El nivel de debate

Debate
Andrés Manuel López Obrador y Miguel Ángel Yunes Linares FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

Quizá lo tachen de ignorante. En una de esas hasta “se pone el saco”. Lo cierto es que este miércoles el senador José Yunes Zorrilla retomó el asunto de la renegociación de la deuda pública del Gobierno de Veracruz y ratificó lo que ya había dicho en otro momento: Son los diputados locales –no el gobernador- los que definen en qué se aplicarán los recursos que se rescaten con la ampliación de los plazos de pago y la eventual reducción de tasas de interés. *** Pepe Yunes se dijo convencido de que la reestructuración es necesaria para sacar a Veracruz de la crisis que enfrenta, pero aclaró que debe ir acompañada de un plan de ajuste –o hasta de choque- al gasto operativo, que permita abatir el déficit presupuestal que se viene arrastrando y que el propio senador denunció hace bastante tiempo. *** Y remató con un mensaje con un destinatario bien definido: “El tema de la renegociación no es de ignorancia o torpeza, es de respeto al orden constitucional”. ¿Acaso en su megalomanía el gobernador lo habrá olvidado?

* * *

Y mientras Andrés Manuel acusa a Yunes Linares de “maicear” (y, peor: “con maíz con gorgojo”) a la prensa de Veracruz, el gobernador le revira acusándolo de “desquiciado y corrupto”. Ninguno aporta pruebas, ninguno de los dos tiene con qué sostener sus denuncias, se trata sólo de un absurdo pleito de verduleras.

– ¡Ratero!

– ¡Loco!

– ¡Corrupto!

– ¡Tú también!

– ¡A mi papá no lo insultas, estúpido!

A esos niveles ha llegado la política en Veracruz.

¿Cómo pretenden que saquemos conclusiones con un debate de esa calaña?

¿Quién gana?

¿El que lanza la última ofensa? ¿El que hace la acusación más grave? ¿El que “maicea” mejor a los medios?

Gana el que consigue que la atención ciudadana se distraiga en alegatos absurdos.

Gana el que se vende como “puro” y con la autoridad moral para definir quién roba y quién no.

Ganan los “malandros” que siguen regando sangre por todo el territorio veracruzano, mientras nos ponemos de acuerdo si en verdad Veracruz sufre por la inseguridad, o son meras percepciones.

Ganan los bancos, que siguen cosechando millonarios intereses de las arcas veracruzanas, en tanto sigan sin ponerse de acuerdo en los mejores términos para la renegociación, y el destino de los “ahorros” que ésta permitiría.

¿Quién pierde?

Pierde la prensa, que cuando no la califican de “ignorante” la tachan de “vendida”.

Pierden los “adalides de la verdad”, que le compraron el cuento a Yunes Linares y hoy, a menos de tres meses de distancia, ya agotaron sus argumentos para defenderlo.

Pierden muchos veracruzanos que, ingenuamente, piensan que votando por Morena van a conseguir que venga a gobernarlos Andrés Manuel.

Pierde la burocracia de esta entidad, que le otorgó su voto a Miguel Ángel Yunes Linares, y en respuesta fueron despedidos y acusados de “aviadores y ladrones”.

Y ya no hablemos de la “democracia” que concibe que convivan en un mismo proyecto de Estado, políticos de derecha, de izquierda y hasta los “chapulines”.

Pierde el sistema de justicia, que hoy es utilizado como munición para la guerra mediática.

Perdemos todos.

* * *

Epílogo.

Y nuestros orgullosos representantes, los autónomos comisionados de la CEAPP salieron a defendernos por la ofensa cometida por Andrés Manuel López Obrador. La periodista Ana Laura Pérez Mendoza, opinó que el líder de Morena nos debe una disculpa pública, por acusarnos de estar “maiceados” por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. La comisionada Presidenta dijo que los políticos “deben ser respetuoso con los medios de comunicación, porque cuando se ataca a los medios se provoca un clima crispado y eso no le conviene a nadie, mucho menos a Veracruz”. Atinada postura. Habría que pasarle copia a su jefe, por aquello de los “periodistas ignorantes”. *** A propósito de abusos en la impartición de justicia en Veracruz. No hay que perder de vista el tristemente célebre caso de “Los Porkys de Boca”. Resulta que un juez ha sido sancionado por negarse, en tres ocasiones, a dictar un auto de libertad. Si persiste en su desacato la siguiente medida será su destitución. ¿Estará dispuesto a “jugársela” por su jefe? *** José Luis Santiago es un político de la vieja escuela. Sus primeras lecciones las recibió de un personaje de gran trayectoria a nivel nacional, don Gustavo Carvajal Moreno. Hoy da una muestra de ello. Él sabe que si aspira a un cargo o a una candidatura y tiene los méritos suficientes para obtenerlo, debe formase en la fila, y no salirse de ella por más presiones que reciba. Él ahí sigue y las amenazas no le hacen mella. *** Un hecho de violencia más. No hay día que se vaya limpio. La tarde del miércoles se registró una persecución y balacera, entre un automóvil particular y un taxi, en la colonia Guadalupe Victoria del municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan, conurbado con Xalapa. Se reporta una persona herida.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.