La risa de Javier y Karime

- en Opinión

Salvador Muñoz / Las redes se ensañan con Karime Macías. Preguntan: ¿De qué se ríe? Mismo cuestionamiento se hace al Gobernador: ¿De qué se ríe?

Todo esto después de que fuera vapuleado con reclamos el mandatario estatal en la ciudad de Orizaba por Araceli Salcedo, madre de Fernanda Rubí Salcedo Jiménez, joven “desaparecida” hace cuatro años aproximadamente.

Entrecomillo el “desaparecida” porque realmente fue “levantada”, sacada a la fuerza de un antro sin que nadie hiciera algo por ayudarla.

¿De qué se ríen Karime y Javier?

Sin que suene a defensa sino en el sentido más estricto de una suposición, estoy seguro que ninguno de los dos se burla, les causa gracia o se ríen de la señora Araceli, como algunos cibernautas juzgaron en las redes sociales. ¡Vamos! No es una referencia a la “Chistocracia” que refiere Héctor Yunes Landa.

Estoy seguro que Javier y Karime se ríen “de nervios” por no saber qué responder o cómo actuar ante un hecho en el que, es evidente, no se espera y por lo tanto, tampoco se está preparado… no está en el libreto… pero sobre todo, evidencia la ausencia de sensibilidad política… humana no, porque su reacción es natural ante el desconcierto.

Aún más. La situación en que Araceli Salcedo pone al mandatario, exhibe a la gente que estaba ese día en Orizaba, alrededor de Javier y Karime, que ante un evento como el ocurrido, con videocámaras siguiéndolos, no atinó a responder, a reaccionar a favor de su jefe.

Por supuesto, la actuación de Tacho Mendizábal no es lo que se esperaba… Es triste ver a este político chayotero en un papel protector, abrazando al Gobernador, “salvándolo” de Araceli Salcedo… es seguro que si su padre, don Pablo, lo hubiera visto, ¡se muere de nuevo!

¿Por qué no atendió el Gobernador a Araceli? ¿Por qué no se paró y dialogó con ella? ¿Por qué no la llevó con él y escuchó el reclamo de un ciudadano?

Porque no supo qué hacer… porque no hubo a su alrededor alguien que le dijera qué hacer… igual ocurrió con Karime Macías, que es probable que entienda mejor que nadie a Araceli, si nos basamos en la tesis simple de que ambas son mujeres y madres… pero lamentablemente tampoco supo qué hacer… y la respuesta a ello fue reír, esbozar una sonrisa.

Nos reímos no sólo cuando estamos felices, sino también para burlarnos… pero también cuando tenemos miedo.

Por eso dejo varados en el tercer concepto a Javier y Karime. Tuvieron miedo y la respuesta a su entorno amenazado fue enseñar los dientes.

Sí, de acuerdo a una simple perspectiva, sin que por ello sea cierta, hemos de imaginar que para Javier y Karime, ese día por Orizaba, no debía haber nada que los incomodara, más cuando la Pluviosilla recientemente había sido ubicada como Pueblo Mágico y colocada entre las ciudades más seguras. Entonces, Araceli Salcedo, con sus reclamos, por supuesto que comprensibles, dignos de atender, escuchar y más por parte de un representante popular, se volvieron amenaza de su entorno y respondieron con una risa nerviosa.

Se insiste: la risa nerviosa a veces explica la negación de lo malo o la evasión de aquellas cosas que no entendemos. El cerebro reacciona fingiendo subconscientemente que no existen o carecen de importancia… y se enseña los dientes.

Se justifica el reclamo airado de la señora Araceli Salcedo ante la falta de respuestas por la desaparición de su hija; ¡vamos! hasta podría justificar el ataque de risa nerviosa por parte de Javier Duarte y Karime Macías ante su falta de respuesta a un ciudadano; pero lo que no se justifica es “justificar” la desaparición de Fernanda Rubí Salcedo Jiménez bajo el supuesto de “mantener” una relación con un narco… la forma en la que se la llevaron dista mucho del “romanticismo” que pretenden darle los medios que publicaron tal información, que realmente busca evadir un par de sonrisas nerviosas.

Tres tuxpeños en cabeceras partidistas

No se pueden quejar los del Norte… de Veracruz. Si antes, nadie volteaba hacia ese punto cardinal del estado, hoy, las miradas sobran.

Tres tuxpeños encabezan las dirigencias de los tres partidos más emblemáticos de Veracruz: Alberto Silva, por el PRI; Pepe Mancha, por el PAN, y Rogelio Franco Castán, por el PRD.

Por cierto, quien ya se puso a chambear en serio es el Cisne, quien aprovechando el cumpleaños de Mario Zepahua Valencia ayer domingo, se reunió con alcaldes y líderes regionales de la zona de Zongolica… es decir, comió mole de totol (que no de Pavorreal) y grilló.

¡Ah! ¿Y adivinen quién lo acompañó? ¡Su primo! Gabriel “El Forbes” Deantes Ramos! Lo que indica que va en serio el secretario del Trabajo por el fuero, digo, por la candidatura por el distrito de Zongolica…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.