La última y nos vamos

- en Opinión

Brenda Caballero / En algunas casas ya lucen sentados los viejos hechos de cartón, rellenos de aserrín o periódico y vestidos con harapos, esperando ser quemados a medianoche del último día del año, como símbolo de purificación para alejar la mala vibra, la mala suerte o la energía negativa del año que comienza.

Otros se disfrazan en grupos y salen a bailar a ritmo de batucada, pidiendo la clásica “una limosna para este pobre viejo/ una limosna para este pobre viejo/ que ha dejado hijos/que ha dejado hijos/ para el año nuevo”. Lo más vistoso, es que generalmente son varones muy jóvenes los que se acomodan barbas, canas, panza y hasta nalgas para salir a la calle y moverse temblorosamente con bastón en mano para recaudar unos pesos para la botella de la noche.

Reconozco: prefiero los bailes a la quema de los viejos, pues aunque ambas sean tradiciones de fin de año, el planeta ya no está para soportar más contaminación por la quema al aire libre de pólvora u otros materiales. Además de que en estas fechas, muchos perros se pierden pues los cohetes los aterran y hacen que huyan despavoridos de sus hogares.

Estas celebraciones son parte de cada fin de año, junto con la cena familiar y las tradicionales uvas acompañadas de los propósitos de año nuevo.  Pero como no todos los mexicanos tienen esos “privilegios” de cena y de propósitos, he aquí algunos deseos desde este espacio para el 2016.

  • Que el pariente pase lo más pronto posible a los “Yunaite Esteis” para que consiga chamba y nos envíe lana a Veracruz pa’ reactivar la economía.
  • Que les paguen y que no les” peguen” a los pensionados y a los del Programa 65y más.
  • Que la gasolina no suba, y si es así, que se abran más tomas clandestinas. ¡Pues ya no da pa’ pagar más!
  •  Que ya no “suelte” tránsito más concesiones de taxi, pues ya no se puede ni circular en el estado.
  • Que desaparezcan las cámaras de fotomulta y pueda circular a la velocidad que quiera.
  • Que aparte de los estacionamientos de las plazas ya no cobren los parquímetros, y que se pueda apartar el lugar con el bote del chesco sin costo alguno.
  • Que adelgace, pero la nómina de los recomendados, aviadores y parientes de los políticos.
  • Que surtan de huevos al Congreso Local, pues es evidente el desabasto.
  • Que los funcionarios de gobierno estatal dejen de tomar… pero lo ajeno.
  • Que condonen multas, recargos, impuestos, predial, agua, luz y el gas.
  • Que en lugar de reprimir manifestaciones, se reprima la inseguridad, los robos, asaltos, los asesinatos y la corrupción.
  • Que la cuesta de enero no se prolongue hasta diciembre.
  • ¡Ay que dejar de fumar! Pero a los partidos políticos que no pelan a los ciudadanos.
  • Que las escuelas ya no cobren colegiaturas ni cuotas de recuperación, mucho menos de mantenimiento.
  • Que haya más empleos pero ¡que les paguen a los trabajadores!
  • Que surtan medicamentos y no sólo recetas.
  • Que se detenga el apagón analógico y si no se puede, que regalen más televisiones.
  • Que los funcionarios funcionen, de lo contrario que apliquen el dicho: “Sí no pueden, renuncien”.
  • ¡Que en Veracruz ya pase algo!  principalmente : ¡Que se termine el sexenio!
Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.