Delia… ¿a qué hora te vas?

Cuentas
La titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) de Veracruz, Delia González Cobos FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro /

“El fracaso fortifica a los fuertes.” – Antoine de Saint-Exupéry.

Tras las afirmaciones del presidente de la Junta de Coordinación Política de la Sexagésima Sexta Legislatura, Juan Javier Gómez Cazarín respecto a que no aprobará la cuenta pública 2021, por presentarse una importante serie de irregularidades, una pregunta flota en el ambiente político.

Delia… ¿a qué hora te vas?

Y si la salida de la aún auditora general del Organismo de Fiscalización Superior (ORFIS) Delia González Cobos es inminente.

Insostenible en el encargo, bajo un halo claro y evidente de corrupción, su presencia en sí misma mancha la ya vapuleada imagen del ente autónomo.

Sus recientes declaraciones que acusan de haber sido entrampada por el verdadero delincuente profesional que la llevó a la crisis que hoy enfrenta son la evidencia que entre delincuentes no hay lealtades.

Lo vimos con Javier Duarte, a su caída, todos sus compinches comenzaron a cantar cuales jilgueros y han sido clave fundamental para su permanencia en prisión, de donde aquí mismo hemos señalado, no debe salir jamás.

Quizá las acusaciones por actos de lesa humanidad en la Corte de Justicia Penal Internacional con sede en La Haya, serán el fundamento de su permanencia perpetua en prisión.

Pero regresando al caso que nos ocupa, la realidad y vergonzante situación que enfrenta la funcionaria del ORFIS es innegable.

Atrapada con los dedos en la puerta, la responsable de salvaguardar el dinero de los veracruzanos está más “pa allá , que pa acá” como dijera el clásico cuitlahuista.

Las más recientes declaraciones de la diputada local por Movimiento Ciudadano (MC), Ruth Callejas Roldán lo confirman.

La legisladora opinó que es necesario limpiar totalmente al “ORFIS”, pues dijo dudar de su función y de los resultados de sus auditorías tras los escándalos de por «moches» millonarios, funcionarios corruptos e injerencia de altos funcionarios del Gobierno Estatal en las auditorías y dictámenes financieros en municipios por la Cuenta Pública 2021.

La diputada local aseguró que mandos directivos y operativos del ORFIS comenten actos al margen de la ley como el haber limpiado las cuentas públicas a varios ex alcaldes y ex funcionarios municipales a cambio de moches millonarios por los que ya renunciaron funcionarios muy cercanos a la titular del organismo, Delia González Cobos.

Es evidente que el llamado va más allá, y cuando se demanda una reforma integral para hacer más operativos a los órganos autónomos como el propio ORFIS “en su estructura y en su plantilla laboral, porque la mayoría de los recursos que entran a las arcas municipales de los municipios es recurso federal, no estatal, entonces quién tiene responsabilidad, más que el ORFIS, es la Auditoría Superior de la Federación (ASF), por lo que tendríamos que ver si no les corresponde a ellos el investigar los actos de corrupción y daño patrimonial a las arcas municipales cuando se realizan las auditorías anuales”, advirtió.

Ello sumado a las acusaciones realizadas por la propia González Cobos, hacen suponer que ella es la responsable de todo lo ocurrido, acorralada cual rata no aguantó más la presión por todo lo que se le ha detectado al interior del ORFIS, corrupción, moches, limpieza de cuentas municipales y un largo etc, etc, etc, por lo que se fue a decirle a varios personajes que todo lo que pasa al interior del ORFIS se debe a las 40 personas “recomendadas” que le metió el Secretario de Gobierno, E. Patrocinio Cisneros Burgos al inicio de su gestión como Auditora Superior.

Típico de quien se siente descubierto la auditora general simplemente “espetó” “son esos recomendados de Cisneros Burgos los que hacen de las suyas en la recepción de documentos por parte de las autoridades municipales y ex funcionarios públicos en el ORFIS, ellos reciben y ellos actúan por órdenes superiores, y no precisamente mías.”

En este mismo espacio denunciamos las corruptelas y contubernios del secretario de Gobierno, sabedores que la fuente de información nos daba datos precisos y confiables, así hemos señalado con pelos y señales cuál era el entramado y cómo operaba la red de corrupción.

Ahora lo único que esperamos es que venga la sanción para todos los implicados con pleno apego de la justicia, esa que lamentablemente en Veracruz sufre la intromisión del mismo personaje, que como la antítesis del Rey Midas todo lo convierte en mierda.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.