Y en el PAN, ¿dónde está el piloto?

Si algo se le reconoce al PRI es su poder para poder minar y filtrar a otras fuerzas políticas. La máxima de Maquiavelo de «divide y vencerás» es usada en toda su máxima expresión por la élite tricolor. El obús mediático lanzado contra Ricardo Anaya, líder de los panistas, por medio de la prensa oficialista, dio en el blanco.

Inmediatamente las fuerzas de poder del PAN, identificadas con Margarita Zavala, mediante Cordero y Lozano, rasgaron sus vestiduras y se curaron la cruda con agua bendita, dividiendo al partido y acatando instrucciones del PRI para que la presidencia de la mesa directiva del Senado quedara en manos de Ernesto Cordero, hijo putativo de Felipe Calderón.

Hoy el PAN está dividido, no hay un liderazgo fuerte, todos se tiran a matar, la lucha por el poder es fratricida y todos buscan agua para su molino. Entre este oleaje político, el PAN capitalino ha solicitado sancionar a los senadores que hayan incurrido en desacato a los acuerdos del grupo parlamentario albiazul.

Esta situación, desde luego, que tiene un autor intelectual, o varios; algunos señalan al expresidente Felipe Calderón, lo que es cierto es que el PRI aplaude este escenario, ya que le permitirá poner a un fiscal de República que les permita cuidar sus espaldas, si es que permiten que llegue Andrés Manuel López Obrador a la presidencia.

Quinto Informe de Gobierno, ¡mentiroso, mentiroso, mentiroso!

En un sondeo realizado en la cuenta @jenarovillamil se hizo la pregunta: «¿Qué tanto cree en lo que dijo Peña Nieto en su Quinto Informe?» De dos mil respuestas, el 70 por ciento respondió a la opción Nada, el 20 por ciento No me interesa, el siete por ciento respondió Poco y sólo tres por ciento dijo que Mucho. Lo que revela este ejercicio estadístico, es la desilusión y desencanto de un pueblo, ante un poder omnímodo e insensible, representado por un funcionario desangelado y sin credibilidad.

El Quinto Informe de Gobierno del tlatoani priista se caracterizó por un ambiente frío, desangelado y acartonado. Las promesas de campaña del presidente Peña fueron sepultadas por un optimismo oficialista y desbordante, que intentó hacer creer que en verdad se está avanzando.

Lo que es un hecho es que en la clase gobernante se respira nerviosismo por las próximas elecciones, mismas que serán aproximadamente en 11 meses. Una derrota para el PRI es impensable para la élite gobernante; por esa razón se hizo creer que se están sentando las bases para que México avance hacia el progreso y la modernidad. Discurso que, por cierto, el pueblo ya no lo cree.

¿Qué se sentirá ser rectora ante la indiferencia y repudio de la comunidad universitaria?

- en Avenida Principal, Carrusel

¿Qué se sentirá ser rectora ante la indiferencia y repudio de la comunidad universitaria? A los indiferentes, Sara Ladrón, reelecta rectora de la Universidad Veracruzana, debería darles un aplauso, hacerles un altar o invocarlos en oración ya que gracias a ellos ella es nuevamente rectora. Los que la repudian deberían tener cuidado pues en cuatro años de rectorado, Sara Ladrón aprendió a afilarse bien las uñas para poder reprimir a gusto.

A manera de ejemplo está lo que dijo el maestro de la Facultad de Estadística e Informática, Mario Miguel Ojeda Ramírez, quien interrumpió el informe de la rectora para solicitar: «Solamente pedimos que no se nos persiga, que se nos respeten a quienes disentimos del rumbo que lleva la universidad. Merecemos que se nos respete».

Mario Miguel Ojeda Ramírez denuncia que a los que disienten les han aplicado medidas administrativas, no pagos, que esperaba la rectora le aclarara. Pero Sara no lo hizo, antes bien se hizo víctima de ese tipo de persecuciones.

Ernesto, Cordero de Calderón, borrego del PRI

Para justificar su traición, dice Ernesto Cordero: «Si no estás con Anaya eres un traidor». No wey, si estás con el PRI y perteneces al PAN, y te dejas hacer líder del Senado como una propuesta del PRI, entonces sí eres un traidor. Aunque algo que sí se le debe reconocer a Ernesto Cordero es su lealtad canina al hombre que lo formó, el expresidente Felipe Calderón, quien en su sexenio lo hizo secretario de Hacienda y secretario de Desarrollo Social.

Calderón lo quería para presidente, sólo que Cordero, como las gelatinas sin grenetina, no cuajó. Pero la lealtad a su “jefe político” —citando a un célebre senador de Veracruz— siempre la ha demostrado. Ernesto Cordero declaró, apenas tomó el puesto como presidente del Senado: «Calderón es el más querido y probablemente el mejor presidente que hemos tenido». Y tal vez tenga razón, sólo que, en su contexto, ese país que menciona es su corazoncito.

Ayer fue el Informe presidencial; ¿a quién le importó?

Ayer fue el Quinto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto. Desde hace varios sexenios la cobardía de los mandatarios no les ha permitido rendir cuentas como se debe ante los mexicanos representados en el Congreso. Los presidentes no quieren ser interpelados, porque nunca llevan argumentos al Congreso, sino un simple discurso, una retahíla de acciones que siempre resultan magnificadas.

Abrumaban los presidentes planteándonos en sus informes un país que desconocemos, un país de la abundancia que nunca vemos, un país de la justicia que nunca nos alcanza. De modo que se decidió que el informe presidencial fuera entregado en un solo volumen a los representantes populares y allá ellos si lo quieren leer, lo ocupen para el boiler o para limpiarse el trasero.

De hecho, en esta ocasión el Quinto Informe de Gobierno no fue entregado ni por el presidente ni por el secretario de Gobernación, sino por un achichincle que se tomó la molestia de entregarlo. ¿A quién le interesó el Informe? Osorio Chong, quien debió entregarlo, dijo: «Para qué voy, si no hay quien lo reciba».

A Narro Robles, un pajarito le dijo que el PRI será el bueno para el 2018

Reza el proverbio bíblico que «piel en el interés de piel, y todo lo que el hombre tiene lo dará en interés por su alma». Pues al aparecer el secretario de Salud, José Narro Robles, está dispuesto a sacrificar todo su capital político con tal de que siga pegado a la ubre del Gobierno Federal.

Y es que después de que el presidente Enrique Peña Nieto describiera el perfil del candidato presidencial del PRI, donde señala que el próximo presidente debe tener «una conducta y una trayectoria honesta, limpia, de reconocimiento y de prestigio», ya muchos andan alborotados, aunque la disimulen como este funcionario.

Por cierto, cuando le hicieron la siguiente pregunta: «¿Por qué está convencido de que el PRI ganará la Presidencia el próximo año?», este personaje alcanzó a decir: «Me lo dijo un pajarito». Y sí le creemos, pero será un pájaro prehistórico, como los que abundan junto a los dinosaurios del PRI.

En fin, ya se verá si en verdad José Narro tiene dotes de profeta o sólo alcanzará a ver la derrota de su partido, el tricolor.

Sara Ladrón de Guevara, la impoluta; ¡que se cuide la disidencia universitaria!

- en Avenida Principal, Carrusel

Con calzador, casi a fuerza se desarrolló el protocolo de ungimiento de Sara Ladrón de Guevara para repetir como rectora de la máxima casa de estudios del estado. Y es que, desde semanas antes, se podían percibir los dados cargados a favor de la actual Rectora. Sara Ladrón de Guevara González legitimó su reelección ante la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana (UV), pues aseguró que logró el mejor puntaje entre los tres aspirantes; y cómo no, si sus allegados estuvieron muy pegados a los miembros que componen la Junta de Gobierno.

La señora Sara Ladrón de Guevara González deberá sanar las heridas que deja el proceso; además, deberá elevar la calidad educativa, asunto de mucha importancia y que ha sido descuidado por su administración. En su mensaje ante la comunidad universitaria tras rendir protesta de ley como rectora para el periodo 2017-2021, reconoció que hay quienes se oponen a que continúe en el encargo, pero consideró que esto «siempre ocurre». Pero no crea que la rectora habla con humildad, no nada de eso, ya engallada y conocedora de que cuenta con la venia de los de arriba, dijo lo siguiente:

«Bienvenidas las voces críticas, hoy les digo que en cada ejecución así sea de la mejor orquesta habrá quien discrepe del tempo, así corresponda al más prestigiado director. Habrá quien disienta del lugar que le han asignado entre los atriles y quien discuta sobre el entrante de las marcadas, en fin, a alguien le toca marcar el rumbo y será el responsable de los resultados».

