Un cochino y trompudo “acalambrado”

ISSSTE
Investigación sobre posible desfalco en el ISSSTE FOTO: WEB
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro /

“El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.” – Francisco de Quevedo y Villegas.

En este mismo espacio le hemos informado a usted de la actitud de Leopoldo Martínez Armengual, ex secretario de Turismo durante el gobierno bianual de Miguel Ángel Yunes Linares, quien, al verse desfavorecido por el manto protector del poder, estuvo a punto de perder la Notario Público No. 10 con sede en el puerto de Veracruz, que detenta.

La buena fe y profesionalismo de un reconocido Bufete de Abogados lo salvó de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) vía el Sistema de Administración Tributaria (SAT) no le cancelará la concesión otorgada por el Ejecutivo del Estado debido a su afinidad por cometer el delito de evasión fiscal.

Como lo hemos señalado ya con anterioridad, en la vida no se vale ser “cochino y trompudo al mismo tiempo”, pero lamentablemente algunos individuos tienen tan pocos escrúpulos, principios, valores, y mucho menos dignidad que continúan su paso por la vida, comportándose como verdaderos delincuentes.

Ese pudiera ser el caso de este personaje que una vez más sale a colación pues, resulta que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha puesto el dedo en la llaga de un tema en donde se pudiera ver directamente involucrado el referido ex funcionario federal.

Resulta ser que el pasado martes 29 de agosto, el Ejecutivo dedicó parte de su conferencia mañanera para hablar de las denuncias interpuestas por el presunto desvío de más de 88 mil millones de pesos en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) al paso de las administraciones de los ex presidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

El tema hubiese pasado desapercibido para cualquiera de los involucrados, si el presidente López Obrador no hubiera hecho un paréntesis para dedicarle gran parte de la respuesta a la pregunta sobre ese tema, al entonces director General de esa Institución en la persona del ex gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares.

Y advirtió que ya se tenían al menos dos denuncias que incluían a ex colaboradores de la dependencia, lo que ha puesto muy nervioso al ex funcionario del ISSSTE, pues resulta que el famoso Polo Domínguez dejó también su huella por la dependencia.

El famoso oriundo de Los Tuxtlas se habría desempeñado como Coordinador de Asesores del Director General del ISSSTE, lo que lo colocó en una posición clave dentro del organismo, con acceso a suculentos negocios y contratos.

De tener ya elementos y avances en las referidas investigaciones, el nombre de Domínguez Armengual habrá de ser citado a declarar, pues es evidente que el personaje, tuvo y conoció de las acciones emprendidas por la Dirección General del organismo.

Fue precisamente en esa conferencia que el procurador Fiscal, Arturo Medina, aseguró que el patrimonio del ISSSTE fue afectado por 15 mil millones de pesos en 12 años por un esquema de corrupción y defraudación de ex trabajadores de la dependencia coludidos con coyotes, abogados particulares y servidores públicos de tribunales laborales quienes tramitaron miles de juicios ante Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje en el norte del país para obtener pensiones más altas, y hay 31 denuncias ante FGR.

El Ejecutivo Federal dijo que en la actual administración abatió un pasivo de 20 mil millones de pesos del Instituto con lo que se recibió a finales de 2018, además se detectaron 100 pensiones irregulares que rebasaban el tope de los 31 mil pesos mensuales para un monto máximo de los servidores públicos.

López Obrador reafirmó su plan de convertir al sistema de salud en uno de primer mundo por lo que se trabaja en la recuperación y nacionalización del ISSSTE.

Señaló que el ISSSTE desde 2007 sus directivos iniciaron con una “privatización silenciosa” en los servicios a fin de beneficiar a empresas con contratos 88 mil millones de pesos correspondieron a contratos celebrados con el instituto; asimismo, se detectaron 100 pensiones irregulares que rebasaban el tope de los 31 mil pesos mensuales, monto máximo para servidores públicos; además, se abatió el pasivo de 20 mil millones de pesos con el que lo recibieron en 2018.

De igual modo Arturo Medina, explicó paso por paso el “modus operandi” del esquema de corrupción en que ex trabajadores del instituto se coludieron con coyotes, abogados particulares y servidores públicos de tribunales laborales quienes tramitaron miles de juicios ante Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje en el norte del país para obtener pensiones más altas. “El esquema de defraudación y saqueo que operó por más de 12 años afectó su patrimonio por 15 mil millones de pesos, por lo que ya hay 31 denuncias presentadas ante la FGR y se han judicializado las carpetas contra 22 personas…”

¿Será que por eso anda nervioso el ex secretario de Turismo y actual Notario No. 10 con sede en Veracruz, Leopoldo Martínez Armengual?

Fuentes bien enteradas en el SAT afirman que las acciones de evasión que pudo sortear una vez con el buen asesoramiento que recibió y el cual nunca pagó, no será igual en una segunda incursión que ya le tienen preparada y de la que ahora si no habrá de salir bien librado.

Por eso el resabio popular es implacable, “en la vida no hay que ser, ni cochino, ni trompudo” lo que significa que está bien aprovechar, pero tampoco hay que caer en el exceso y el abuso cometido por el personaje al negarse a cubrir los honorarios del cuerpo de abogados que de buena fe lo ayudó, tarde o temprano se paga.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *