En la 4T, no se trata de dar resultados, lo importante es demostrar músculo callejero

Músculo
Andrés Manuel López Obrador descalificando a algunos participantes de la marcha en defensa del INE FOTO: WEB

Los informes de la magnitud de la marcha del domingo pasado, eran entregados puntualmente al presidente; la cara de preocupación de Jesús Ramírez lo decía todo, el Ejecutivo federal se mostraba sorprendido, su campaña de improperios no había tenido resultados y no le quedaba otra alternativa más que descalificar la calidad moral de algunos asistentes, como Roberto Madrazo, Elba Esther Gordillo entre otros, a quienes cuestionaba que fueran verdaderos demócratas. El Ejecutivo federal sabía que sus opositores habían tenido éxito convocando a la sociedad civil, considerado por él mismo como su feudo exclusivo y como él mismo lo ha dicho: «eso calienta».

Para el presidente, la marcha dominical a favor del INE se ha convertido en una afrenta contra su proyecto de nación. Los informes de que el presidente del PRI había marchado también era señal de que no tendrían los votos suficientes para sacar adelante su alevosa reforma electoral. No había de otra, había que decir que existía un Plan B para no quedar mal con sus seguidores y les medios de comunicación.

Por lo pronto, no había otra alternativa de callarle la boca a los opositores y qué mejor demostrando que sigue siendo el rey de las marchas multitudinarias. De modo que no se trata de dar resultados, se trata de demostrar músculo callejero. Así se las gasta el tabasqueño.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.