Triste situación para la Universidad Veracruzana con una persona que presume su puntaje y sus pírricos logros como si los veracruzanos nos chupáramos el dedo.

Peña Nieto le ve parecido a AMLO con Hugo Chávez; ¡ya les funcionó una vez y quieren repetir la fórmula!

Los mexicanos que han seguido de cerca la situación en Venezuela, saben que Hugo Chávez gobernó la República Bolivariana de Venezuela entre 1999 y 2013. Este polémico gobernante siempre declaró inspirarse en las ideas de Simón Bolívar, con especial énfasis en la noción de soberanía popular. El chavismo incorporó ideas de otros líderes de la izquierda del siglo XX, como Marx, Lenin, Che Guevara, Gramsci y Fidel Castro.

Hoy, con la situación caótica que sobrelleva Nicolás Maduro, heredero político de Chávez, el gobierno mexicano en manos del priista Enrique Peña Nieto no pierde el tiempo para asociar al líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, con Nicolás Maduro. En vísperas del Quinto Informe de Gobierno, el propio presidente Peña señala que tiene miedo que México se convierta en una Venezuela.

Y es que el priista, cabeza del Grupo Atlacomulco, quiere regresar a la campaña del miedo y del slogan de que «AMLO es un peligro para México». Ya les funcionó una vez y quieren repetir la fórmula. Por eso no le sorprenda que al rato, los medios oficialistas, las cámaras empresariales y los líderes partidistas comiencen a encontrarle parecido a AMLO con Hugo Chávez, total, les conviene a sus intereses.

Priistas proponen a Cordero como presidente del Senado y lo aprueban; panistas lo califican de traidor

Esos panistas muestran el cobre, muestran de lo que están hechos, muestran su apetito. Y es que Ernesto Cordero fue elegido presidente del Senado a propuesta de un partido que no es el suyo; de hecho, su propio partido le negó los votos a Ernesto Cordero acusándolo de traidor, lo mismo que a Javier Lozano y a Roberto Gil, quienes se han visto más rojos que el Chapulín Colorado en eso de dar paso libre para que el procurador Raúl Cervantes sea el nuevo Fiscal de la nación.

Ese ha sido el origen del pleito entre el Gobierno Federal y el presidente del PAN, Ricardo Anaya, pero al grupo que comanda Cordero eso le viene guango porque a ellos no los mueven los intereses de su partido, sino los personales y por qué no decirlo, los de Felipe Calderón, quien con esto debilita a Anaya y así puede vender “bara, bara” la candidatura de su mujer Margarita Zavala a los priistas. Porque si la Zavala es la candidata del PAN, sólo será comparsa del PRI, lo mismo que lo fue Josefina en el Estado de México.

No pues qué chiste, Duarte ya comió sopita de verduras y dice que sigue en huelga de hambre

¡Uta, así será bueno el Mahatma Duarte! Resulta que el día que su hermano lo visitó, el exgobernador, quien hasta ese momento se encontraba en huelga de hambre, se comió una sopita de verduras con hartas calabazas y chayotes. Eso sucedió el día sábado 26 de agosto, según reporta Hazael Ruiz Ortega, subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México:

«Ingirió sopa de verdura el sábado alrededor de las 16:30 horas en compañía de su hermano; sin embargo, él oficialmente no ha levantado la huelga de hambre, nosotros estamos esperando que esto se haga, tenemos que respetar su voluntad y su decisión». Es decir, Duarte ni siquiera aguantó nueve días de huelga.

Y todavía el muy caradura mandó hace 48 horas una carta en la que decía «no voy a levantar la huelga de hambre aunque el domingo mis signos vitales disminuyeron a un estado crítico». De modo que aquellos que estaban con el pendiente ya pueden estar tranquilos, de hambre no se va a morir el exgobernador, si acaso de encierro.