Se encabrona Cazarín

Carón
Juan Javier Gómez Cazarín (el Carón) FOTO: WEB
- en Opinión

Por: Luis Ramírez Baqueiro 

Si cierras la puerta a tus errores, dejarás afuera la verdad.” – Rabindranath Tagore. 

El veracruzano es abierto, franco y siempre alegre, esa es una de sus más grandes cualidades, y desde el Congreso de Veracruz el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín ha destacado por demostrarlo. 

Fanático de la música popular, seguidor de grupos como Los Junior Klan, los Vázquez, Los Caracoles, Nelzon Kansela, entre otros se le ve seguido entonando sus melodías. 

Pero ayer Gómez Cazarín mostró otro rostro, uno que habla del malestar que provoca el deber incumplido y el que no se puede por nada festinar. 

Hábil en el manejo de las redes sociales, emplea las mismas como en su momento lo hiciera el propio AMLO o porque no decirlo el mismo Miguel Ángel Yunes Linares, siempre con el afán de informar y mantener cercanía con la ciudadanía. 

Pero este jueves un tema le puso de muy mal humor, es más lo mortifico obligando a lanzar un mensaje en las redes sociales con la advertencia para aquellos que piensan que será tapadera de las tropelías que han venido haciendo y permitiendo. 

Fue así como señaló que la legislatura no aprobará la Cuenta Pública 2021 presentada por el Órgano de Fiscalización Superior, pues no se tomaron en cuenta las muestras correspondientes. 

Señalando que, si bien es cierto que existen alcaldes que han hecho las cosas bien, hay otros que pretenden cubrir a ex presidentes municipales, reiterando así que no permitirán ningún acto de corrupción. 

El líder del Congreso explicó cómo en administraciones pasadas se reportaron obras como entregadas y resultaron fantasmas o están mal hechas. 

Cazarín puso como ejemplo el municipio de San Andrés Tuxtla donde una pista de tartán con un costo de inversión de más 4 millones de pesos a los 6 meses de su inauguración ya no sirve. 

“No vamos a tapar nada”, recalcó molesto y enfadado el oriundo de Hueyapan de Ocampo. 

Y esto sale a colación porque queda claro que las diferencias al interior de Morena en Veracruz son abismales, por más que la FGE y la Secretaría de Gobierno hagan como que hacen bien su chamba, la realidad es que el señalamiento sale, de la serie de tropelías que la aún auditora General del Orfis, Delia González Cobos permitió hasta hace semanas. 

Su cabeza pende de un delgado hilo que seguramente pronto será cortado, y entonces sí vendrá la tronadura de dedos, porque esos que le brindaron amparo y protección la habrán de dejar sola intentando quedar bien con la máxima autoridad en Veracruz. 

Cuitláhuac García Jiménez deberá considerar seriamente la factibilidad de prescindir de sus servicios o cuando termine la administración pasará a formar parte de la lista de los posibles condenables. 

Y en una de esas hasta la oposición gana y termina engrosando el listado de los personajes distinguidos en las famosas prisiones de Veracruz. 

Al tiempo. 

[email protected] 

Twitter: @LuisBaqueiro_mx 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.