El negro se pinta de verde

Azufre
Fidel Herrera Beltrán FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA

La mano que mece la cuna en el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM) es negra, muy negra. Fidel Herrera Beltrán tiene la sangre pesada y en ella lleva la política en sus venas. Es chapucero, experto en chanchullos y marrullerías, trastupijes, mapacherías y compra de votos. Es capaza de sobornar, comprar, hostigar y coaccionar todo aquello que le sirva para sus fines.

Y es que es un hecho bien conocido que el que determina las candidaturas en el Partido Verde PVEM es su hijo, el diputado Javier Herrera. Francisco Garrido Sánchez sólo es un mirón palo, su voz no tiene peso, sus propuestas son desechadas por las de Javier Herrera. Y es que en algunos municipios el PVEM presentará candidatos, incluso externos o de otros partidos políticos, aunque no habrá billete para pagar campañas, cada candidato pagará sus gastos.

Pobres los del Verde, no saben qué alacrán se han echado a la bolsa. Lo que no saben, o se les olvida a los del Verde, es que el exgóber fogoso ya no está en la plenitud del pinche poder y jala con una cola de descredito monumental.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.