#yosoyNotiver

- en Opinión

Salvador Muñoz / Reflexiono: Desde hace una semana o un poco más, veo en los diferentes medios de difusión una guerra de críticas y señalamientos de medios contra medios, columnistas contra medios, columnistas contra columnistas.

Pareciera que el objetivo del periodismo hubiera perdido su brújula e hizo de sus “congéneres” el objeto de sus ataques olvidando de plano a quien se debe: a la sociedad.

También vi un adjetivo que se hace popular entre articulistas: “Periodistas críticos”. Da lugar a que hay “Periodistas No Críticos” y en una de ésas, hasta un sinnúmero de “clases de Periodistas”, lo que me lleva a pensar: ¿no es momento de reclasificar esta palabrita que de plano se abarató por el hecho de que cualquiera podemos publicar sea en impresos, radio, tele o redes sociales?

El Periodista debe ser sólo Periodista, sin “apellidos” mamones como el de “Crítico”.

Trato de respetar la opinión de quienes ejercen esa noble profesión que es el periodismo de la que no me considero parte, por una sencilla razón: para mí, el ejercicio del Periodismo es una ciencia que nada tiene que ver con mi ejercicio de Libertad de Expresión que, agradezco, se tomen la molestia de publicar.

En pocas palabras, insultan al Periodismo cuando me tachan como Periodista.

Todo este preámbulo tiene una razón: Mi solidaridad con don Alfonso Salces.

Hablar con don Alfonso es siempre una delicia.

Las horas transcurren rápidas, vertiginosas, que difícilmente uno se da cuenta de ello hasta que ve que han pasado cerca de tres horas de una increíble charla.

Un día previo al informe del senador Pepe Yunes Zorrilla, platicamos de todo y de todos, con un café de por medio, un “Vuelve a la Vida” gigante y remato acompañándolo con un cigarrillo.

Platicamos de ese terreno que hoy es motivo de ofensa para una señora. Repetir lo que me dijo es innecesario porque lo plasmó este lunes en su periódico. Las mismas palabras. No varió nada de lo platicado a lo escrito.

Es curioso, pero entonces me acordé de cuando Alberto Loret de Mola subió un video donde se dice “ofendido” porque Javier Duarte de Ochoa (asegura el yucateco), le compró unos terrenos por varios millones de pesos que pagó en efectivo.

Cuando vi ese video, por supuesto que puse algo así como “el burro hablando de orejas” y sin más, no presté mucha atención al “valor civil y moral” de Loret de Mola por tomar las cosas de quien venían, sin hacerle caso, despreciándolas (es decir, no darles valor).

Cuando vi el twitter del Gobernador, quise pensar que a lo mejor es otra persona la que le lleva su cuenta, como sucede con la mayoría de los políticos, por poner un ejemplo: Pepe Mancha. Para muchos, pasó desapercibido ese “tuit” donde dice en su cuenta “Con el guapísimo @MYunesMarquez… #Xalapa que quieren ese look le va bien. Buen diseño de imagen”.

Por supuesto. Es seguro que su jefe de relaciones públicas, de prensa o de imagen, se ha equivocado y por la emoción, no se dio cuenta y lo puso en la cuenta de Pepe Mancha.

¿Y en el caso del Gobernador? No puede haber lugar al mismo evento que Pepe Mancha. Recordé que vi hace poco al mismo Gobernador subir en su cuenta de twitter un mensaje. Luego entonces, él se encarga de ello. Por eso, lamento mucho que el mandatario estatal utilice su cuenta para que, lejos de hacer o generar política, incurra en lo que siempre se queja: del mal uso de las redes sociales. Aún peor: en su intento de manchar la imagen del periódico “Notiver”, ofende a una señora a la que convida de sus vísceras.

Sí, porque al final, la ofendida, a quien insulta, es una señora mayor de 70 años que vendió un terreno y al menos, que se sepa, eso no es delito, tan así, que el mismo Gobernador le compró a Alberto Loret de Mola unos terrenos y en efectivo.

A “Notiver”, por uno o diversos medios, se le ha pretendido desprestigiar. Incluso, hasta el periódico que no se vende le dio la portada. Hoy, les guste o no, no sólo al Gobernador, sino a sus principales detractores, “Notiver” es un referente a nivel estatal, nacional e internacional.

“Notiver” marca pauta. Es lectura obligada. Es para mí un orgullo tener un espacio en un diario valiente, dirigido por un hombre valiente y sabio. Atacarlo, tanto al medio como a su director, es ennoblecer más el trabajo que día con día hacen.

Poner en la balanza las palabras del Gobernador y la respuesta de “Notiver”, es inclinarla a favor de quien goza de credibilidad.

A don Alfonso, no me queda más que expresarle mi solidaridad, mi aprecio y mi cariño, y aplicarle las mismas palabras del video de Alberto Loret de Mola: tomar las cosas de quien vienen, sin hacerle caso, despreciándolas… es decir, no darles valor, porque hasta de eso se carece. #yosoyNotiver.

 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.