Los ‘acarreados’ de Pepe

- en Opinión

Brenda Caballero / El taxista hacía maniobras para estacionarse frente al Word Trade Center Veracruz; sin embargo, los oficiales le indicaban que no podía pararse allí. El espacio estaba destinado a los camiones que transportan a personas de varias partes del estado. Por fin bajé del taxi y al dirigirme a la entrada, me comenta una familia que viene de Xalapa; les digo “¡Yo también!”, aunque no coincidimos en la colonia, ellos eran de la Luz del Barrio.

Mientras esperamos a que abrieran la puerta, un niño lee en voz alta “Pienso Libre, decido Libre” y sale corriendo a ver otro letrero que yace colgado y que tiene la foto de Pepe Yunes.

Pregunto al policía a qué hora va a abrir para entrar. De inmediato me contesta: “¡Ya se cerró! Está lleno”. De inmediato le digo ¡cómo! ¡son las once de la mañana! en referencia a que la cita para el informe del Senador José Yunes Zorrilla era a las doce. Me sugiere vaya a otra puerta que no se haya cerrado. Ya me había resignado a verlo en las pantallas, cuando me cuelo y encuentro a algunos que vienen de Tuxpan, que me dicen que salieron muy temprano y afirman que “¡Tuxpan está con Pepe!”

Efectivamente, está llenísimo, pero muy entusiasmados y algunos con matracas en mano y hasta pompones. Llama mi atención unas chicas con playeras negras y blancas a quien les pregunto de dónde son. De inmediato, Josefina me dice que pertenecen a la Asociación Civil Veracruzanos con Pepe que tiene presencia en todo el estado y que tiene como objetivo ayudar a que las mujeres se autoempleen en diversas actividades como elaboración de productos y cría de peces entre otros.

Suenan las porras con el chiquitibum para Pepe Yunes. De inmediato me dicen: “Somos de Poza Rica”.

En el otro extremo hay letras verde y rojo con mi municipio: Xalapa. Al fondo, otras mantas: “Cuichapa está presente ¡Gracias Senador!” Y otra más de Papantla con una felicitación.

Alguien me saluda, es Chava, que viene con el doctor Alejandro Moreno Leal. De inmediato, la interrogación asalta mi subconsciente: ¿Si son gente de Héctor Yunes, que hacen aquí? Me traslado a San Julián y recuerdo: La unidad priísta.

¿Me siento? Mejor peregrino un rato. Saludo al periodista Armando Ortiz, así como a Virginia Durán Campollo y Claudia Guerrero (que vinieron de solteras). Al fondo, atento Carlos Darío Arcos Omaña. Ernesto Aguilar Yarmuch presume que viene desayunado con unos huevos rancheros que comió en compañía de Francisco Berlín. Presentes, también los empresarios con su Presidente de la Canacintra Xalapa, Antonio Pino Aguilar, a quién sólo pude saludar de lejos.

En otra fila se ven caras nuevas, como la de Vinicio Martínez y Luis Rodríguez Alemán, presidente de la Agrupación Política Ala Progresista, quienes me presumen su presencia en todo el estado de Veracruz, así como la renovación de su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE) con más de dos mil afiliados. La gestión es lo suyo, por lo que ahora están enfocados en apoyar un kínder de Emiliano Zapata con varias toneladas de cal.

Las puertas se vuelven a abrir y dejan entrar a más personas que, por seguridad y medidas de protección civil, habían permanecido en los pasillos del Word Trade Center.

Claudia Ramón Perea, Vicente Escalante Macario, Olga Lidia Robles Arévalo y Martín Cristóbal Cruz también se dieron cita, aunque a los dos primeros se les veía muy callados.

Yarid Christfield Lugo presente también, aprovechando el domingo. Le pregunto ¿Con Pepe o con Héctor? De inmediato contesta: “soy institucional y los tiempos del partido lo determinarán. Apoyo la unidad y quiero al partido y a Veracruz”.

Varias mujeres sentadas en una fila portan camisetas rosas con pompones. ¿Por qué no vienen de rojo? Les pregunto. Edhit me dice que el rosa identifica a la mujer y es más visible. Ellas son del Sindicato Independiente de Mujeres Transportistas. Me quedo impresionada cuando me dicen que manejan taxis, volteos, transporte de carga y hasta tráilers. ¿Por qué con Pepe?: “Nos ha apoyado en gestiones de transporte, estamos muy agradecidas pues muchas de nosotras somos madres solteras”.

