Las protestas del magisterio

Magisterio
Las protestas del magisterio FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez /

Prefacio. 

El senador Ricardo Monreal dejó pasar el tiempo, pero está claro que no olvida los agravios recibidos en Veracruz. *** Este miércoles, a raíz de los ataques de la gobernadora de Campeche, Layda Sansores (que él atribuye a instrucciones de Claudia Sheinbaum) hizo referencia a otro gobernador de Morena que lo ha atacado, el de Veracruz. *** “No tengo margen con los corruptos y con los abusivos. Porque, le reitero, el gobernador de Veracruz es un abusivo y un autoritario y se los demostré. Hay mucha gente detenida y ya otros liberados; pero fue por razones personales del gobernador y no puedo yo admitir ese tipo de personas, nunca, aunque se enojen los duros del partido”. *** Como se recordará, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Senado, Ricardo Monreal, viajó a esta entidad a defender a un grupo de seis jóvenes que fueron arrestados por la policía estatal, acusados de cometer “ultrajes a la autoridad”. *** Ante este hecho, el gobernador Cuitláhuac García acusó al senador de su partido de “defender delincuentes”, pero semanas más tarde la justicia le dio la razón el legislador, pues la CNDH y un Juez de Distrito señalaron que los jóvenes habían sido detenidos de forma arbitraria y que les habían inventado delitos. *** Poco después el conflicto entre Monreal y Cuitláhuac se revivió, cuando fue detenido el secretario técnico de la Jucopo del Senado, José Manuel del Río Virgen, quien meses más tarde obtuvo su libertad gracias a que la justicia federal advirtió que las acusaciones en su contra no tenían sustento. *** Ricardo Monreal sabe de lo que habla cuando se refiere a los abusos y el autoritarismo que imperan en Veracruz. *** Ya lo dijo el propio dirigente nacional de Morena: “La única oportunidad que tiene la oposición es nuestra división, tener una confrontación interna”.

* * * 

Tiene razón el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, cuando explica que la toma de escuelas en la entidad por parte de maestros que exigen el pago del aumento que se ofreció desde el pasado 16 de mayo, tiene su origen en la falta de comunicación

Advierte que desde el lunes 7 de noviembre informó que será hasta el 14 de diciembre cuando se podrán hacer los pagos a los maestros estatales, después del anuncio que hizo la Federación.

Al respecto sólo hay que aclarar que en su primera declaración sobre ese tema, el gobernador se comprometió a cubrir ese adeudo “antes de que acabe este año”, y no fue sino hasta el día siguiente, cuando su secretario de Finanzas, José Luis Lima, le trajo la “buena noticia” de que el gobierno federal había aceptado apoyar a Veracruz con el déficit que viene arrastrando y que, con ese recurso, se podría saldar el compromiso con el magisterio.

En efecto, las protestas obedecen a una falla en la comunicación pero, contrario a lo que él asegura, (que esa falta de comunicación es “de parte de algunos líderes sindicales”) en realidad donde se enredaron y no pudieron hablar con claridad, fue en el gobierno que él encabeza

El compromiso se hizo desde el 16 de mayo, y no fue sino hasta más de medio año después cuando, agobiado por las presiones de las organizaciones sindicales, tuvo que salir a prometer que se pagaría.

Los dirigentes sindicales se limitaron a transmitir el mensaje del gobierno estatal, mensaje que –por cierto- los maestros no creyeron.

Y no sólo eso: minimizaron las manifestaciones de protesta, pues afirmaron que “sólo 19, de más de 20 mil escuelas, suspendieron labores”.

Pues este miércoles los trabajadores del sector educativo salieron a manifestarse en la Plaza Lerdo, para exigir que el pago del incremento salarial sea efectivo el 15 de noviembre.

Por tercer día consecutivo, los empleados del sistema estatal realizaron protestas en Xalapa, como el paro laboral, bloqueo de la avenida Ávila Camacho y la manifestación en el centro de la ciudad.

Los empleados del sector educativo dijeron estar en contra de que el gobierno de Veracruz les pague el incremento del 1, 2 y 3 por ciento hasta el 15 de diciembre.

El gobernador Cuitláhuac García admite haber platicado con “un grupo de maestros”, a los que les explicó que no tenía el dinero y que ha tenido que hacer gestiones para obtener los recursos.

Y después se enredó en una explicación cantinflesca sobre la ruta que sigue el dinero público:

“No, físicamente ese dinero no existe. En el Congreso se aprueban dos leyes, la de Ingresos y la de Egresos (…) la de Egresos dice cómo lo vas a gastar, no te da el dinero, dice cómo lo vas a cobrar y como lo vas a gastar durante el año, que es el que vas a ir captando con la ley de Ingresos”.

Dijo que su gobierno previó recibir más de 100 mil millones este año, y que el dinero se debe repartir en la operación del Estado, “y de eso, más de 52 mil millones son para sueldos y salarios de la nómina magisterial”.

Admitió que si no se recibe ese dinero de parte de la Federación, estaría imposibilitado para pagar a los maestros de todo el Estado: “a nosotros nos apoya con el 90 por ciento del presupuesto la Federación, y ahí va la nómina magisterial”.

Si quiere, realmente, informar a los maestros, responda lo siguiente:

¿Ingresaron al gobierno estatal esos más de 100 mil millones de pesos que se presupuestaron para el presente año?

El Presupuesto de Egresos para el presente año incluye un rubro denominado “Provisiones Salariales y Económicas”. ¿Acaso no incluyeron en ese rubro los aumentos salariales que, año con año, se aplican al sector magisterial en el mes de mayo?

Es cierto: la protesta de los maestros obedece a una falta de comunicación: nadie les ha dicho, con certeza, de dónde, cuándo y cómo les van a pagar.

* * * 

Epílogo. 

Para cerrar con el tema magisterial: “Los maestros tienen razón en inconformarse, pero no sólo porque hay ahorita un retraso en cuanto a los recursos que se autorizan a nivel federal, eso es una congruencia; hay sectores como el educativo que es así y si no transitan los recursos no se van a dar; no quiere decir que no se les va a pagar. Pero también hay cierto agregado político, yo estuve 54 años en nómina, participé en los movimientos sindicales, magisteriales y sé”. Esto lo declaró Atanasio García Durán, padre del gobernador. *** Era noviembre del 2013. El comunicado de la Legislatura de Veracruz hablaba sobre la comparecencia del secretario del Trabajo, Marco Antonio Aguilar Yunes, para hacer la glosa del tercer informe de la administración de Javier Duarte. *** “Paz laboral en toda la entidad, sin paros ni huelgas y con 250 mil nuevos empleos generados en apenas tres años, fueron los logros en materia laboral”. *** Casualmente, en vísperas del cuarto informe del gobierno de Cuitláhuac García, la titular de la Secretaría del Trabajo, Dorheny García, presume que “gracias a la buena relación con los sindicatos”, en esta entidad “se ha mantenido una paz laboral y no ha habido estallamiento de huelgas”. ¡Qué coincidencia!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.