Un inmenso campo minado…

Sociópata
El exgobernador Javier Duarte FOTO: WEB
- en Opinión

Maryjose Gamboa / Aunque no tenga ni la más remota idea de donde estará el “prófugo” menos buscado por la “justicia” mexicana, si me queda claro que desde donde sea, ha de carcajearse el grandísimo infeliz y por lo menos una vez al día, de los que desde cualquier trinchera y por muchos, muchísimos años (dicen que fueron seis pero se sintieron como MIL) luchamos en contra de todo lo que él representaba; Corrupción, injusticia, perversión en su máxima expresión, podredumbre total. Hasta el último segundo de su miserable mandato Javier Duarte se encargó de sembrar minas en cada centímetro de suelo veracruzano… Minas que al más puro y vil estilo del stalinismo, no están diseñadas para matar a quien las pisa, sino para mutilarlos física o moralmente.

Y aunque la convicción y el anhelo genuino de reconstruir Veracruz desde las cenizas siguen y seguirán presentes en la mayoría de los que participamos en esta guerra, en innegable que desde hace doce años en general, y seis meses en particular (del 5 de junio a la entrada en funciones del nuevo gobierno) Duarte y sus MILES de cómplices se ocuparon de llevar cualquier problema que por su culpa enfrentara la entidad (pobreza, inseguridad, corrupción, impunidad, etcétera) a su máximo nivel. Los ejemplos más visibles; Un presupuesto con un déficit de más de 21 MIL MILLONES DE PESOS, decenas de grupos delincuenciales a los que pareciera que les dejó repartido cada pedazo de tierra veracruzana, centenares de delincuentes disfrazados de servidores públicos o “luchadores sociales”, deudas y más deudas por todos lados, y un universo completo de problemas que al momento de resolverlos explotan y se convierten en diez problemas más.

Vayamos por partes, mejor dicho por bomba, para tratar de entender la realidad de Veracruz:

Adeudos… Al dejar una deuda impagable  y un gasto corriente desmedido, el presupuesto total anual pudiera irse en estos dos rubros casi en su totalidad. Entonces ¿cuál es la única solución? Pues desde luego verificar que adeudos son REALES y cuales un desfalco más de los mismos que formaron parte del cártel del palacio, y segundo el recorte de personal y reajuste salarial en todas las dependencias de cada uno de los poderes (a favor que también se recorte el sueldo a diputados locales, aclaro) pero ahí estallan las primeras minas. Una, “empresarios” furiosos (sobre todo los que en dos sexenios se volvieron magnates de la “información”) que se dedican a golpear cada acción emprendida por el nuevo gobierno porque a su parecer afecta a alguien, y puede ser, pero eso es lo que menos les preocupa, su objetivo es cobrar los millones que Duarte les quedó a deber por decir que Veracruz era la tierra más próspera y segura del mundo… Aun así,  pues ni modo, justo o no, es obligación atenderlos y explicarles porque sí o porque no se les habrá de pagar no pagar.

Despidos… Segunda mina, empleados inconformes reclaman sus puestos. Algunos y hay que decirlo también, con el mayor de los cinismos porque bien saben que se prestaron a muchas triquiñuelas, pero otros, probablemente la mayoría, NO, pero el problema es que como muchos de los Secretarios estatales o titulares de organismos autónomos entre los líos que enfrentan y lo mareados que andan porque se creyeron rapidito eso del “poder”, no tienen ni el tiempo ni la sencillez  de verificar que los modos en los que estos empleados son despedidos sean los correctos, pues la bomba explota.  Hombre no estamos hablando de aviadores o de los que participaron del saqueo a las arcas estatales, esos desde luego merecen no sólo ser corridos, también procesados, sino de los empleados que aunque realizaron una labor honesta de todos modos hay que despedir porque las dependencias están saturadas porque la chamba de uno la hacían tres. Este punto yo creo que la mayoría lo puede entender, pero lo que NO se puede ni entender ni justificar es que sean despedidos de forma altanera… ¿Por qué no se toma la molestia Secretario de recibirlos en conjunto y explicarles la situación de buena manera? Le pregunté hace unas semanas a uno, “pues es que estamos ocupadísimos” me respondió.  Si claro, probablemente él cree que los demás tenemos la hamaca tatuada en la cara y por ende no entendemos lo que es estar “ocupadísimo”, obviamente NO, simplemente se trata de comprender que esta es una de las minas sembradas por Duarte que ninguno de los que pueden ser extraordinarios servidores públicos puede permitir que le explote en la cara. Es delicado que tan pronto se comente que hasta para el asunto más sencillo, tienes que llamar al propio Gobernador Yunes porque es el único que le toma la llamada a todo el mundo.

