La farsa

- en Opinión

Virginia Durán Campollo / A mí no me presumas la recaptura del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán como una gran victoria, a mí garantízame un salario digno, que baje el precio de la gasolina y de la canasta básica, que existan oportunidades de educación, desarrollo y crecimiento para todos. A mí aclárame la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, aclárame los casos de Tlatlaya y Tanhuato; aclárame los miles de muertos y desaparecidos que nadie vio esfumarse de la tierra. A mí explícame por qué frente a la brutal pobreza en la que están sumidos millones de mexicanos, tú, los miembros de tu gabinete, los ministros, los gobernadores, los senadores y los diputados reciben exorbitantes sueldos millonarios; ¡y por si fuera poco tu salario de 248 mil 674 pesos al mes recibiste en diciembre un aguinaldo de 478 mil pesos!. A mí aclárame el caso de tu “Casa Blanca”, construida por tu contratista favorito desde que eras gobernador del Estado de México, Grupo Higa. A mí no me cantes victoria por la recaptura de “El Chapo”, te recuerdo que el narcotraficante se te escapó a ti, era tu responsabilidad tenerlo vigilado. A mí no me apabulles con triunfalismos por la recaptura del narcotraficante y por otro lado ignores la grave crisis económica por la que atraviesa el país; por si no te enteraste: hoy llego el dólar a su máximo precio. ¡Yo no quiero más espectáculos para distraer nuestra atención de los graves problemas del país! es una misiva que un ciudadano indignado, envía al presidente mexicano Enrique Peña Nieto.…yo coincido. *** No entendemos cómo se puede ser un ciudadano responsable, quien impulsa las candidaturas de dos nefastos funcionarios como lo son, desgraciadamente pues se supone nos representan, los diputados federales priistas Alberto Silva y Erick Lagos. Como veracruzanos tienen todo el derecho de participar por la candidatura para gobernador del estado, pero lo que la sociedad no puede permitir es más cabida a quienes, como ellos, tienen estigmas de corrupción, nexos con la delincuencia organizada, enriquecimiento inexplicable y que serían el continuismo del fidelismo-duartismo, que tanto daño han hecho a Veracruz. Los ciudadanos somos los únicos que podemos, debemos, hacer el cambio. Vivimos en un estado fallido, como el de Morelos, donde la Ley y el Orden no existen. No hay gobierno y es una anarquía en todos sentidos. La problemática, la sabemos y padecemos. Tengamos un poco de ética y no vendamos nuestras conciencias, es por el bien de la población que está muy, pero muy cansada y harta del gobierno en turno. *** Hay que rescatar a las mujeres funcionarias que trabajan arduamente y dan resultados. Una es la Síndica Michel Servín, quien es mujer de trabajo y entrega. Tiene el alcalde Américo Zúñiga Martínez un elemento valioso, en ésta joven que siempre está capacitándose en el tema administrativo. Con una agenda muy abultada, se reúne frecuentemente con colonos y población en general para coadyuvar en sus solicitudes. Sabe que, desgraciadamente, no es posible resolverles a todos pero lo que se puede lo hace con cariño, que es lo que siente por su tarea política según nos comentó. *** Otra que se destaca por su entusiasmo y entrega es la maestra Elena Córdoba Molina, Secretaria de Acción Femenil de la Confederación Nacional Campesina en Veracruz, quien fue una de las principales organizadoras en el pasado encuentro nacional de mujeres cetemistas, a la que acudieron 5 mil mujeres de todo el país. Elena Córdoba es una activa lideresa, que trabaja muy cercana a su líder Juan Carlos Molina Palacios, en la promoción de acciones de su institución, particularmente el apoyo e impulso que se brinda al  trabajo que realizan sus agremiadas. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.