Hablemos de corrupción con el gobernador Cuitláhuac García. Dice el dicho: «El que lo huele, debajo lo tiene»

Lerdo
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Avenida Principal, Carrusel

No les parece que con el gobernador sucede, como aquellas personas que sueltan una flatulencia en público y para encubrir su gracia rápido preguntan: ¿Quién fue? Quiere el gobernador que se hable de corrupción, que se le ayude a combatirla; quiere que le digamos si su gobierno está haciendo lo suficiente. Pues nos apuntamos para eso. La corrupción en el estado de Veracruz, señor gobernador, ha estado rampante en muchos de los funcionarios de su gobierno. Algunos medios informativos hemos estado señalando a funcionarios, empresarios, contratistas, proveedores y hasta a sus propios familiares, algunos de los cuales operan en la Secretaria de Salud adueñándose de recursos que no les pertenecen. Por supuesto, el primer corrupto de su gobierno lo colocó usted en la subsecretaría de Finanzas, se llama Eleazar Guerrero y dudo mucho que a estas alturas usted se atreva a decir que no es su primo-hermano.

Este sujeto es el que está manejando a decenas de enlaces administrativos en las diferentes dependencias, y se está llenando de dinero tanto como lo hizo Javier Duarte. Por ahí empiece señor gobernador y déjese de palabrerías, deje de preguntar dónde está la bolita, pues usted sabe que la tiene en el bolsillo. Ya sabe lo que dice el dicho: “El que lo huele, debajo lo tiene”.

La corrupción empieza con usted y su infamante delito de “ultrajes a la autoridad”; la corrupción está en poner a disposición de su hermanito los recursos del estado para que desfogue sus locuras; la corrupción está además en su ineficacia, en sus arrebatos, en sus veleidades. ¿Qué si han hecho lo suficiente para combatir la corrupción? Claro que no, es más han hecho todo lo contrario; como una gansa gorda, ustedes ponen el huevo de la corrupción en su trasero y lo empollan. ¿Quería que le habláramos de corrupción? ¡Servido!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.