Sufrí violencia

- en Opinión

Brenda Caballero / No recuerdo cómo empezamos a discutir, pero su tono de voz cambió. Escuchaba sus gritos y amenazas tan cerca que parecía que me gritaba al oído. De repente, me sujetó del cabello y sentí un golpe en la cara. Le pedía que me soltara, sin embargo no parecía escucharme.

Sentí miedo cuando vi sus ojos que me miraban con odio. De repente, me soltó del cabello y llevó sus manos a mi cuello para tratar de ahorcarme. Como pude, caí al piso para zafarme. Sin embargo, su malestar se incrementó al grado que un par de patadas le atinaron a mi cuerpo que yacía en posición fetal para cubrirme de los golpes. ¡Por favor, ya no!

Ha pasado el tiempo desde ese día; sin embargo, hay cosas que cuesta olvidar. Por eso, hoy 25 de noviembre, que se conmemora Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres, no pude evitar recordar que también he sido víctima de violencia física y psicológica.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 1 de cada 3 mujeres en el mundo han sufrido violencia física o sexual principalmente por parte de un compañero sentimental.

De acuerdo con la ONU, se ha decretado día internacional porque la violencia contra la mujer es una violación de los derechos humanos, consecuencia de la discriminación que sufre, tanto en leyes como en la práctica, y la persistencia de desigualdades por razón de género.

De tal forma que afecta e impide el avance en muchas áreas, incluidas la erradicación de la pobreza, la lucha contra el VIH/SIDA y la paz y la seguridad ya que La violencia contra la mujer sigue siendo una pandemia global. Hasta un 70 por ciento de las mujeres sufren violencia en su vida.

México no es la excepción, según datos del Inegi 2013 entre los años 2013 y 2014, siete mujeres fueron asesinadas diariamente en el país, 32 de cada 100 mujeres murieron ahorcadas, quemadas, ahogadas o a golpes. Las edades en las que las mujeres se encuentran más expuestas a la violencia es de 30 a 39 años.

Amnistía Internacional (AI) también dio sus cifras en las que, de las mujeres asesinadas, el 44 por ciento de los casos el victimario fue el cónyuge, afirmando que el 90.7 por ciento de los casos la violencia de pareja no es denunciada.

Hace un mes aproximadamente, varias organizaciones civiles presentaron el informe “México Estado de Alerta de Violencia de Género; justicia, derechos plenos hoy por un mejor mañana”, en el que se enlistan que de 2002 a 2014 se registraron 252 casos de violencia contra mujeres periodistas, de las cuales 13 fueron feminicidios.

En el documento especificaron que la alerta de violencia de género no solamente es contra el feminicidio sino contra diferentes formas de violencia física, obstétrica, discriminación, acoso laboral entre otros.

Por lo que citaron 131 casos de violencia obstétrica de enero 2014 a junio 2015, así como una cifra muy alta de 372 niñas menores de edad asesinadas en 2012.

En otros datos del mismo documento se menciona que 9 de cada 10 niñas dejaron la escuela por motivos de maternidad, así como que 8 de cada 100 violaciones son las únicas que son denunciadas.

De este modo, en octubre pasado declararon Alerta Ciudadana como un Estado de Alerta de Violencia de Género, ya que según sus palabras, el Estado no la va a emitir a nivel nacional y a nivel de Estados no funciona, refiriéndose al Estado de México y Morelos, donde existe para algunos municipios y localidades.

Con respecto a Veracruz, hace cuatro meses, los legisladores solicitaron una solicitud de alerta de violencia de género en la entidad, por los casos de desaparición, feminicidio y violencia sexual contra jóvenes de Boca del Río, Poza Rica y Xalapa ya que se llevó a cabo con saña, brutalidad e impunidad. La solicitud fue aceptada por el gobierno federal y se espera se forme el equipo de trabajo ya que hasta julio se contabilizaban 46 feminicidios según la UV.

Con toda esta violencia que nos aqueja, ya empezaron a circular las campañas en la red a manera de generar conciencia de que las víctimas rompan el silencio denunciando su situación, para de esta forma crear conciencia sobre el hecho de que todas las mujeres en el planeta podemos ser víctimas de abusos, es así como se ha creado la iniciativa #BreakTheSilence “La vida puede ser un cuento de hadas, si se rompe el silencio”, donde aparecen Angelina Jolie, Madonna,  Emma Watson, Gwyneth Paltrow, Kristen Stewart y Kim Kardashian, con golpes y moretones en la cara, como víctimas de la violencia doméstica.

Otra campaña es la naranja de la Organización de las Naciones Unidas “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres” y propone que del 25 de noviembre al 10 de diciembre, México se vista de naranja y que los edificios y la gente del país adopten este color de manera simbólica.

Creo que la violencia contra las mujeres y las niñas se puede evitar siempre y cuando el Estado mejore su protección fortaleciendo las instituciones que generan justicia, principalmente con capacitación a policías, fiscales, jueces entre otros.

Aunque el factor más importante sería la eliminación de estereotipos y prejuicios contra la mujer, así como fortalecer nuestra cultura con educación. Generar sensibilización hacia la igualdad y el respeto, podemos lograr mucho más.

Suena difícil pero si empezamos cada uno de nosotros a hacer conciencia podemos ir cambiando poco a poco las cosas.

Aunque el día de hoy hace referencia plena a la mujer, no olvidemos que también existen hombres que sufren violencia. Aunque ése es otro tema.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.