No se hagan bolas: Verónica y Eric Patrocinio se quedan

Verónica
Éric Patrocinio Cisneros Burgos y Verónica Hernández Giadáns FOTO: WEB
*Cuitláhuac inamovible pese a presión de Monreal y Dante
*López y Nahle manejan los hilos de Veracruz a su antojo

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / NO SE hagan bolas: ni el Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos se va –tras la represión política desatada en Veracruz contra adversarios incómodos- y, mucho menos la Fiscal General del Estado, Verónica Hernández Giadans pese a la embestida del Senador Ricardo Monreal pese a seis jóvenes falsamente detenidos por ultrajes a la autoridad –ya liberados por la intervención del legislador- y, más recientemente, la aprehensión de José Manuel del Río Virgen, muy a pesar de que todo indica que su detención es producto de una venganza maquinada por Cisneros Burgos, ordenada por el Gobernador Cuitláhuac García y ejecutada por la instancia a cargos de la tuxtleca que, contra lo que se piense, sigue firme por una razón que no tiene desperdicio: y es que “haiga sido como haiga sido”, Hernández Giadans está allí porque su cargo fue aprobado por el Congreso del Estado, y la oposición no tiene la fuerza suficiente para promover su caída, aunque asi lo desearan sus detractores pero, además, está allí porque Eric Patrocinio la sostiene que es a quien sirve e, indirectamente al mandatario Estatal como una suerte de brazo represor, porque la Fiscal no actúa sola, responde a consignas desde palacio de Gobierno, lo mismo que los diputados morenistas pastoreados y controlados como borreguitos por Juan Javier Gómez Cazarín, el legislador que llegó allí violentando los principios de la paridad de género, porque asi le convenía a García Jiménez.

POR ESO decir que alguno de ellos está con el pie en el estribo no deja de ser soñador e iluso, en pocas palabras, es desconocer la política y los movimientos que suelen realizarse cuando se tienen todos los hilos en la mano, y aun cuando carecen de oficio político, los morenos saben que son todopoderosos que tienen, además, un plus: cuentan con el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador que pueden decirle que Cuitláhuac es esto y lo otro, y el saldrá con su cantaleta de que es el mejor gobernador que tiene Veracruz incapaz de incurrir en perversidades, porque es honesto, honesto, honesto, y aunque le pongan cifras de la inseguridad que campea en territorio Estatal, el Jefe de las Instituciones del Estado ordenará una encuesta al Instituto Nacional de Estadística y Geografía para colocar al solar jarocho como el segundo Estado más seguro del País. Y la defensa de García Jiménez se explica porque ha sido el gobernador que más recursos devuelve a la Federación al incurrir en subejercicios, esto para que el Presidente siga regalando el dinero a discreción, mientras las inversiones privadas prefieren migrar ante la inseguridad y el desconcierto.

AHORA QUE, suponer que la Comisión Especial para investigar posible abuso de autoridad en Veracruz presidida por Dante Alfonso Delgado Rannauro logrará tambalear a Cuitláhuac, no deja de ser un sueño “guajiro”, porque no se ha considerado que el Gobernador goza, inmerecidamente, del apoyo presidencial que con un: “son politiquerías de los que no quieren al Gobernador” parará todo, además de que AMLO lo que realmente desea es que Ricardo Monreal se vaya, finalmente, del Movimiento de Regeneración Nacional por el ruido que le está causando previo al 2024, sabedor de que su renuncia no tendría el apoyo de los Senadores de oposición y, mucho menos de los morenos que no buscarían confrontarse con el Presidente y, mucho menos, ser víctimas de investigaciones políticas judiciales, que para ello tiene a su servicio los órganos de procuración de justicia y a la mismísima Suprema Corte de Justicia de la Nación. Por lo demás, todos son cómplices y se tapan con la misma cobija, como alguna vez lo hizo el PRI, y no hay que olvidar que Andrés Manuel López Obrador viene de lo más rancio del viejo priismo, cuando el voluntarismo presidencial lo acaparaba y controlaba todo, una especie de dictadura perfecto, como alguna vez la definió el nobel de literatura Mario Vargas Llosa.

POR ELLO no hay que soñar con el advenimiento de la justicia, aunque estén por llegar los Santos Reyes, porque en Veracruz no pasara nada, ya que un Gobernador solo es removido con el visto bueno del Presidente en turno –puesto que el resto de los poderes están sujetos a su voluntad-, y hasta donde puede verse, por parte de López Obrador no hay la menor intención de quitar a su invento o experimento político con el que demostraría que Veracruz no necesita un buen gobernador sino un Presidente poderoso con un brazo muy largo que lo controla todo, cediendo cotos de poder a sus cercanos como la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien a su vez nombró a un gobernador alterno, en este caso Eric Patrocinio Cisneros Burgos que le informa de todo y aplica la represión por conducto de su ex empleada, la ahora Fiscal General, Verónica Hernández Giadans, que mientras siga obedeciendo a ciegas lo que le ordenan tiene asegurado el puesto.

POR LO demás, a Ricardo Monreal y Dante Delgado los complacerán con la libertad de José Manuel del Río Virgen mediante un amparo, pero esto será allá por el mes de Abril o Mayo, aunque con la condición de que no sea reinstalado en la Secretaría Técnica de la Junta de Coordinación Política del Senado, de tal suerte que el poder de Monreal y Dante se vaya menguado. El nombramiento lo harán los morenistas que no controla el zacatecano, pues al Presidente Andrés Manuel López Obrador no le gusto que alertara en torno a posibles fracturas al interior del Movimiento de Regeneración Nacional rumbo al 2024, todo por adelantar los destapes, y lo dejo muy claro cuando sostuvo que “en el proceso político de la sucesión presidencial, el que quiera participar que lo haga. Si está en el gobierno o tiene una función, tiene derecho, pero que no abandone su trabajo o que no use su puesto para sacar provecho”.

TAMBIEN RESPONDIO en torno a la crítica por haber adelantado los destapes, y la postura crítica del senador Ricardo Monreal sobre los efectos de esa determinación: “Yo pienso que estamos en tiempos de cambios y no hay que ocultar nada, no debe haber tapadismo, eso lo invento Porfirio Díaz, y lo puedo probar. Desde que llegó (a la presidencia) hay elemento para demostrar que era un hombre de poder. Ahora no tiene que haber tapadismo, se debe acabar con la simulación. Quien lo va a decidir en su momento, pues es el pueblo. Mi opinión es que lo mejor son las encuestas, porque lo otro se presta hasta para que interfieran los adversarios, porque quieren ellos candidatos a modo. Es muy interesante porque tenemos un pueblo muy politizado, muy concientizado y esto lo hemos logrado en los últimos años”, y acto seguido rubricó: “que se ventile todo, que se expresen todos, que haya libertades, que en el caso del movimiento (de regeneración nacional), lo diga el pueblo. No pasa absolutamente nada, el pueblo es mucha pieza, es más que nosotros los dirigentes”. Y ahí terminó la discusión y las ansias de Monreal. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.