Callejas Arroyo mete las manos al fuego por Duarte

Callejas
Juan Nicolás Callejas Arroyo y Javier Duarte de Ochoa
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / 

¿Puede un hombre recoger fuego en el seno

sin que se le quemen las mismas prendas de vestir?

Proverbios 6: 27

El todavía diputado local Juan Nicolás Callejas Arroyo le quiere jugar al valiente siguiéndo el juego a un gobernador que carece de toda credibilidad, pero que goza de un gran desprestigio. Callejas es cómplice y por lo mismo muy responsable de lo que ha sucedido durante el sexenio de Javier Duarte.

Desde el Congreso Juan Nicolás Callejas operó siempre a las órdenes de Javier Duarte, ignorando que el Poder Legislativo no sólo debería ser autónomo, sino que debía crear un equilibrio y hasta un dique que contuviera las onerosas iniciativas de un gobernador que sólo buscó su beneficio personal y el de los suyos.

Hasta el último momento Callejas Arroyo, también conocido como “el cacique romántico” se mostró abyecto, operando para que de último momento se aprobaran dos de las más lesivas iniciativas que el gobernador ideara: la basificación y el uso del impuesto del 3% a la nómina para pagar deudas de un gobierno desfalcado.

¿En qué basa su poderío Callejas Arroyo? En el supuesto liderazgo del magisterio. Pero el magisterio está desilusionado y la disidencia crece día con día. ¿Cómo explicarse el liderazgo de un cacique magisterial que no pudo evitar las mentadas de madre al gobernador en el Día del Maestro? La disidencia magisterial crece y el equipo político de la Sección 32 está débil, y se debilitará más con la llegada del nuevo gobierno.

Juan Nicolás Callejas Arroyo sabe que vive no en el otoño del patriarca, sino en el invierno de su senilidad. Ya quisiera irse a cuidar nietos o a su “pupila”, sin embargo sabe que el vástago le salió bruto a más no poder, y que mientras el hijo fue líder de la Sección 32 antes que sumar, dividió; antes que fortalecerse se debilitó.

No confía en el hijo para dejarle el liderazgo, pues sabe que apenas él falte los demás se le irán como perros tras el despojo y lo harán pedazos. Es por ello que busca de cualquier manera fortalecer la posición de la 32 en el próximo gobierno y no encontró mejor método para ello que la extorsión y seguirle el juego a Javier Duarte.

Es por ello que apenas iniciada la semana mandó a su secretario de Asuntos Jurídicos, un tal Javier Martínez del Ángel para que interpusiera una denuncia en contra de Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador electo de Veracruz, quesque por lavado de dinero.

Dicen tener pruebas, dicen que las van a presentar, dicen que son contundentes; pero uno se pregunta, si tenían pruebas tan contundentes, ¿por qué apenas denuncian a Yunes Linares de supuestos delitos cometidos hace casi 10 años? ¿A poco apenas las descubrieron?

Callejas Arroyo quiere jugarle al valiente, pero no se da cuenta que está metiendo las manos al fuego por Javier Duarte, está siguiéndole el juego a un gobernador que está incendiando Veracruz.

Ya lo dice el libro de Proverbios capítulo 6 versículos 27 y 28: “¿Puede un hombre recoger fuego en el seno sin que se le quemen las mismas prendas de vestir? ¿O puede un hombre andar sobre las brasas sin que se le chamusquen los mismos pies?El gobernador ya está bien chamuscado, Callejas Arroyo quien tiene mucho de dónde buscarle, no tardará en chamuscarse también.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.