PRI, en charola de plata para Fidel

Fidel
Fidel Herrera Beltrán Foto: Trumar/Fotover
- en Opinión

Aurelio Contreras Moreno / Todo parece indicar que la asonada de principios de año para tomar el control del Partido Revolucionario Institucional en el estado de Veracruz le resultó al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán.

Los últimos movimientos en torno de la renovación de la dirigencia estatal priista, acéfala desde la renuncia de Amadeo Flores Espinosa, indican claramente que será el grupo comandado por el ex cónsul de México en Barcelona el que, como los piratas, se lance al abordaje del PRI veracruzano.

Los actos y declaraciones de la delegada del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Lorena Martínez, así lo dejan ver también. En una entrevista, calificó a Herrera Beltrán –a pesar de que sobre él pesan denuncias por actos criminales de corrupción- como un “gran liderazgo” del Revolucionario Institucional. Liderazgo que comparó con el de los senadores José Francisco Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, cuyos grupos también pelean por la dirigencia estatal.

Y para que no haya duda de cuál será el rumbo que tomen los acontecimientos, sin una representación formal del Comité Directivo Estatal tricolor –del que la diputada Regina Vázquez Saut sigue siendo secretaria general, pues no presentó renuncia alguna a su cargo-, la delegada del CEN priista inició por su cuenta las negociaciones para acordar la alianza electoral del Revolucionario Institucional con el Partido Verde –que ya controla por completo Fidel Herrera-, para ir juntos a los comicios municipales del próximo 4 de junio.

En la primera mesa de trabajo para la alianza PRI-PVEM, fueron incluidos algunos representantes de las corrientes políticas de ambos senadores priistas, pero la mayoría de los presentes fueron personeros de Herrera Beltrán. Entre ellos, quien funge como “dirigente” estatal del Partido Verde, Carlos Marcelo Ruiz Sánchez, un operador a las órdenes del diputado federal Jorge Carvallo Delfín desde el sexenio de la “fidelidad”.

Entre tanto, se maneja entre los círculos priistas que quien llegaría en los próximos días o quizás horas a la dirigencia priista sería el ex director del Colegio de Bachilleres de Veracruz, Carlos Aceves Amezcua, quien además de contar con un muy buen “padrino” en su tío el dirigente nacional de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, fue un funcionario muy cercano a la esposa de Fidel Herrera Beltrán, Rosa Borunda de Herrera, lo que le valió en ese sexenio ser promovido para una diputación local.

Desde que anunció su “renuncia” al consulado en Barcelona, Herrera Beltrán no ha dejado de demostrar su afilado colmillo para hacer política y ha movilizado a sus aliados políticos y mediáticos para generar expectativa sobre su “regreso” al estado, el cual ya tiene fecha para concretarse: el próximo sábado 28 de enero, en el aeropuerto “Heriberto Jara Corona” del puerto de Veracruz.

Para que el “show” sea completo, Herrera Beltrán mandó pintar bardas en la zona centro del estado, con pintura del mismo tono de verde que el del partido que ya controla, en las que se da a sí mismo la “bienvenida” a Veracruz y que lograron el efecto deseado: exposición mediática que desvíe la atención sobre las acusaciones respecto de su presunta responsabilidad en el caso de los medicamentos falsificados en el sector salud estatal.

Y para asustar a más de uno, sus personeros y textoservidores ya lo candidatean para la alcaldía de Veracruz, abanderando a la alianza PRI-Verde en las próximas elecciones.

¿No lo cree posible? Tampoco creíamos que Donald Trump pudiera ser presidente de Estados Unidos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.