellos dos jóvenes de 12 años de edad.

Además aseguraron tres fusiles automáticos, un arma corta, cargadores y cartuchos, así como cuatro camionetas, dos de ellas con blindaje.

El problema no quedó ahí. Los militares se internaron a territorio dominado por los “huachicoleros”, que tienen integrada a gran parte de la población.

La mañana del jueves, habitantes de la junta auxiliar de Palmarito bloquearon durante al menos 4 horas la autopista Puebla-Veracruz para exigir la salida de las fuerzas castrenses.

Los inconformes, provenientes del municipio de Quecholac, bloquearon todos los carriles y quemaron llantas en la carpeta asfáltica. Denunciaron que 13 personas están desaparecidas.

Este operativo del Ejército Mexicano se da justo en momentos en los que se ha intensificado la violencia en los poblados que se ubican a lo largo del poliducto, incluidos los de Veracruz. Muchos de los “levantones” y las ejecuciones que se han registrado en la zona en los meses recientes parecen estar vinculados con la guerra entre grupos delictivos por el “control” del poliducto.

Los ataques en la zona de Tierra Blanca y municipios colindantes del estado de Oaxaca parecen tener un motivo similar: la guerra por la plaza.

Aunque el enfrentamiento del pasado miércoles se dio en territorio poblano, con seguridad tendrá repercusiones en Veracruz. Ya lo veremos en los próximos días.

* * *

Epílogo.

Asegura el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que Veracruz, ahora, no está tan mal como “muchos lo quisieran ver”. Quizá. Ahí para los que tienen problemas de percepción, van unos datos: Este jueves una pareja fue herida de bala durante un asalto ocurrido en la carretera federal Sayula-Ciudad Alemán a la altura de la congregación Cruz del Milagro, municipio de Sayula de Alemán, frente al restaurant Diamante. Los lesionados denunciaron que fueron despojados de sus pertenencias. En el mismo lugar al menos cinco operadores de tráiler fueron víctimas de los asaltantes. *** El miércoles, en la autopista que conduce a Cosoleacaque, fueron  encontrados los cuerpos sin vida de Santos Ramos Méndez y Justino Anota Méndez, empleados del ganadero Andrés Gómez Aguayo, de Villa Juanita, municipio de San Juan Evangelista, quienes habían sido “levantados” desde el 12 de diciembre del 2016 cuando custodiaban una carga de ganado porcino. *** Hay quienes siguen hablando, en lugar de trabajar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.