El verdadero precio del “oro”…

Mapaches
Anselmo Estandía Colom, Graciela Tejeda y Felipe Sosa FOTO: WEB
- en Opinión

Maryjose Gamboa / Era el año 2013… La raza maldita engendrada por Fidel Herrera y encumbrada por Javier Duarte, preparaba una embestida más, una de las más ruines porque las víctimas eran miles de adultos mayores que debido a las condiciones de  pobreza extrema en la que vivían, recibían el apoyo social “65 y más”, apoyo que para la mayoría de los beneficiados significaba su ÚNICA fuente de ingresos… “Tenemos oro molido aquí en la mano” aseguraba Salvador Manzur a sus operadores políticos, porque para ellos, los que por tantos años gozaron de la “plenitud del pinche poder”, la miseria, la necesidad, la desesperación de ancianos representaba “oro molido”, oro que se traduciría en VOTOS,  votos que después gracias a este maquiavélico juego de alquimia que usaron por años, se convertiría de nuevo en oro real para llenar sus baúles familiares.

Sin embargo, y casi a la par que a su jefe, el líder del cartel del palacio, hoy la verdad se revela ante sus ojos… Ese “oro molido” estaba  maldito, manchado por la angustia, por la impotencia, por la desesperación de miles de adultos mayores que se veían en la necesidad de perpetuar en el poder a sus verdugos a cambio de unas monedas.  Tan maldito y tan manchado que un día les demostraría a quienes lo robaron, lo usaron, lo manipularon y pervirtieron, que tarde o temprano tendrían que pagar un precio muy alto por tenerlo, su libertad.

Ayer, y después de varias semanas de seguirles la pista de cerca,  en espera que se ganara un amparo y un  juez dictara las órdenes de aprehensión en contra de los que en abril del 2013 en un hotel de Boca del Río  fueron grabados narrando a detalle como se  robarían la elección de ese año a través de la manipulación de  la miseria de miles de ancianos, para que estos fueron detenidos… Al final se logró, NO con TODOS los implicados, pero sí con varios de los principales presuntos responsables, quienes por cierto ayer conocieron además del verdadero valor del “oro” robado, la endemoniada amargura de la traición.

Aseguran que “alguien” (aparentemente ya identificado) avisó durante las primeras horas de ayer sábado al ex Alcalde de Boca del Río, ex SECRETARIO DE FINANZAS con Javier Duarte, y ex Delegado de BANOBRAS Salvador Manzur,  que elementos de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEPADE) dependiente de la PGR, tenían ya en su poder varias órdenes de aprehensión, una en contra de él, y otra en contra de tres de sus más cercanos “amigos” y colaboradores… Anselmo Estandía, Felipe Sosa, y Graciela Tejeda. “Amigos” que abandonó a su suerte, porque al enterarse lo primero que hizo fue promover un amparo y HUIR sin DECIRLES NI UNA SOLA PALABRA,  ni tratar de avisarles por ningún medio, a pesar, insisto, de saber que en unas hora irían por ellos.

Los tres que también se escuchan en aquel famoso video dado a conocer por el entonces candidato, y  hoy Alcalde de Boca del Río Miguel Ángel Yunes Márquez (ladrones de elecciones), narrando como pensaban lucrar electoralmente con la población más vulnerable condicionándoles los apoyos que por LEY les correspondían a que votaran por los candidatos y candidatas del PRI (Sergio Pazos, Raúl Zarrabal, Anilú Ingram, Tonatiuh Pola,  etcétera),  fueron detenidos y trasladados. Los hombres al penal federal de Perote, la mujer, al único penal federal que hay para mujeres en el país, el que está ubicado en Morelos.

A Anselmo Estandía lo capturaron en un bautizo.  Elegantemente vestido, departiendo con toda tranquilidad, fue sorprendido por los agentes de la FEPADE ante la mirada atónita de varios miembros del jet set jarocho (no digo amigos, porque a esos apenas los va a conocer), mientras su esposa  gritaba desesperada que le llamaran al Fiscal –Luis Ángel Bravo- porque “era amigo de ellos” y seguramente impediría la detención… ¿Acaso alguna historia reciente de cómo ayuda a escapar prófugos de la justicia le habrán contado, o simplemente fue el único nombre de amigos “poderosos” que se le vino a la mente? Quien sabe, al final del día a ella de nada se le acusa, y no es Karime Macías, es decir cómplice de los posibles delitos cometidos por el esposo.