Inseguridad… Si bien es cierto que los secuestros han disminuido en el último mes, también lo es que los delitos del fuero común como son los asaltos, han incrementado, y que las desapariciones de jóvenes han mantenido el escalofriante nivel al que llegaron en los últimos meses… Nos queda claro a todos que una banda de delincuentes no se estructura en un mes, la mayoría deben ser, supongo, grupos a los que dejaron asentarse en el estado durante los meses previos a la entrega recepción. Aun así, es obligación, justo o no,  de las nuevas autoridades resolver el problema y es ahí donde estalla otra mina sembrada por Duarte…  De la cercanía constante con miembros de Colectivos de Búsqueda de Desaparecidos, con la señora Araceli Salcedo por ejemplo, insisto en la teoría que la mayoría de las jovencitas que “desparecen” son víctimas de alguna red de trata de personas muy poderosa que opera en Veracruz desde hace años, incluso más poderosa que las establecidas en estados como Tlaxcala, conocida como la capital MUNDIAL de la trata de personas, y aun sabiéndolo autoridades federales y estatales de aquella entidad NADA han hecho por resolverlo porque son mafias cuyos nexos con la autoridad más cercana (el policía) son tan estrechos que parecen irrompibles.  Si a eso le sumamos que en Veracruz la Fiscalía General del Estado sigue conservando en puestos clave como la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos en Contra de las Mujeres a “servidoras públicas” como María del Consuelo Lagunas, o muchos Fiscales más que por AÑOS han ignorado a las víctimas, protegido delincuentes y preparado a un ejército de “Fiscales” en las mismas prácticas, pues entonces no se ve por dónde pueda lograrse una solución REAL.

“Luchadores sociales”… Estas pueden ser las minas más peligrosas sembradas por Duarte y Herrera. Ningún luchador social GENUINO cierra una presa y deja sin agua a medio millón de veracruzanos. La presa Yuribia se convirtió en un coto de poder y en una manera “sencilla” de extorsionar a un gobierno a través del usufructo ilegal de recursos públicos… 2.5 MILLONES DE PESOS pagaba Duarte a estos “activistas” por permitir que el agua llegara a 500 MIL PERSONAS en el sur.  Es el mismo caso de los saqueadores de tiendas de autoservicio, NINGÚN activista REAL se opone al gasolinazo destrozando y robando tiendas. Y como ellos, los cientos de “líderes” indígenas y campesinos que han surgido del primero de diciembre a la fecha pero que NUNCA ANTES ni por error, reclamaron un peso a Duarte o a Herrera, a pesar de la brutal miseria que han padecido por décadas sus “representados”. Salvo honrosas excepciones, la mayoría surgen para intentar desestabilizar al nuevo gobierno y cobrar fortunas que ocuparan ¿para?… Ahí el detalle, porque muchos de sus seguidores no tienen ni idea de por qué o para quién “luchan”, y muchos de los ciudadanos que han permanecido alejados de temas sociales pero que hoy, y lo celebro, se interesan,  menos.

Conclusión, no queda de otra más que cuidar muy bien cada paso que se da, que corregir las formas, que poner orden, que explicar a los veracruzanos el origen de cada decisión por más difícil que parezca de comprender,  que EXIGIR a la PGR cumpla con su labor, que seguir denunciando y EXIGIENDO también a la Fiscalía del estado haga lo propio, y que cerrar filas… De otra manera las carcajadas del sembrador de minas, seguirán hiriendo a un pueblo que no soporta una herida más.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.