Tatiana terminó por no ser escuchada como Olga Sánchez

Tatiana
Tatiana Clouthier FOTO: WEB
*No al mando militarizado en un país democrático propuso
*Demandó capacitar policías y regresar a FA a los cuarteles

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / A TATIANA Clouthier Carrillo le pasó lo mismo que a la, entonces, Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero: el Presidente Andrés Manuel López Obrador terminó por ignorarla, y si bien la atendía, sus opiniones eran desechadas, en pocas palabras, ya no la escuchaba. Las causas podrían ser variadas, e incluso tendría que ver con la encomienda de los asuntos internacionales a Marcelo Ebrard, incluidos, los relacionados con el comercio y la economía (que le correspondían a ella), aunque cercanos al gabinete asumen que la gota que derramó el vaso fue la postura de la culiacanense en torno a la propuesta para que las Fuerzas Armadas extendieran sus labores de seguridad hasta el 2028 y, peor aún, la intensión presidencial de crear una línea aérea propiedad del Estado que administre la Secretaría de la Defensa Nacional convirtiendo a los militares en empresarios. Y es que la hija de Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, también, conocido como “Maquío” (y por cuya muerte sigue bajo sospecha el Estado) fue contundente el pasado 13 de Septiembre cuando dejó en claro en una entrevista que “el Ejército no debería jugar un rol de seguridad” y, para variar, se avergonzaba y por lo tanto rechazó ser parte de las “corcholatas” del Presidente, pues asumió que apostar por la popularidad no es muy sano, y en ese sentido consideró “un adorno innecesario” ser mencionada como probable precandidata a la Presidencia. A Tatiana la tenían de un tiempo a la fecha de “florero”, como le ocurrió a Sánchez Cordero que fue relevada por Adán Augusto López Hernández, quien si se ha prestado al juego “corcholatesco”, aun cuando sabe de antemano que la favorita de López Obrador es Claudia Sheinbaum Pardo.

Y ES que de acuerdo a Tatiana Clouthier, ella fue desde siempre parte de un grupo en el que se expusieron los motivos de por qué creían que no debía ser el Ejército el que jugara un rol de cierta naturaleza en seguridad. Por ello, en medio de la polémica generada por la iniciativa que el PRI presentó en la Cámara de Diputados para extender el periodo de las Fuerzas Armadas en las calles, y tras la publicación de la reforma para que la Guardia Nacional forme parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, la, ahora, ex secretaria de Economía reiteró su posición de no involucrar a militares en labores policiacas. Con todo y eso, la hija de Maquio refirió que aunque el tema, es un asunto del que difiere del punto de vista presidencial, reconoce que nunca ha sido increpada por mantener esa postura contraria a la del jefe del Ejecutivo Federal, como tampoco recibió llamado de atención alguno por asistir a la plenaria de Morena en el Senado.

YA EN Diciembre de 2018, durante su participación en la reunión plenaria de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara Federal de Diputados, la entonces legisladora Clouthier Carrillo criticó el mando militarizado que pretendía imponer Morena, mediante una iniciativa que reformaba (como finalmente se hizo) 13 artículos de la Constitución (13, 16, 21, 31, 32, 36, 55, 73, 76, 78, 82, 89 y 123) para crear la nueva Guardia Nacional. La sinaloense dejó anotado: “Nomás quisiera que quedaran algunos puntos para la Comisión, que es la que al final del día será la encargada de redactar el dictamen: a mí me mortifica que en algunos artículos, como en el 16 y el 21, se confundan, bueno, se incluye tanto la seguridad pública, como la seguridad privada, y reitero que el artículo 129 constitucional habla que en tiempo de paz no pueden ocuparse las Fuerzas Armadas de la Seguridad”, y agregó: “valdría la pena atender eso. La otra parte que creo fundamental es el tema que tiene que ver con el mando, no podemos estar con un mando militarizado en un país que es democrático, esto tendría que ser o sería una contradicción propiamente; tendríamos que tener en el mando un civil, o un mando mixto como en otros lugares del mundo, puntualizó la ex coordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador.

FUE INSISTIENTE y lo siguió siendo días antes y después de que la Guardia Nacional pasara al control del Ejército, y que el PRI propusiera extender hasta 2028 la presencia de las fuerzas armadas en tareas de seguridad en el País: “el desastre que nos han dejado los gobiernos anteriores, si muestra una crisis y así lo habló el comisionado, sin embargo, creo que no estamos escuchando que hemos estado hablando de ir desmilitarizando, no sacar a los militares de una, e ir preparando a las policías locales y estatales, lo cual es fundamental”, y abundó: “sin embargo, si ponemos nomás a los militares y no preparamos lo demás, pues los militares nunca se habrán de ir a su casa, y si los militares fallan, la pregunta es: ¿dónde quedamos como país? ¿Quién se hará cargo de qué?”. “Entonces creo muy delicado este punto. También me parece fundamental el artículo 76, en donde no es posible que le estuviésemos queriendo quitar al Senado facultades, cuando tendremos que tener pesos y contrapesos para que no sea una autoridad la única que decida qué y cuándo se utilizan las Fuerza Armadas”. Por eso fue clara cuando enfatizó que: “No porque la gente diga: ‘no funciona la Policía Municipal, no funciona la Policía Estatal’, vamos a militarizar por decreto constitucional, por llamarlo de alguna manera, al país. Son dos tareas y tenemos que cuidar lo que ya fracasó, no se puede repetir lo mismo, que ya nos mostró que no ha funcionado”, indicó la sinaloense ahora fuera del gabinete. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.