El ORFIS es del Bola 8. Delia González Cobos le pasaba información al secretario de Gobierno para extorsionar alcaldes

Bola
Delia González Cobos; Éric Cisneros Burgos (Bola 8) FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / ¡Vaya negocio redondo! Y no lo decimos porque quien tiene que ver con eso sea el famoso Bola 8. Lo decimos porque el secretario de Gobierno, hábil para el saqueo, logró colocar a sus incondicionales en lugares clave para poder operar la extorsión a los alcaldes. Luis Arturo Santiago Martínez, quien fue corrido de la Comisión de Vigilancia del Congreso del estado, había sido empleado del Bola 8 en la dirección de Política Regional, dirección dependiente de la Secretaría de Gobierno. Este sujeto era quien por orden del Bola 8 extorsionó a varios alcaldes de Veracruz, a quienes, a la manera del crimen organizado, les pedía cantidades millonarias para dejarlos operar en sus municipios, o para arreglarles los asuntos contables y de presupuesto. ¿De dónde obtenía esa información el incrustado del Bola 8? Pues de la dependencia que preside doña Delia González Cobos, titular del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz. ¿Qué interés tenía doña Delia? Pues resulta que Éric Cisneros, vía Luis Arturo Santiago Martínez, operaban con el despacho “RBA Contadores”, que es propiedad de un pariente de doña Delia, Leonel Díaz Figueroa. El reporte de la periodista Claudia Guerrero anota hasta 77 millones de pesos que sacaron a base de extorsiones a los alcaldes de Veracruz, quienes ahora exigen que les devuelvan los montos que les robaron. Ven ustedes porque decimos que el negocio es redondo. El ORFIS pasaba la información al Congreso, el presidente de la Comisión de Vigilancia extorsionaba y el pariente de doña Delia González Cobos cobraba los montos de la extorsión a cambio de “arreglarles” los asuntos y dejarlos en paz.

Le dicen a doña Inés Romero Cruz, la “reina de los sapos”, que trabajadores del Poder Judicial no están obligados a poner de su bolsa para insumos

Se lo anotamos a doña Inés Romero Cruz, presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, en el presupuesto que le asignan a su dependencia, deben incluir una partida para la compra de insumos, desde escobas, detergente, papel de baño, jergas y hasta sapos. Pero la “reina de los sapos”, coludida con su administradora, han estado desviando el dinero a empresas fantasma, por lo que a estas alturas ya no hay dinero para productos de aseo y mantenimiento. A doña Inés se le hace fácil decir a los empleados que pongan de su bolsillo para comprar esos insumos de limpieza necesarios, pero no debe ser así. ¿Por qué tienen que pagar los empleados los platos rotos de la señora Romero Cruz? María del Rocío Tinajero Osorio, secretaria general del Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial le espetó a la “reina de los sapos”: “Nosotros como empleados aportamos en algunas ocasiones, pero no es una obligación”. Por supuesto que no es una obligación, y sin embargo, con tal de realizar bien su trabajo han tenido que poner de su bolsillo: “Nosotros siempre pedimos las cosas conforme a Derecho y sí es cierto: hay carencias pero que nos den el material necesario para que estemos en condiciones de trabajar”. Vaya con doña Inés, ella gastándose el presupuesto en fruslerías y los empleados requiriendo insumos.

Verónica Hernández Giadáns, fiscal espuria, acude una hora y media antes a su Guardia de Honor; no le dio la gana de atender a los “pinches” periodistas

De acuerdo con la agenda de las Guardias de Honor en el monumento a Miguel Hidalgo y Costilla, a Verónica Hernández Giadáns, fiscal espuria de Veracruz, le correspondía la guardia a la 09:30 horas del lunes 12 de septiembre. Antes, a las 09:00 horas la “reina de los sapos”, Isabel Inés Romero, presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz habría de firmar el libro de honor. Pero, ¿qué cree? Que la fiscal espuria, por miedo a dar la cara a la prensa, quien constantemente la cuestiona por la falta de atención a los colectivos de desaparecidos, por los feminicidios en aumento, por sus subalternos coludidos con el crimen organizado, prefirió adelantarse al protocolo y asistió a la Guardia de Honor una hora y media antes, es decir, a las 08:00 horas de este lunes 12 de septiembre. De hecho, de acuerdo con la agenda de Guardias de Honor, las actividades inician a las 09:00 horas de la mañana; a las 08:00 sólo están los que barren las hojas alrededor del monumento a Hidalgo, que fueron los únicos que escucharon el discurso sobre un México independiente cada día más lastimado. Ya sabe usted lo que dice el dicho: «El miedo no anda en burro». Pero en este caso, los burros sí andan con miedo. Es la incapacidad de la señora a responder estos cuestionamientos lo que la obligan a meter la cabeza en la tierra; así quieren hacer creer que no existen. En realidad, no existen.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.