El último día

Héctor Yunes Landa sentenció que el próximo domingo 5 de junio, ganará la mesura, ganará quien tiene la mejor reputación, el mejor programa y el mejor equipo
- en Opinión

Sergio González Levet / Cada candidato le imprimió su personalidad y su estrategia a éste que es el último día de las campañas para Gobernador de Veracruz.

Si vamos de atrás para adelante, Miguel Ángel Yunes Linares, el abanderado de la alianza aceitera PAN-PRD, decidió terminar antes, dar el cerrojazo desde el domingo anterior con un cierre aparatoso en su bastión de Boca del Río, y está dedicando la jornada a ofrecer una conferencia de prensa y a empezar la organización de sus huestes con miras al día de la elección, con las movilizaciones y tácticas consecuentes para generar el mayor número de asistencia a la urnas, y por ende de votos a favor, de los simpatizantes de su causa.

Fue para el azul una jornada de despedida, el adiós y el agradecimiento a su equipo de campaña y a los directivos de los partidos que fueron con él en alianza.

Finalmente, el candidato que había sido un rencor vivo (Pedro Páramo) terminó en una actitud tranquila y tranquilizadora que muchos esperan mantenga durante el día de las votaciones, para que todo trascurra en orden y en paz.

Cuitláhuac García Jiménez aprovechó sus últimas 24 horas para ahondar en lo que fue su más socorrida estrategia de campaña: visitar casa por casa con la intención de ir convenciendo a los moradores de que Andrés Manuel López Obrador, Morena y él (en ese orden) son la mejor opción para el futuro inmediato de Veracruz.

En cada puerta que tocó y seguirá tocando hasta que culmine este 1 de junio de 2016 ha repetido y repetirá su promesa de que se reducirá a la mitad su propio sueldo de Gobernador, de que recortará la burocracia también de manera considerable y con esos salarios que deje de pagar logrará formar una bolsa financiera con la que hará obras y saldará las deudas que le deje la actual administración.

Héctor Yunes Landa va a terminar a tambor batiente en su propio terruño.

A las 6 de la tarde en Soledad de Doblado concentrará a las fuerzas priistas para ofrecer –urbi et orbesu discurso final, que será lleno de propuestas, de explicaciones precisas sobre lo que se propone hacer cuando sea el Gobernador de todos los veracruzanos, su sueño acariciado por años que no piensa desaprovechar.

Ya Manlio Fabio Beltrones estuvo en Veracruz en días pasados acompañando a su candidato y compadre, así que de parte del CEN acudirá la Secretaria General, Carolina Monroy del Mazo, así como lo más granado de la nomenklatura priista, entre ella el coordinador de los senadores Emilio Gamboa Patróny el de los diputados César Camacho Quiroz.

Y por la parte estatal, ¡todos! La dirigencia del partido tricolor, encabezada por Felipe Amadeo Flores Espinosa y Fabiola Vázquez Saút: los líderes de los partidos aliados; muchos candidatos a diputados locales; el equipo de campaña con todas sus estrellas, empresarios, periodistas, colados…

Un momento de emoción, de pena, muy sentido, será cuando el candidato se refiera al sensible fallecimiento este martes de quien fuera su amigo muy cercano en el afecto y su coordinador de relaciones públicas, el doctor Ramón Durón Díaz, que firmó tantos y tan excelentes artículos con el seudónimo de El Filósofo de Güemes. Su recuerdo quedará indeleble en Veracruz, en donde hizo tan buenos amigos, él que era el mejor.

Pero Héctor cierra a tambor batiente, en la más acendrada tradición priista.

Y lo que sigue será el silencio, el bendito silencio…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.