Los mexicanos somos criminales, siniestros, sucios y feos para el bello Trump

Donald Trump FOTO: ODYSSEY

Para Donald Trump, los mexicanos somos criminales y siniestros, sucios, feos, culeros, tranzas, viciosos y mentirosos. Somos una plaga cancerígena que sólo les ha acarreado problemas sociales muy graves para nuestros vecinos, que son un pan de Dios, casi-casi paridos por las vírgenes inmaculadas de la Santísima Concepción. Según el republicano más odiado por muchos países, ellos no hubieran gestado por sí mismos los problemas de inseguridad, terrorismo y desempleo que sufre su país. Por eso el muro y la deportación masiva.

El discurso de Trump, ha sido amenazante, humillante y grosero especialmente contra los mexicanos. A pesar de que Luis Videgaray, el aprendiz de secretario de Relaciones Exteriores, diga que la relación con Trump es un mundo de caramelo.

Algunos funcionarios mexicanos le apuestan al desgaste del republicano con otros pesos pesados de las finanzas como son China, los Emiratos Árabes o la misma Corea del Norte. Esa política es errónea es un trato de ricos y pobres, de poderosos y sometidos. El presidente de los Estados Unidos trata a los mexicanos como poca cosa, como sus sirvientes, sus chalanes, sus mozos o como quiera usted llamarle.

Se requiere firmeza donde hay tibieza, propuesta donde hay bravata, solución donde hay problemas. Desgraciadamente nadie del equipo de Peña Nieto ha demostrado inteligencia y entereza. Ya lo dijo el tripulante del Ypiranga: «Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.