El Supervisión Escolar en el marco del Modelo Educativo 2016

Supervisión
Supervisor escolar FOTO: GOOGLE
- en Opinión

Sabino Cruz V. / La presentación del Modelo Educativo 2016, así como la Propuesta Curricular para la Educación Obligatoria 2016, es la última etapa de la modernización del Sistema Educativo Nacional, que arranca en 2013 con la reforma al artículo 3° de la Carta Magna, la Ley General de Educación, la Ley reglamentaria de la fracción III del artículo 3º que rige al Servicio Profesional Docente, y la Ley reglamentaria de la fracción IX del artículo 3º que rige al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

El Modelo Educativo 2016 establece las directrices para la formación de los estudiantes del siglo XXI, los aprendizajes que debe recibir en las aulas, las habilidades y conductas que le serán necesarias para incorporarse al campo laboral, convivir consigo mismo, la sociedad y su entorno; también tiene como prioridad atender a las nuevas dinámicas cognitivas y económicas, sobre todo en el sentido de fortalecer la creación de sociedades de conocimiento. El Modelo propone formar personas capaces de interpretación de fenómenos, creativos y que sepan de manejo de información en entornos cambiantes, desarrollen su capacidad de pensamiento crítico, de análisis, razonamiento lógico y argumentación.

Para alcanzar los objetivos trazados, el Modelo Educativo 2016 señala que se necesita poner a la Escuela en el centro del Sistema Educativo, que cuente con una organización, recursos, acompañamiento, infraestructura, docentes y servicios; además del concurso del resto de los componentes: currículo, directivos, padres de familia, presupuesto, procesos; fortalecer el Consejo Técnico Escolar y de Zona, los Consejos Escolares de Participación Social y la Supervisión Escolar.

Destaca entre las propuestas del Modelo las competencias que el educando debe perfeccionar a lo largo de su trayectoria escolar:  “aprenda a aprender”, es decir, que aprenda a pensar, a cuestionarse acerca de los diversos fenómenos, sus causas, y consecuencias, a controlar los procesos personales de aprendizaje, a valorar lo que se aprende en conjunto con otros; “aprenda a convivir”, esto es, que desarrolle capacidades que le permita establecer estilos de convivencia sanos, pacíficos y respetuosos; “aprender a ser”, en el sentido que desarrolle su autoconciencia, autogestión y conciencia social, así como habilidades para relacionarse con otros y para la toma de decisiones responsables; y por último, “aprender a hacer”, en este caso, que desarrolle habilidades de liderazgo, trabajo en equipo y de comunicación, que sea emprendedor en el ámbito laboral o de formación profesional en el que se desempeñe.

Pero lo que más llama la atención es el lugar protagónico que se le asigna al supervisor escolar, ya que este debe apoyar el fortalecimiento del liderazgo de los directores, orientar el desarrollo adecuado de los Consejos Técnicos Escolares, promover el mejoramiento del ambiente escolar y la participación activa de las familias; también debe visitar las aulas para apoyar los docentes en el uso efectivo del tiempo, en la detección de alumnos en riesgo de abandono, en la atención a sus problemas de aprendizaje y el reforzamiento de las prácticas pedagógicas; así como el aprovechamiento del material didáctico.

Si la calidad de la educación, establecida como derecho fundamental en la Carta Magna, va a depender del trabajo de los supervisores escolares, difícilmente, si no es que nunca, se alcanzará. La gran mayoría de estos funcionarios educativos, obtuvieron el nombramiento por la cercanía con el dueño de la sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, profesor Juan Nicolás Callejas Arroyo. Casi todos son hombres que en promedio rebasan los sesenta años de edad, muy pocos anualmente toma cursos de actualización sobre estrategias didácticas, tecnologías de la información y comunicación, aplicación de la neurociencia a la enseñanza y el aprendizaje, tendencias actuales en la elaboración de herramientas e instrumentos de evaluación.

En otro entrega comenté que mientras la ignorancia de los funcionarios del Sistema Educativo Veracruzano persista, será imposible que se alcance la calidad de la educación; hoy agrego que hasta que no haya una renovación/rotación de supervisores, jefes de enseñanza, directores de escuelas, y de maestros, con más de treinta años de servicio, que no muestran el más mínimo ánimo de actualizar su práctica docente, seguiremos formando ciudadanos de segunda, sin posibilidad de integrarse a la sociedad de conocimiento y acceder a puestos de trabajo altamente remunerados. Poner en manos de los supervisores el éxito de la reforma educativa, es una medida inadecuada que abonará más a la corrupción y el seguir formando ciudadanos del siglo XX.

Los supervisores escolares, en su gran mayoría, son individuos sin capacidad de innovación, creación, gestión educativa, liderazgo. Adiestrados en el cumplimiento de la norma, reproducir instrucciones o acuerdo, están incapacitados para favorecer la comunicación entre escuelas, profesores, padres de familia y comunidades. Las excepciones confirman la regla.

Comentario Breve

El individuo que se ostentaba como “presunto gobernador electo” al que se refería Juan Nicolás Callejas Arroyo, recibió el miércoles 24 del mes que corre del Tribunal Electoral de Veracruz ratificación de nombramiento al cargo gobernador de Veracruz. Con la resolución a los recursos de inconformidad promovidos por el PRI y MORENA, esperamos termine la campaña desesperada que algunos políticos veracruzanos realizaron para impedir que Miguel Ángel Yunes Linares jure como gobernador constitucional.

Los dos años que durará esta administración, quizás sean pocos para recuperar la grandeza de este Estado, el saneamiento de las finanzas o el buen vivir, pero serán más que suficientes para que nuevamente los veracruzanos recuperemos la confianza en la investidura de gobernador, la alegría y la esperanza de un mejor futuro.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.