Qué pasaría con Cuitláhuac si del Río ganara gubernatura

Río
José Manuel del Río Virgen FOTO: WEB
*Los carniceros de hoy serían de nuevo las reses del mañana
*¿Y si AMLO impusiera a Huerta como candidato en 2024?

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / REZA SABIO refrán que: “los carniceros de hoy serán las reses del mañana”, una expresión que aglutina, en el campo de las bajas pasiones, los enconos que se dan en la vida política y demuestran cómo las venganzas de los que ayer estuvieron postrados en el olvido y luego la diosa fortuna los instala en posiciones de ejercicio de poder, vierten su odio y venganza a sus antagónicos, algo que cobra certeza cuando los relevos constitucionales en la Presidencia o las gubernaturas e, incluso, en las alcaldías las ganan otros grupos o partidos. Las historia nos muestras pasajes de persecución que se dieron en el pasado, y que continúan en el presente, y si trasladamos la sentencia a gobiernos recientes, ahí está la administración priista de Javier Duarte de Ochoa y colaboradores perseguido –aunque con mucha razón y sustento jurídico- por Miguel Ángel Yunes Linares que, a su vez, es objeto de cacería y asechanza por parte de Cuitláhuac García Jiménez que, curiosamente, sacó de prisión a duartistas mientras enfocó baterías contra el ex Fiscal Jorge Winckler y el propio ex Gobernador y alguno de sus colaboradores, como el ex secretario de Gobierno Rogelio Franco Castán, inicialmente detenido por ultrajes a la autoridad, y cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó derogar ese delito, le enderezaron violencia intrafamiliar, a tal grado que ahora se le acusa de cohecho y otras lindezas que lo mantienen tras las rejas, sepa usted por cuanto tiempo. En ese tenor se encuentra el panista Tito Delfín Cano y otros muchos.

POR ELLO uno se pregunta: qué pasaría si por aquellas circunstancias del destino y del hartazgo social, los veracruzanos deciden que ya no quieren más a un moreno al frente del Gobierno del Estado, y en ese tenor votan en 2024 por alguien distinto, en este caso el candidato a la Gubernatura por Movimiento Ciudadano que, seguramente, será José Manuel del Río Virgen, a quien por instrucciones del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez mantuvieron en prisión casi seis meses. Los morenos están seguros de refrendar el triunfo en la elección de 2024, pero todo puede suceder ante los escenarios de violencia, desempleo e indiferencia a la salud de los actuales gobernantes, por lo que no se descarta ninguna posibilidad de cara a lo que viene, peor aún si el Presidente Andrés Manuel López Obrador le mete necedad y solo, “para que aprendan” los veracruzanos, ordena que el abanderado de su movimiento sea Manuel Huerta Ladrón de Guevara quien, por lo mientras, enfrenta denuncias por abuso sexual, aunque eso no sería problema para un mandatario voluntarioso como ya lo demostró en Guerrero, donde no solo solapó las denuncias en contra de Félix Salgado Macedonio sino que le permitió imponer a quien quisiera, colocando a su hija en la titularidad del Poder Ejecutivo Estatal, mientras que él, Macedonio, regresó al Senado como si nada, menospreciando las acusaciones de mujeres que ahora temen por su vida, pues saben que Félix tiene todo el apoyo presidencial a pesar de enfrenar los procesos más vergonzosos.

IMAGINEMOS que Del Río Virgen es candidato a la Gubernatura por una alianza de partidos y gana. Aunque es un hombre prudente y conciliador –lo que le ha ganado el reconocimiento de todas las fracciones parlamentarias-, el tufo del rencor ahí está, y seguramente no dejará pasar la oportunidad de refundir en prisión a más de tres cuitlahuecos, incluido el actual mandatario, por supuesto si “tras profundas auditorias” detecta que hubo anomalías o, en el peor de los casos, alianzas con el crimen organizado como pareciera que se está dando en el ámbito nacional. Y es que hay tanta tela de donde cortar, como el caso de una venezolana desaparecida en Xalapa y que, de acuerdo a versiones periodísticas y de cercamos al Secretario de Educación, Zenyazen Roberto Escobar García, era su novia y, curiosamente desapareció de escena sin que nada ni nadie indagara o diera seguimiento a su paradero.

DEL RIO podría enfocar baterías hacia la Secretaría de Finanzas, donde el primo hermano del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, el subsecretario de administración y finanzas, Eleazar Guerrero Pérez ha acumulado una fortuna que, por otra parte, no oculta, como tampoco lo hacen otros colaboradores. Bastaría con rascarle un poco para encontrar la pus que corroe al actual Gobierno en cuya administración se han disparado los feminicidios, desapariciones, denuncias contra elementos policiacos por violencia innecesaria que ha cobrado vidas al interior de celdas, que no cumplió con la existencia suficiente de medicamentos para niños con cáncer o retrovirales para afectados por el VIH/Sida, y que dejó caer el empleo.

Y AUNQUE ahora parecen suposiciones, insistimos, todo puede suceder en un partido sin dirección en el Estado, y en donde hasta el delegado de programas Federales, Manuel Huerta Ladrón de Guevara ya levantó la mano a pesar de las denuncias que pesan en su contra y que, indudablemente, está seguro que podrá sortear si el Presidente Andrés Manuel López Obrador da la orden, como la ha dado en otros casos de protección a ultranza, aunque enarbole la bandera de cero impunidad. Huerta está dispuesto a disputarle la candidatura a Rocío Nahle García, al propio Zenyazen que ya levantó la mano, el camorrero secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos y al caballeroso Ricardo Ahued Bardahuil, por mucho el mejor aspirante por su seriedad, responsabilidad y humanismo. Se desconoce quién podría ser el abanderado de la alianza opositora a Morena, aunque de antemano, en el caso del PRI primero tendrían que cambiar a la ineficaz y entregada dirigencia, mientras que en el caso del PRD será solo un acompañante. El PAN enfrenta por su parte el choque de grupos que podría ser un obstáculo para avanzar.

POR ELLO quizá el aspirante más seguro para disputar la Gubernatura es José Manuel del Río Virgen o, en caso de no querer participar, el propio Dante Alfonso Delgado Rannauro que, igualmente, vendría por la revancha, y lo dejó muy plasmado el día que José Manuel regresó a la secretaría ejecutiva de la Junta de Coordinación Política, cuando se refirió al Gobernador Cuitláhuac García como un “mequetrefe” que ganó gracias a Andrés Manuel López Obrador. En fin, más le vale a los morenos en el poder ganar la Gubernatura, y en el mejor de los casos con alguien de su grupo, porque al interior del Movimiento de Regeneración Nacional se experimenta un exacerbado canibalismo político no, precisamente, benéfico a quienes Gobiernan actualmente. Asi las cosas…OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.