En otra hilera, Eliseo Tejeda me dice “¡Aquí presente!”

Contrario a muchos, Armando López Contreras, tras bambalinas, cuidaba los detalles y observaba discretamente el evento.

Anuncian al senador Pepe Yunes, quien arriba puntual entre aplausos, matracas y porras que no cesan.

De inmediato, una señora sentada en una fila a la mitad del Word Trade Center lo saluda con la mano izquierda, como diciendo adiós, mientras mira la enorme pantalla. Con la mano derecha sostiene una letra “P” de unicel y sigue muy atenta toda su entrada hasta el presídium. Confieso que me impresionó su devoción. Un niño con “P” en mano y acompañado de su madre, sube y baja la letra emocionado.

Veo la entrada de Pepe. La gente quiere una selfie con él. Se cuelan hasta adelante. No lo dejan ni sentarse.

El “heeee heeee Pepe” suena fuerte. Traen mucha pila. Son de Coatzacoalcos.

Javier Duarte y Héctor Yunes acompañan a Pepe. No cabe duda que funcionó la oración de Manlio Fabio Beltrones en la comida de San Julián.

Mientras toman su lugar, platico con Don Miguel, que es priísta desde hace 20 años y apoya a Pepe porque lo considera una buena persona. Me cuenta que salió de Soledad Atzompa a las siete de la mañana.

Raúl, Juan, Agustín y Héctor son originarios de la comunidad El Conejo del municipio de Perote. Vinieron solitos. Nadie los trajo, afirman. Quieren dejar una petición al senador pues dicen que les ha ayudado mucho con los cuatro kilómetros de carretera pavimentada y ahora solicitan su intervención para que les apoye a comprar el 50 por ciento de abono. Ellos se dedican a la producción de papa, aunque con tristeza dicen que ahora está muy barata, a 30 pesos los 26 kilos, cuando antes estaba a 60 pesos, razón por la que no cuentan con recursos. Asimismo, piden material de construcción pues necesitan hacer un saloncito a su parroquia. ¡Somos priístas por la persona!, dicen.

Rolando, Santiago, Albino y Mariano también quieren la intervención de Pepe. Ellos son de la congregación de Mexcala, Soledad Atzompa, que tiene 3 mil habitantes. Su preocupación es la construcción de un centro de Salud pues no tienen ninguna atención médica en la comunidad y si la necesitan, tienen que trasladarse 7 kilómetros hasta Huitzila; desde luego, caminando dos horas pues no cuentan con transporte de urgencia.

Por más que quería colarse y saludar al senador, no le fue posible a Adelina, de la colonia Amapolas 2. Le digo que en el puerto hay muchos panistas; sin embargo, me dice “soy priísta de hueso colorado, desde que nací, mis padres eran priístas… No vengo a pedirle nada, sólo quiero abrazarlo, apapacharlo, decirle que lo quiero mucho y que estoy sentida porque no me ha contestado mis últimos mensajes… Quiero que sea gobernador y Presidente”, confiesa, mientras afirma que si no obtiene respuesta, vendrá a Xalapa.

Tienen camisas rosa mexicano. Eran como cien y estaban a cargo del maestro Eliseo Islas Chagoya, del Sindicato Independiente de Trabajadores y Telebachillerato y Servicios Educativos (Sitteba). Son maestros veracruzanos y fueron los encargados de dar la bienvenida a los invitados de Pepe a su tercer informe de labores, además de dejar un saludo a nombre del senador, agradeciendo su asistencia, simpatía apoyo y respaldo.  ¿Y la evaluación? Le pregunto. “Ya cumplimos con ella al igual que el 93 por ciento de los maestros”.

Definitivamente, el mensaje del senador fue acertado: maestros en lugar de policías para recibir a sus invitados.

Fueron más de 10 mil personas. Algunos afirman 12 mil. ¿acarreados? Eso podemos pensar todos cuando se ven los camiones con gente de todos lugares. Sin embargo, al platicar, la cosa cambia y se aplica el “Pienso Libre, decido Libre” de Pepe Yunes.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.