Date permiso de ser feliz

Guémez
Luis Ortiz con el Filósofo de Guémez
- en Opinión

Luis Ortiz Ramírez /

La felicidad está en el caminar diario de la vida, no sólo se trata de trabajar para hacer dinero, sino para vivir y estar satisfecho

Ramón Durón

Hace algunos años perdí a mi amigo Sergio Aguilar, recuerdo que me encontraba en Poza Rica,  trabajando, después de colgar el teléfono me encerré en el  baño a derramar unas lágrimas por él. Poco después murió mi segunda madre (Boya como cariñosamente le llamábamos), mis hermanos y yo encontramos en ella refugio, después de pasar una época muy dura, por nuestra falta de tolerancia y experiencia. Cuando ella murió, sentí que un pedazo de mi vida me había sido arrebatado.

Hace tres años, mi hermano menor, el más querido por todos, murió  cuando dejo su vida en las olas del mar, su muerte no fue en vano, salvo la vida de una ancianita.  Aunque ese acto heroico me resultaba insignificante, si el precio que se pagaba era la vida de mi querido hermano Rubén.

Hoy recibí la llamada de mi amigo el Lic. Uriel Rosas, avisándome de la muerte de nuestro amigo Ramón Durón, mejor conocido como el filósofo de Güemes. Su partida me ha dejado consternado, como es posible que una persona muera en esas circunstancias, cuando está lleno de vida y proyectos. Su partida me obliga a revisar como estoy  viviendo la mía. Y es que los seres humanos, pocas  veces nos damos la  oportunidad de pensar en  nosotros mismos. A veces ni nos damos cuenta que es necesario hacer un repaso constante aunque intermitente de nuestros pensamientos.

Le damos prioridad al trabajo, los estudios, las preocupaciones, los problemas de familia, muchas veces, estos  nos desgastan y agobian. No tenemos tiempo para nosotros mismos. Unos llaman entenderse consigo mismo meditar, otros orar con sus dioses. Y otros, básicamente, hablar con uno mismo.

Hoy que veo hacia atrás, y no encuentro a esos seres tan amados, creo que el estar vivo es lo más importante para cada uno de nosotros. Pienso que perdemos tiempo muy valioso en malos entendidos. Y es que en  ocasiones los roces acarrean lo peor de nosotros mismos. Violencia, terrorismo, guerras, disputas y rencores. Que tontos somos en muchas ocasiones.

Creo con firmeza, que los sueños también forma parte de nuestra vida. Muchos de nosotros creemos que son el motor de muchas acciones. Otros no le dan ninguna importancia. En la variedad se encuentra la verdad. Lo que sí sé es que un “sueño” puede labrar el destino de alguien.

Dice la canción de Cuco Sánchez, que el tiempo, es justiciero y vengador y que en ocasiones  sana heridas, da esperanzas y apacigua el ánimo.

Con tiempo somos capaces de todo y de nada a su vez. Aunque creo que nos  serenamos del espíritu un poco, el recuerdo de los seres que se han ido, siempre duele…

Pienso que el  amor es un estado tan puro que es necesario para todos. De hecho Dios es amor, por eso una persona jamás pude estar sola y ser feliz. He llegado a la conclusión que el tener pareja es lo más cercano a la felicidad absoluta. Es comprender, en sumo grado, que la vida es imperiosa y brillante. Todo lo que digas será atendido. En todo lo que atiendas, será recompensado. De una forma u otra, te sentirás completo, sin embargo hay individuos, que su amor es tan grande, que tienen que compartirlo a muchos. Ese  el caso de mis amigos que se me han adelantado. También es el caso de Ramón Durón. Por eso, a pesar de hoy ya no están con nosotros, tenemos que seguir viviendo y tratar de pisar las huellas que ellos nos han dejado, y sobre todo, démonos permiso de  ser felices.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.