Respecto a la captura de Felipe Sosa, esta ocurrió en el centro comercial “El Dorado”. Una persona que estaba en el sitio narra que de pronto recibió una llamada telefónica y salió literalmente corriendo… En la mesa del “Asadero cien” se quedó servida la comida, la bebida, y todo con lo que se disponía a ver el futbol, incluso hasta la chamarra…. Corrió despavorido hasta la tienda departamental Liverpool ubicada a unos cuantos metros del restaurante, y trato por un rato de escabullirse entre los clientes aprovechando el lleno que suponía por el “buen fin” pero ni eso… El lugar estaba casi vacío, no hay dinero en Veracruz, sus jefes se lo robaron todo, por lo que no le quedó más remedio que buscar la manera de llegar a su auto para intentar escapar, pero los agentes de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, era justamente ahí donde lo esperaban, en su auto, y fue así como lograron aprehenderlo a pesar que llorando  les pedía que lo dejaran huir.

En el caso de la Regidora del PRI Graciela Tejeda, trascendió  que fue capturada en su domicilio, y que tan confiada estaba en la palabra de su jefe Salvador Manzur que NADA les pasaría, que pensó que se trataba de un secuestro… Imposible que la teoría de la  señora Tejeda resultara cierta, si para los priistas en Veracruz esos delitos  y  estos desfalcos son producto de las intrigas de los adversarios políticos, es decir no existen.  A a las pocas horas se supo que estaría siendo trasladada al penal federal para mujeres en Morelos. Traslado que debe hacerse con absoluto respeto a sus derechos humanos  porque aunque ella misma alguna vez que me la tope en el Ayuntamiento me decía que “que lamentable experiencia la que viví”, he de repetir lo que en aquel momento le dije “interesante forma de llamarle a semejantes madrizas, lamentable experiencia” porque además es verdad y NADA justifica que los imputados no sean tratados conforme a derecho, por más que el delito por el cual se les señale sugiera que están muy lejos de ser considerados humanos.

A ellos cuatro, y a VARIOS más que  probablemente mientras escribo estas líneas estén corriendo  con la misma suerte, se les acusa de dos delitos electorales contemplados en el artículo 407 fracciones I y III, y cuya pena está estipulada de 1 a 9 años de prisión, por lo que podrían alcanzar el beneficio de enfrentar el proceso legal en libertad bajo fianza… A menos claro, y es muy probable que ocurra que sean imputados por un delito más mencionado en el artículo 410, en el que se menciona que al tratarse de servidores públicos la sanción puede incrementar hasta en una cuarta parte.

Mire finalmente la cárcel es un infierno que casi ni a los culpables se les desea… Pero a diferencia de millones de personas justa o injustamente encarceladas, los imputados, al igual que Javier Duarte y por lo menos tres ex funcionarios de su gobierno muy próximos a caer también, han ocasionado un irreparable daño a las y los veracruzanos porque hablamos de millones de personas que no tiene hoy medicinas para sus hijos, escuelas dignas, que han sido levantadas, secuestradas o extorsionadas, que no tienen nada que llevar de comer a sus hogares, y todo gracia a ese mil veces perverso plan que les funciono durante DOCE AÑOS…  Generar miseria para luego manipularla.

Pensar que se puede hacer tanto mal sin pagarlo, es desafiar a todas las leyes humanas y divinas, y hoy lo empezarán a comprender, como probablemente comprendan también que NO hay fortuna que justifique una “vida” condenada a dormir con un ojo abierto y un pie fuera de casa por temor a que te atrapen, o al interior de una mazmorra miserable mal llamada celda… ESE el precio del oro ajeno, y a diferencia de todos aquellos a los que les hicieron mucho daño, ELLOS decidieron convertirlo en lo más importante de sus vidas… En unos años nos dirán si valió la pena.

Hasta el próximo fin de semana, con TODOS los detalles de las comparecencias desde las entrañas del congreso.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.