La juventud

- en Opinión

Virginia Durán Campollo / Nuestra juventud no tiene futuro. La sociedad hemos sido omisos y a los gobiernos no les han importado; incluso los asesinan como en Tlatelolco y Ayotzinapa. En la plenitud de su desarrollo, su fuerza, inquietud, prestancia la canalizan hacia las drogas, la delincuencia, la desobediencia. Están abandonados, desahuciados tanto  por sus padres como sus maestros, en una gran mayoría. Las frías necesidades del hoy, sepultan los cálidos anhelos del ayer, pienso. Imbuidos en el trabajo, sus progenitores están más preocupados por llevar benefactores económicos, que por orientar en los valores humanos y cívicos. La execración que constituyen las televisoras nacionales, anunciando bienes materiales y  enviando el mensaje, que ésa es la forma en que serán reconocidos y admirados. *** Falsa cultura. Un ser humano no se puede valorar, por la marca que trae en su vestimenta. No es el modelo de auto que se maneja, el que te hace sobre salir de los demás. Ni tampoco, los aparatos tecnológicos de telefonía de lo más nuevo y sofisticado. Y mucho menos eres lo que bebes sino lo que te gusta. Una importante generación nacimos y crecimos, en la educación básica de un hogar. Respeto irrestricto a todos  los sectores marginados. Verdadero amor a la patria, en el conocimiento de nuestra historia y gran cultura. Los vestigios arqueológicos, que nos distinguen a nivel internacional y nos equiparán con otras grandes civilizaciones como los griegos y egipcios. Conocimientos que nos harán fuertes ante el mundo y no sentiremos complejos de inferioridad, que es lo que los poderes facticos han logrado con los mexicanos. *** Las clases sociales, como mito genial de la sociedad mexicana. Es conocido,  que las personas con verdadera cultura, dinero, conocimiento, poder son humildes, sencillos y cordiales. La petulancia, es sinónimo de carencias de origen. Tenemos que darles esas armas a nuestros jóvenes, pues la lucha apenas empieza. Son dueños de un país, aunque muchos ya han huido materialmente al extranjero, de gran valor y  único en el mundo. Si bien hoy pasamos por momentos muy difíciles,  lo es también que tienen todo para salir adelante. Que deben concientizar qué pasa en el país y cuál es la responsabilidad del ciudadano, en los resultados qué obtenemos. Sí es muy difícil, económicamente hablando, obtener lo  básico que a sus padres se les facilitó  por ser otros tiempos. No deben desanimarse sino buscar las formas correctas de desarrollo. Pero lo más importante, los que llegaron a la mayoría de edad y  cuenta con una credencial para votar, es acudir a las urnas y mostrar el fastidio y la necesidad del cambio real. Es para su beneficio y el de su comunidad. *** Que paradoja resulta que uno de los hombres más ricos del mundo,  como  el Chapo, sea atrapado en las condiciones que fue encontrado.  Después de huir por los alcantarillados, como rata, finalmente atrapado  con una camiseta sucia y raída. ¿Tantas vidas masacradas, para eso? *** Parece  no se comprende el suceso político, en Veracruz,  que ya registra la historia local. Los senadores Héctor Yunes Landa y José Yunes Zorrilla, ante el embate del fuego amigo, se unieron para caminar juntos. Fue un acuerdo de hombres, de palabra. Sólo así podrían marchar. Sufrieron cualquier clase de desprecio y embates periodísticos, de sicarios a la orden del gobierno. Se fortalecieron en la unión y el acuerdo: primero Héctor y después Pepe. Los dos están en el ánimo de la población y hay cierta confianza, en que son diferentes a lo que hemos tenido estos 12 años nefastos. Pepe, trasciende, recibió una encomienda especial del presidente y sus amigos más cercanos: te necesitamos para el 2018. Mucho trabajo para estos dos Yunes, a quien Fidel y Javier no querían llegaran. Pero lo hicieron.  Los dos equipos están listos para trabajar, en conjunto, por el bien del estado según se concluye de sus declaraciones. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.