El hogar

Tierra
Niño sembrando un árbol

Virginia Durán Campollo / No nos cansaremos de repetir, que nuestro hogar es el lugar en que vivimos: La Tierra. No podemos permitir su deterioro y destrucción. El Cambio Climático no es un mito genial, diría algún nefasto político, sino una realidad incuestionable. En Veracruz, como en todo el país, lo estamos viviendo. Estos bruscos cambios de temperatura no son normales. Se acortan o se alargan las estaciones. La primavera es breve y el invierno largo. Mezclas en un solo día de temperaturas intensas. Por ello es un compromiso vital, el que cuidemos nuestro entorno. Las personas adultas tienen un gran compromiso, de alertar a la niñez y juventud de lo trascendental del asunto. La omisión pudiera ser terrible, para el hábitat. Ese que ellos ocuparán pasando el tiempo y en el cual formarán a sus propias familias. Si no lo cuidan sus hijos no podrán disfrutar de un cielo despejado, de respirar aire puro, de acariciar a una mascota y jugar con ella, de bañarse en un rio, lago, mar con la consabido disfrute que esto conlleva o no conocerán alimentos, especies, vegetación que desaparecerá.

*** Realmente la política no importa, porque ante los desastres naturales ella no nos resolverá. Científicamente está comprobado que en éste año los huracanes, tsunamis, terremotos vendrán con mayor fuerza de lo normal. Grandes tragedias ecológicas, tendrá que pasar la humanidad por su omisión.  Por ensuciar el ambiente; matar a los animales; contaminar; deforestar sin misericordia; envenenar el aire con los humos del transporte y depredar en general. La gran fortuna que Dios nuestro señor nos regaló, respetando la creencias de cada quien, es la naturaleza. En ella los artistas se inspiran, creando las hermosas obras que dignifican a la humanidad. Esa humanidad que también destruye y daña a sus mismos congéneres. La Madre Tierra nos provee. No hay que ser mal agradecidos. Nos proporciona alimentos, agua, hierbas medicinales y paisajes divinos que alimentan al espíritu. Ojala se entienda.

*** En Xalapa, la antes ciudad de las flores, se desató una fiebre de construcción de casas, que arrasó con importantes núcleos verdes. La familia Fernández deforestó, aunque sean de su propiedad, muchas hectáreas para fraccionar. Lo lamentable, es que hay decenas de ellas que están en venta. Por el lucro, los pastizales que fueron de la antigua Hacienda de las Ánimas, son una gran mancha de asfalto. Rompieron el encanto.  Muchos políticos se volvieron constructores, pero no de obras públicas para beneficio de la población sino para grandes negocios con el gobierno del estado y los resultados están a la vista.

*** La burbuja en que habitan la especie denominada políticos, no les permite ver más allá. Resulta que Erick Lagos, Vicente Benítez y Jorge Carvallo se distancian porque los tres buscan, no sabemos de qué siglo, la gubernatura del estado de Veracruz. En su estulticia, se consideran merecedores y dicen en corto: “si el gordo se coló, porqué  yo no”. Con lo que robaron, tienen la fortuna para competir.

*** A estos y otros más el PRI estatal debe, la escisión que padece. La gran tarea del líder de ese partido, Amadeo Flores Espinosa, es unificar. Está ocupándose de ello, pues hay mucho descontento al interior del mismo por culpa de los grupos antagónicos como los fidelistas y duartistas. Una clase demasiado ambiciosa y ladrona, que les ensucia. Flores Espinosa tiene camino andado en estas cuestiones y tal vez logre volver a fortalecer a su partido.

*** “He constatado que uno de los principales problemas de los veracruzanos es el acceso a los servicios de salud, que en muchos de los casos tenemos clínicas y hospitales que diagnostican, pero no curan. Como su próximo gobernador, la salud será una prioridad. Habrá medicinas para todos. Todo el tiempo y a tiempo. Si la clínica no tiene, que te surta la farmacia. El cien por ciento de los veracruzanos tendrá un servicio  de salud con un sistema de consultas adecuadas”, promete el candidato priista a la gubernatura del estado Héctor Yunes Landa.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.