Una curul para discapacitados

- en Opinión

Brenda Caballero / “No tengo padrino pero he decidido iniciar esta aventura”, dice Adrián Martín Pineda Selvas con emotividad y a la vez con bastante dificultad, pues tiene parálisis cerebral infantil.

Adrián,  mejor conocido como Martín Pineda tiene 45 años y aspira a ser nominado por el PRI como diputado local al Distrito Urbano de Xalapa.

Asegura que la tiene difícil pues hay muchos intereses de por medio, y los que él representa posiblemente  no signifiquen nada en comparación con los de los demás candidatos, pero aún así ha iniciado su aventura.

Afirma que llegó la hora de que el PRI abra espacios de participación política a las minorías e indica que vale la pena recordar dos cosas: Primera) El derecho de participar políticamente es un derecho humano; y segunda) el PRI ha abierto las puertas a las candidaturas ciudadanas, esto último lo interpreta como una reflexión interna del propio partido para allegarse de caras nuevas para el electorado.

Con dificultad cuenta que en Veracruz se han tomado en cuenta a los discapacitados pero sólo los que han tenido un mérito deportivo, no por inclusión política; del mismo modo, no deben considerarse sólo para que voten, sino deben ser también elegibles.

Cuenta que al nacer, unos pasantes de medicina  atendieron a su madre en el parto y por no saber hacer bien su trabajo, le ocasionaron un daño irreversible en su sistema nervioso.

A pesar de su discapacidad, asegura que no ha sido una limitante en su vida; incluso, sus padres Luis Octavio y Flavia nunca lo hicieron; al contrario, lo apoyaron junto con un tío para que a los 18 años se trasladara a Xalapa a estudiar en la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana.

¿Por qué venir a estudiar desde Chiapas?, le pregunto? “Por la reputación de la Universidad. No conocía a nadie. Incluso durante mi estancia en la Universidad de cuatro años, viví en casi 25 casas por todo Xalapa”.

Adrián recuerda que fue en 1992 cuando se convirtió en Presidente Fundador del Movimiento de Personas con Discapacidad dentro del PRI, cuando era presidido por el Maestro Guillermo Zúñiga Martínez.

Posteriormente, Miguel Alemán Velazco lo invita a trabajar como analista jurídico en la administración Pública estatal.

Martín cuenta que logró coordinar y convocar a varios de sus amigos y compañeros con diversas discapacidades para apoyar a los candidatos del entonces candidato para la gubernatura Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa. En el caso de Herrera Beltrán, sus compañeros y él fueron los que primero se pronunciaron a su favor.

Hace también un reconocimiento al alcalde de Xalapa, Américo Zúniga      Martínez, ya que en el estado, es el único municipio que cuenta con una Comisión de Discapacidad a cargo del regidor XIII, Daniel Fernández Carrión. “Bueno, en Coatzacoalcos hay una Dirección”, afirma. Del mismo modo hace un llamado respetuoso a los demás Municipios y Cabildos para que instalen en sus Ayuntamientos una Comisión Edilicia de Discapacidad.

De lograr su sueño como posible aspirante a la diputación local y como ciudadano, Martín se manifiesta por la eliminación del fuero a diputados; asimismo, trataría de ser la piedrita en el zapato del titular del poder ejecutivo para que éste expida el Reglamento de la Ley 822 “Para la Integración de las Personas con Discapacidad en el Estado”, la cual, a pesar de que está armonizada con el Convenio Internacional de los Derechos Humanos promulgada por la Organización de las Naciones Unidas, a la fecha no tiene Reglamento, razón por la que no es posible aplicarla.

Espera se reflexione sobre la Creación del Instituto Veracruzano de la Discapacidad con el fin de que del Poder Ejecutivo sea el orientador, formulador y divulgador de las políticas públicas en materia de discapacidad.

Adrián no es ningún improvisado. Aparte de ser Licenciado en Derecho, pasante de la Licenciatura de Ciencia Política por la Escuela de Ciencia Política y Administración Política de Oriente, es Maestro en Ciencias Políticas por el Instituto de Administración Pública de Veracruz y Candidato a Doctor en Ciencia Política por el Colegio de Veracruz. Aparte, ha impartido algunas materias en la licenciatura de Ciencia Política de la UPAV como Cultura Política, Taller de Campaña, Ética y Valores, Teoría del Estado, entre otras. ¡Hasta poeta salió! pues publicó un libro llamado “A Luz de tu Sombra”.

Llama mi atención cuando habla de la Cuota de Inclusión (incluir personas con discapacidad en el aspecto laboral)  pero expresa que ya se está dando por el Convenio Internacional firmado con la ONU en México gracias a Gilberto Rincón Gallardo, quien defiende a las personas con discapacidad. Recuerda que por su intervención, David Velasco, cuando fue alcalde, dio empleo a 4 personas con discapacidad… una de ellas aún trabaja en el Registro Civil. Igual propuso un programa de contratación de radio-operadores con discapacidad en el C4.

Estás muy bien preparado, le digo. “Me lo han dicho, pero no me lo creo.” Aunque ¿has pensado en lo que implica físicamente los recorridos de campaña? “Desde luego que estoy preparado y será un reto, pues no se ha visto ninguna persona con discapacidad haciendo campaña; siento que tengo la capacidad, preparación y humildad para llevar a cabo una campaña. Aunque si el partido no me incluye, me iría por la vía independiente”.

Pienso su decisión y creo que no sería cualquier independiente. Adrián está casado con Miriam Marlen desde hace 7 años. De su amor nacieron Ana Regina que tiene 6 años y Máximo de Jesús de 2 años, quien representa una lucha más fuerte para Adrián pues tiene Síndrome de Down.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.