La bomba de pánico que hizo estallar ISIS (Estado Islámico) en Europa todavía resuena

BombaDespués de los atentados del viernes 13 en París, la selección de futbol de Alemania, que estuvo presente en el estadio de París donde se detonaron dos bombas, tenía el compromiso de jugar el martes en Hannover en contra del equipo holandés. Las directivas y el gobierno coincidieron en que el partido no se debía suspender, para dar muestra de que los terroristas no ganarían con su campaña de miedo. A unas horas de llevarse a cabo ese partido, que contaría con la presencia de la canciller Angela Merkel, así como gran parte de su gobierno, éste fue suspendido por una alarma de bomba en el estadio. «Teníamos indicaciones concretas de que alguien quería encender un artefacto explosivo», explicó el comisionado de la policía de Hannover, Volker Kluwe. Mientras tanto, desde el viernes 13 las escenas de pánico se repiten en París. Sólo basta que alguien corra alarmado o que confunda un tronido con armas de fuego para que los asistentes de un restaurante o café busquen refugio debajo de las mesas. Europa explota sus bombas en Al Raqa, pero la bomba de pánico que hizo estallar ISIS (Estado Islámico) en Europa todavía resuena en los oídos de los ciudadanos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.