El PRI pierde

- en Opinión

Brenda Caballero / Antes de que Miguel Ángel Yunes Linares dijera que en las próximas elecciones el PRI perderá, déjeme comentarle que el partido lleva puntos en contra, y no me refiero a los resbalones de su Presidente Alberto Silva Ramos, ni a la gris presencia de la Secretaria General Regina Vázquez Saut, sino al recién nombrado Secretario de Organización: Fidel Kuri Grajales.

El también diputado federal Fidel Kuri y dueño de los Tiburones Rojos de Veracruz, a finales del mes pasado, en su toma de protesta, se echaba un discurso que ni él se creía pues aseguraba que  la unidad del PRI debe ser el estandarte y la columna de la gestión partidista ante una sociedad que ha perdido la confianza en las instituciones políticas.

“¡Bravo! ¡bravo!”, supongo, le aplaudió todo mundo, aunque de todo ese choro (que casi le creo) resaltaría algo que nos pega a todos los veracruzanos: “una sociedad que ha perdido la confianza en las instituciones”.

Ya casi al finalizar su intervención, dijo sentirse honrado de participar en el equipo de trabajo del PRI al que aportaría experiencia para manejar a este instituto político, además de analizar acciones para reestructurar a la organización.

Créame que sus palabras me dejaron fría, pero no porque me hayan impactado, sino porque recuerdo que tiene deudas pendientes con varios ex trabajadores del equipo de Futbol Tiburones Rojos de Veracruz desde el año 2010, a los cuales les ha dicho: “Háganle como quieran, no les voy a pagar ni madres” ¿Hará lo mismo con los empleados del PRI Estatal? con eso que quiere “reestructurar a la organización”.

Recordando un poco el caso, los trabajadores fueron despedidos de las oficinas del Club Tiburones Rojos de Veracruz cuando era administrador Mohamed Samir Morales Álvarez, quien dejó de pagarles a los jugadores y al personal de oficina a través de la promotora “Patronato del Sistema de Fútbol Veracruzano AC”. Mohamed Morales al igual que el equipo, fueron desafiliados por la Federación Mexicana de Futbol por el sinnúmero de adeudos pendientes, por lo que los trabajadores despedidos decidieron entablar un juicio laboral contra la marca “Tiburones Rojos”.

Fue en el 2013, cuando el gobernador de Veracruz Javier Duarte anunció que el equipo Reboceros de La Piedad, propiedad de Fidel Kuri Grajales, cambiaría su sede para jugar en el Puerto de Veracruz, por lo que éste comenzó a hacer uso de todas las propiedades como el estadio Luis “Pirata” Fuente, la marca, logo y escudo de los Tiburones Rojos de Veracruz, supuestamente en comodato, jamás aprobado por el Congreso Local desde 2013 que fue enviado por el gobernador.

Los trabajadores despedidos amparados en la Ley Federal del Trabajo decidieron presentar un recurso de sustitución patronal, puesto que Kuri, al adquirir la marca, adquiere a su vez los derechos y obligaciones de la misma.

Después de varios años de lucha ante la negativa de pago de Kuri Grajales, por fin, el pasado primero de septiembre, un juez de distrito en materia laboral falló a favor de Julio César Martínez, un ex trabajador del club de futbol Tiburones Rojos de Veracruz para que la Junta Especial número 10 de Conciliación y Arbitraje, a cargo de Eutiquio Vargas García emita nuevamente una segunda resolución para declarar patrón sustituto a la Promotora Deportiva del Valle de Orizaba, de Kuri Grajales, ya que la había desechado.

¡Ah! pero como ahora Fidel es Secretario de Organización del PRI, debe haber pedido el favor a Gabriel Deantes Ramos, Secretario del Trabajo, para que no saque ninguna resolución a sabiendas que puede ser sancionada la dependencia estatal por desacato a la sentencia emitida por el Juez de Distrito. Pero como Deantes quiere ser diputado local ¡que le importa si la sancionan! ¡Seguramente ya no estará! ¿Será por ello que la sociedad ya no cree en las instituciones?

En ocasiones, he escuchado comentarios que la Promotora de Fidel Kuri no debería pagar esas deudas de los trabajadores porque fueron contraídas en un periodo anterior; sin embargo, déjeme comentarle que en el año 2014, el Club Santa Fe de Colombia le ganó la demanda por el adeudo de un millón de dólares pendiente del jugador Cesar Valoyes, cantidad que se negoció en un plazo mayor a 30 días, de lo contrario sería sancionado o desafiliado.

En agosto de 2014 se notificó al Club el fallo de la demanda a favor del ex directivo Gustavo Parente por 1.5 millones de dólares que se negaban nuevamente a pagar, argumentando que el adeudo no correspondía a la actual administración; incluso, Kuri Grajales confiesa haber demandado penalmente a Parente, por no ingresar su inconformidad ante la Comisión de Resolución y Controversia de la Federación Mexicana de Fútbol, sino que se fue directo al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) que es el máximo organismo de arbitraje que dirime disputas en torno al deporte, pues en el caso del fútbol hay 92 árbitros especializados en derecho deportivo.

¡Desde luego que Kuri no debe tener conocidos en el TAS, para pedirles el favor de aplazar las resoluciones!

Se dice que también ganaron controversias los jugadores Franco Peppino, Oscar Ahumada y muy recientemente Cristian Fabbiani quien está negociando 1.8 millones de dólares.

Desde luego que éstas son las obligaciones del Club, pero ¿cuáles derechos administra el organizado Secretario Kuri Grajales?

Entre los ingresos de los derechos de transmisión y valor de la franquicia del club se tienen: Derechos de transmisión en México: Cadena TV Azteca – Contrato 2013-2016 – Ingresos USD $3,500,000; Derechos de transmisión en Estados Unidos: Cadena Univisión – Contrato 2013-2017 – Ingresos USD $2,500,000, Valor de la franquicia: 28.6 MDD, además de 15 MDD que gobierno del estado le dio a Fidel Kuri por traer la franquicia al puerto; 40 Millones de pesos de garantía ante FMF (Liga MX) siendo aval gobierno del estado. 300 Millones de pesos que gobierno dio adelantado de presupuesto para el club, siendo 100 millones por año (2013-2016), Patrocinio de cervecería, taquilla, publicidad estática y pantalla gigante del estadio.10 Millones de pesos mensuales de nómina de jugadores del club, auméntele también la venta de jugadores como Leyton Jiménez.

No pues, si toda esa experiencia adquirida en los Tiburones va a aplicarla en la Secretaría de Organización, simplemente el PRI estará más que perdido.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.