El privilegio de ser maestro

Maestro
Maestro frente a grupo
- en Opinión

Sabino Cruz V. / El pasado martes 7 del mes y año que corre, en la ciudad de Guadalajara, Jal., fue detenido el profesor Rubén “N”, acusado del delito de fraude agravado contra la Secretaria de Educación de Jalisco, en virtud de que ostentaba plaza de 36 horas en el Instituto Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio de Guadalajara, al tiempo que también se desempeñaba como inspector general de educación de secundaria; siendo que la distancia que media entre ambos centro de trabajo es de aproximada de 400 kilómetros y con un tiempo de recorrido de más o menos 5 horas.

El monto del engaño acumulado a la fecha por el profesor “N” de acuerdo al fiscal acusador asciende a 2 millones 400 mil pesos. Cantidad que alcanzó relevancia nacional, pues según los cálculos que se hicieron sobre la percepción mensual del mentor, esta rebaza el salario del presidente de la Republica.

El caso del profesor N” no es el único en el estado de Jalisco, pues se tiene documentado que hay otros ocho maestros que están en la misma situación; además de que diversos medios y organismos de la sociedad civil han denunciado a maestros que, probablemente, cobren más de lo que acusan al profesor, y desde hace más de seis años, que son los que se le imputan de cobrar sin trabajar.

Veracruz, lo hemos señalado en otras ocasiones, no es ajeno a este tipo de fraudes, pues se tienen datos de que hay personas que ostentan más de las 40 horas-semana-mes, permitidas por la ley, y adscritos a centros de trabajos muy alejados unos de otros. Docentes en servicio, salvo uno que dejó de laborar en 2015, que de acuerdo a los datos del portal de la SEP, están en revisión de su situación laboral.

Estatus que no ajenos a los hermanos Callejas Roldan, hijos del líder moral de la sección 32, Juan Nicolás Callejas Arroyo, quien por cierto no aparece sus datos en el sistema de la Secretaria de Educación de Veracruz, sea porque ha dejado de prestar sus servicios a la niñez y juventud en edad de estudio, o por algún artilugio del Sistema. Llama la atención que de las claves de los centros de trabajo, el portal del Sistema Nacional de Información de Escuelas, solo despliega datos del hermano Pedro, no así de los hermanos Ruth, Judith y Juan Nicolás, cuyos sueldos van de los $ 102,393.98; $ 123,834.79 y $ 145,118.78, respectivamente. Quizás esto se deba a que el hermano Pedro solo gana $ 17,206.50 y su centro de trabajo está en la Escuela Primara Guadalupe Victoria en el municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan. Tampoco aparece el registro del centro de trabajo de la esposa del “Profesor”, la licenciada Dulce María Bauza del Mazo, delegada de la SEV en Poza Rica y con un sueldo de $ 221,387.52.

Cruzo esta información con lo sucedido en el estado de Jalisco, porque aún no se ha dado a conocer la lista computada de las inconsistencias que encontró la contraloría general del Estado de Veracruz, sobre algunos trabajadores de la Secretaría de Educación. Solo sabemos de movimientos internos que se han realizado, reacomodos de empleados y algunos despidos que se han realizado; pero de los “peces gordos” sangradores del sistema educativo, hasta ahora, sea por desconocimiento o inexistencia no estamos enterados.

La forma tan burda como los líderes sindicales se beneficiaron o beneficiaron a su parentela, hace materialmente imposible que la Reforma Educativa alcance para todos. Quienes deseen ingresar al Sistema Educativo o busquen incrementar horas, se encuentran que hay exceso de horas en los Centros de Trabajo. Docentes que con 46 o más horas de carga laboral, solo pueden trabajar la mitad, o menos, por falta de grupos. El resto de las horas se la pasa en la Sala de Maestro esperando a que den el toque de salida o realizando alguna “comisión” ajena a su profesión.

Como sociedad civil debemos seguir observando y exigiendo a “nuestros empleados” que hagan bien y rápido las cosas. No permitir más atropellos al derecho a recibir educación de calidad de la niñez y juventud del Estado, es una tarea que nos compromete a todos. El ímpetu con el que arrancó esta administración le deba alcanzar hasta el final de su gestión. Todas y cada una de las áreas que integran la administración demanda transparencia y depuración. Unas más otros menos, pero todas cumplen funciones sustantivas para la marcha del Estado. De la buena formación de los Educandos dependen en gran medida el presente y futuro de los pueblos y las naciones.

Sin remitente

Aun cuando es muy temprano para hacer una evaluación de lo turístico, cultural y cinematográfico que están haciendo los responsables de cada una de las áreas, lo cierto es que se empiezan a escuchar voces de inconformidad, enojo y decepción por la poca o nula actividad realizada.

Al reclamo de los prestadores de servicio por la falta de un proyecto viable que atraiga a turistas nacionales e internacionales, se suma el malestar de artistas, intelectuales, creadores y gestores, ante la cortedad de mira del joven director de Instituto Veracruzano de la Cultural. La pronta renuncia de la subdirectora de educación e investigación, maestra Eréndira Cabrera, vislumbra un mal augurio para el desarrollo del arte y la cultura en Veracruz.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.