Gobierno adeuda seis mmdp del fideicomiso del 3% a la Nómina

Nómina
Luis Federico Palacios Macedo / Foto: El Demócrata
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. El gobierno de Javier Duarte de Ochoa adeuda seis mil millones de pesos a empresarios por el fideicomiso del tres por ciento a la nómina.

Así lo denunció el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Xalapa (CCEX), Luis Federico Palacios Macedo, quien añadió que las autoridades estatales deben reponer los recursos económicos recaudados por ese concepto.

«Que el Fideicomiso siga siendo el instrumento de política económica y de inversión en las regiones de Veracruz, y en el corto plazo y previo análisis, se reservarán el derecho de seguir pagando el impuesto en tanto no haya transparencia y manejo adecuado de lo recaudado».

«Quisiéramos no llegar a eso, pero definitivamente la vocación de este impuesto es de infraestructura, por eso muchos empresarios están pidiendo suspensión de pagos aún con multas posteriores», agregó.

El entrevistado reconoció que no existe fluidez del impuesto a la nómina desde hace más de un año.

Además, indicó que el gobierno estatal tiene pendientes millonarios con empresarios xalapeños; sin embargo, evitó revelar monto total adeudado.

Esa situación ha ocasionado el cierre de negocios y el despido de personal en distintas áreas.

«Somos congruentes con lo que en ese entonces se habló con el señor Miguel Alemán, siempre y cuando fuera para infraestructura, ahorita ha dado un sesgo para pagar obra pública, lo cual no estamos de acuerdo, queremos que siga siendo de infraestructura porque los empresarios que pagamos ese impuesto lo pagamos con esa condición».

Por su parte, el vicepresidente del CCEX, Víctor Manuel Galván Suárez, pidió a los diputados locales que no aprueben la iniciativa del gobernador para usar los recursos económicos del 3% a la Nómina y saldar pendientes con diversos sectores de la población.

Este impuesto recauda anualmente tres mil millones de pesos que deberían destinarse a obra pública.

«El sector empresarial tendría una negativa de no pagarlo y pagarlo después aún con recargos. Si se creó para obra pública que sea para ello, porque no hay obra pública y se requiere que se detone la economía», remató.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.